Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
Inversión extranjera directa en la industria petrolera
Inversión extranjera directa en la industria petrolera

Inversión extranjera directa en la industria petrolera

Acompáñenos a este foro en el marco de las charlas "Economía, petróleo y sociedad"
Violaciones a los derechos de propiedad durante 2017
Violaciones a los derechos de propiedad durante 2017

Violaciones a los derechos de propiedad durante 2017

Lea aquí los datos más relevantes del monitoreo realizado por el ODP de Cedice Libertad (Slideshow)
LEER MÁS
 Inflación en Caracas alcanzó 20,81% durante la última quincena
 Inflación en Caracas alcanzó 20,81% durante la última quincena

Inflación en Caracas alcanzó 20,81% durante la última quincena

Lea aquí los datos arrojados por el Inflaciómetro para la segunda quincena del mes de marzo
LEER MÁS
Cedice Libertad es un TT destacado en el mundo
Cedice Libertad es un TT destacado en el mundo

Cedice Libertad es un TT destacado en el mundo

Aquí los resultados del índice elaborado anualmente por la Universidad de Pensilvania.
LEER MÁS
Librería Libre Iniciativa estrena sitio web
Librería Libre Iniciativa estrena sitio web

Librería Libre Iniciativa estrena sitio web

A través del nuevo website, los interesados podrán adquirir novedades y lecturas clásicas acerca de las ideas de la Libertad

OPINIÓN
Los argumentos en contra de la dolarización, por Aurelio Fernández C.

 

Quienes se oponen a la dolarización como la reforma monetaria indicada  para salir de la hiperinflación que nos agobia tienen argumentos importantes a los cuales es preciso prestarle atención. Argumentos, sin embargo, que si profundizamos un poco terminan reforzando la necesidad de aplicar ese remedio a la enfermedad terminal que sufre el “Bolívar Fuerte” en vez de las alternativas que ellos proponen.

 

El principal argumento es que la dolarización  “..no garantiza crecimiento económico y el Estado pierde armas muy importantes: la política monetaria y la utilización del tasa de cambio para contrarrestar “shocks” externos” (Luis Oliveros, El Nacional marzo 16 de 2018). No podemos estar más de acuerdo con la primera parte de la frase como evidente y más en desacuerdo con la última como argumento.

 

Efectivamente la dolarización no puede garantizar crecimiento económico. Sobre todo si después de aplicarla se persiste en mantener una economía con ineficiencias estructurales producto de:

  • La participación del Estado en actividades económicas productivas que no le son propias, incluyendo por cierto la de la extracción petrolera;
  • Proteger artificialmente a sectores elegidos por vaya usted a saber quién como “estratégicos”;
  • Gastar más de lo que le entra al gobierno por vía de impuestos;
  • Controlar artificialmente los precios inhibiendo las correcciones hacia arriba, pero también hacia abajo de los mismos atendiendo a la oferta y la demanda;
  • Persistir en mantener subsidios perversos (aquellos que benefician a los más acomodados a expensa de los menos afortunados).
  • Sobreendeudar de forma subrepticia la economía en épocas de bonanza, como han sido dados a hacer los gobiernos venezolanos de los últimos 45 años.

 

Lo que la dolarización si puede garantizar es que no se utilice  “la tasa de cambios para contrarrestar shocks externos” mediante emisiones de dinero para devaluarla, pues de esa cabuya los venezolanos ya tenemos un rollo bien grande y sabemos que la competitividad alcanzada transitoriamente por esos medios artificiosos, benefician a algunos a expensas de la mayoría, pero no fomenta la verdadera competitividad sino que nos traen más temprano que tarde a donde estamos ahora. Hay formas de contrarrestar esos shocks sin delegarle ese poder a un BCV. La más obvia de ellas es con la creación de un fondo anti-cíclico, que no es nada nuevo sino algo que existe desde que hace 3,400 años José se lo recomendó al Faraón de Egipto sugiriéndole ahorrar en los siete años de cosechas abundantes para los siete de escasez que inevitablemente aparecen.

 

Venezuela ya tiene experiencia con ese tipo de fondos y, hay que decirlo, no le ha ido muy bien. Primero vino el Fondo de Inversiones de Venezuela de CAP I, que terminó siendo un caso de administrar la abundancia con escasez de criterio. Luego vino la desaparición del Fondo pera Inversiones de la Industria Petrolera que hasta 1982 administró con gran pulcritud PDVSA Londres, hasta que el mundo político decidió incorporarlo a las reservas del BCV, de donde en un santiamén, se esfumaron tratando de defender una tasa de cambio a la sazón insostenible. Dos ajustes fondomonetaristas después, en los 90 se creó el Fondo de Estabilización Macroeconómica que duró hasta que el presidente Chávez comenzó a malbaratarlo, partiendo del primer “millardito” que un complaciente BCV le trasfirió al gobierno central.

 

Por esa experiencia previa, fallida y recurrente, un fondo anti cíclico que se diseñe debe tener unas características que le de credibilidad en los mercados financieros, probablemente con la figura de un fideicomiso administrado por un ente ajeno al Estado Venezolano con normas muy claras en cuanto a la forma que el gobierno de turno puede acceder a él. Con un instrumento de ésta naturaleza, la principal objeción a la dolarización que esgrimen sus adversarios dejaría de tener sentido ya que con toda seguridad sería mejor instrumento para montos de shocks negativos que la emisión monetaria de un Banco Central sujeto a todas las presiones políticas que ya conocemos.

 

 

...
LEER MÁS
Los argumentos en contra de la dolarización, por Aurelio Fernández C.
El fin del “Mercado de la Gracia del Estado”, por Enrique González Porras
El fin del “Mercado de la Gracia del Estado”, por Enrique González Porras

Muchos nos preguntamos ¿cómo llegamos al hueco económico y social en el que nos encontramos? Y ¿cómo salimos de allí?

 

Numerosos venezolanos cuestionan cómo un país dotado con tantos recursos naturales, energéticos, minerales, hídricos, en pleno bono demográfico resulta tan pobre y en qué se basa la riqueza de las naciones.

 

Otros señalan directamente a nuestros políticos, a la falta de instituciones y a su debilidad, así como a incentivos perversos en contra de cambiar lo anterior.

 

De hecho estas dudas y frustraciones nos hicieron otorgar un cheque en blanco a la antipolítica, terminando de enterrar las pocas y débiles instituciones con las que se contaba.

 

Todo lo anterior apunta a que la salida consistente, robusta, estructural y fundacional para nuestra tragedia pasa por eliminar de una vez y para siempre al “Mercado de la Gracia del Estado”.

 

Lo anterior significa erradicar los incentivos y la posibilidad de que aquellos detentando el poder del Gobierno o de las distintas instancias del Estado puedan, por un lado ser capturados respondiendo a intereses particulares, y/o por el otro evitando que se use el poder en provecho de los intereses propios de quienes lo detentan.

 

Venezuela constituye un experimento natural y una forma poco ortodoxa por partir de las peores de las situaciones para validar por contraste la necesidad de erigir instituciones económicas y jurídicas, así como la convicción social que el “Mercado de la Gracia del Estado” es la fuente de nuestra tragedia económica y social, por lo que requerimos tutelar con absoluta supremacía a las instituciones y bienes sociales alineados con progreso, riqueza y bienestar: la eficiencia económica. Lo anterior precede a cualquier programa de estabilización macroeconómica, porque su carencia constituye el mayor de los costos de oportunidad posible para una sociedad que persigue la máxima riqueza y Bienestar Social posible, así como por su carácter estructural y fundacional.

 

Por lo general el “Mercado de la Gracia del Estado” crea incentivos para que sus demandantes buscando la captura anticipen el uso de recursos que implican costos y por ende destrucción de rentas anticipadas por un lado, y por el otro lado, exacerba la búsqueda de captura de una regla de reparto de la renta o el valor de un bien, un proyecto o un mercado favorable que no implica generación de riqueza sino simple reparto o redistribución tanto de un lado como del otro, es decir tanto populismo, como izquierda, así como tiranías de otra naturaleza-.

 

Por ello toda acción anticipada de imposición de reglas de reparto enmascaradas en equidad, justicia, nacionalismo -incluyendo el de derecha-, sensibilidad social, izquierdas, etc., pueden, primero constituir una sanción previa, segundo, una generalización que termina creando falsos positivos, tercero destruyendo incentivos en favor de la generación de bienestar social, y cuarto la excusa perfecta para crear una situación social de búsqueda de captura o miscoordination en torno al “bien social” tutelado en contraposición a la búsqueda de que la nación se acerque a su mayor potencial de generación de bienestar y riqueza.

 

Ciertos diseños e instrumentos de política industrial; política de permisos y certificados; políticas de soporte y ayudas estatales; y promesas de control de precios, protección, soporte y redistribución pueden constituir algunas de las formas que toman los “bienes o favores” que se transan en el “mercado de la gracia del Estado” a cambio de votos, coimas, sobornos, corrupción, rentas, etc.; todo en detrimento del bienestar social, la riqueza de la nación y los recursos públicos.

 

Tanto el teorema de Coase como el criterio Hick-Kaldor que resguardan a la eficiencia y el bienestar social, compatibilizándola en un sentido estricto y no-estricto con la equidad; constituyen principios que han dado soporte a instituciones y sistemas jurídicos así como administrativos de países que muestran notables resultados en la generación de riqueza y bienestar. Por ejemplo, el Common Law por medio del desarrollo de los derechos de propiedad y el desarrollo de normas de responsabilidad civil son un notable caso de lo anterior -respectivamente- y de la creación de instituciones jurídicas en favor del intercambio voluntario generador de riqueza, así como la corrección de situaciones de externalidades de la forma más eficiente sentando precedentes disuasivos a futuro para evitar el uso ineficientes de los recursos en favor de la riqueza del país.

 

Pero resulta interesante igualmente destacar que el Common Law desarrollo normas e instituciones jurídicas formales a partir de la identificación de reglas comunes que la sociedad utilizaba y que se encontraban alineadas con la generación de riqueza y bienestar.

 

Partiendo al revés del fracaso a la construcción de instituciones robustas y alineadas con el progreso -como sería abolir la posibilidad de un “mercado de la gracia del Estado”- la ciudadanía debe reconocerse como víctima final o residual claimants de los juegos interesados en no crear instituciones robustas con la intención de continuar con la captura de la gracia del Estado y sus rentas derivadas. Comprender y activar lo anterior permitirá a la sociedad exigir imponer en las funciones y en las responsabilidades del Gobierno y del Estado -en el sistema jurídico y en los entes administrativos- la supremacía de la eficiencia económica.

 

Lo anterior sin menoscabo de diseñar políticas públicas de redistribución y equidad, pero basadas en el mediano plazo en la igualdad ante la ley y las oportunidades y no sobre resultados -de forma ex ante o precondicionante- , y en el corto plazo políticas fiscales que tutelan mejor este bien social sin sacrificar las instituciones e incentivos fundamentales por medio de las cuales los países crean riqueza.

 

Cuando estás creencias sean asimiladas por la ciudadanía y se diseñen instituciones robustas e independientes en este sentido, la política dejará tener atractivo alguno en Venezuela, salvo para aquellas personas con verdadera vocación de funcionario público en favor del bienestar social, sin posibilidad de lesionarla ni capturar rentas ni negociarlas. Podremos entonces ser un país rico con un Gobierno “pobre”, ejecutor, no decisor-interesado, ni juez y parte.

...
LEER MÁS
¿Podrá renacer la república?, por Víctor Maldonado
Los animales en Venezuela, otras víctimas del socialismo del siglo XXI, por Andrea Rondón G.
FORMACIÓN
Cedice Libertad participa en la Global Money Week 2018

El Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad) realizará una serie de eventos entre el 12 y 18 de marzo 2018 para celebrar Global Money Week 2018.  Eventos anteriores de Global Money Week han incluido niños, de todo el mundo, tocando campanas de las bolsas de valores, con visitas a bancos centrales, programas de educación financiera en colegios, deportes, musicales, obras de teatros, entre otros. Los niños también tienen la oportunidad de conectar con otros niños al otro lado del mundo mediante seminarios de Web.

 

Cedice Libertad ha sido pionero en todas las ediciones, al punto de ser reconocido en 2013 como la mejor institución en el mundo en generar impacto con el Global Money Week.

 

Global Money Week 2018 en Venezuela  forma parte de una campaña de conciencia global. Países en cada uno de los continentes participan en el evento para aumentar la conciencia sobre la importancia de la educación financiera y la inclusión financiera para niños y jóvenes, lo cual Global Money Week 2018 es coordinado de manera general por Child & Youth Finance International (CYFI), una organización sin fines de lucro localizado en Ámsterdam. Este movimiento global lucha para asegurar la educación financiera y la inclusión financiera de todos los niños y jóvenes, y lo cual ya ha asegurado el apoyo de algunos de los líderes de organizaciones más destacados del mundo, incluyendo el Secretario General de la ONU, Ban-Ki Moon.

 

Estas son celebraciones internacionales llevadas a cabo para promover la importancia de los derechos económicos, especialmente de los niños y jóvenes. Hoy, menos del 1% de todos los niños del mundo tienen acceso a la educación financiera y la inclusión financiera, y un billón de niños viven en la pobreza. La falta de educación financiera genera que muchas personas tengan dificultades con la deuda, lo cual resulta en repercusiones negativas para su desarrollo y bienestar.

 

Con el acceso a la inclusión y educación financiera, niños y jóvenes pueden aprender a ahorrar y gastar el dinero de manera responsable desarrollando su libre iniciativa.

 

Durante estas dos semanas, el CEDICE Libertad estará llevando el módulo del Dinero de su Programa de Economía para Niños y Jóvenes, a preescolares, escuelas, liceos, grupos scouts, Centro de Privación de Libertad de Adolescentes, parroquias eclesiásticas, universidades, medios de comunicación locales y mensajes por redes sociales.

...
LEER MÁS
Fundación Bases invita al seminario “Análisis del Proteccionismo Estatal”
Concurso de Ensayos “Ideas para la Libertad” Juan Germán Roscio
EVENTOS
Cedice Libertad homenajeará a Juan Germán Roscio en Asamblea Anual

Una disertación a propósito de los 200 años de El triunfo de la libertad sobre el despotismo, de Juan Germán Roscio, será la charla que se dictará en el marco de la Asamblea Anual del Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), que se llevará a cabo el próximo lunes 28 de agosto a las 10:00 am en el auditorio de la Cámara de Comercio de Caracas.

La ponencia estará a cargo del Dr. Tomás Straka, individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

La Asamblea Anual  es el espacio donde la organización rinde cuentas de sus actividades a sus afiliados, amigos y relacionados. En el mismo acto Cedice Libertad entregará el premio Milton Friedman de Periodismo Económico, instaurado por la organización para honrar a los comunicadores sociales que contribuyen a la difusión de las ideas de libertad. También se realizará un homenaje póstumo a Oscar Schnell, presidente fundador de Cedice Libertad, quien falleció el pasado 5 de mayo.

Para mayor información y confirmación de asistencia a la Asamblea Anual, los interesados pueden comunicarse al teléfono (0212) 571 33 57 o al correo electrónico cedice@cedice.org.ve

...
LEER MÁS
ALIADOS