Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
Así aumentó la inflación en diciembre
Así aumentó la inflación en diciembre

Así aumentó la inflación en diciembre

Alimentación fue el sector más afectado, según el inflaciómetro de Cedice Libertad
Cedice Libertad presenta el IPRI 2017
Cedice Libertad presenta el IPRI 2017

Cedice Libertad presenta el IPRI 2017

Realizaremos una tertulia en la Librería Lugar Común Las Mercedes
Cedice Libertad prorroga concurso sobre Juan Germán Roscio
Cedice Libertad prorroga concurso sobre Juan Germán Roscio

Cedice Libertad prorroga concurso sobre Juan Germán Roscio

Hasta el 31 de marzo se recibirán ensayos sobre El triunfo de la libertad sobre el despotismo

"Colombia debe verse en nuestro espejo retrovisor"

Lee aquí la entrevista hecha por La Silla Vacía a Tiziana Polesel y Rocío Guijarro
LEER MÁS
Midiendo la hiperinflación en Venezuela
Midiendo la hiperinflación en Venezuela

Midiendo la hiperinflación en Venezuela

Lee aquí la investigación del Dr. Steven Hanke, de la Universidad Johns Hopkins
LEER MÁS

OPINIÓN
El asesinato del ciudadano por el socialismo del siglo XXI, por Isabel Pereira

Fidel, de un solo golpe, destruyó el aparato productivo cubano y con ello la propiedad privada, aplicó la ley 890, promulgada en La Habana el 13 de octubre de 1960.Comenzó por la A: Ingenios Azucareros Central Bahía Honda, hasta la Z con el Terminal Oriental de Puertos. A partir de ese día Cuba no sería la misma. Estatización total, un solo partido, un periódico, muerte de la elección libre y de los opositores.

 

En Venezuela la anulación de la libertad ha sido más compleja, más sofisticada, superior a la violencia cubana que exterminó físicamente a la oposición. El socialismo del siglo XXI ejecuta al ciudadano cuando le roba el poder sobre su propiedad y el derecho de elegir. Impone medidas progresivas que obstruyen la viabilidad de las empresas, y finalmente roba la propiedad, como manera de aterrorizar a la sociedad. Por este camino, del total de 12.000 empresas han desaparecido 8.000. De ellas, 1.500 por la vía directa de expoliación-estatización, según el Observatorio de Derechos de Propiedad de Cedice Libertad. Otras 6.500 por la anulación de toda posibilidad de lograr viabilidad en los negocios con base en la aplicación de un sistema complejo de intervención en cada una de las fases del proceso económico.

 

La estatización es la gran amenaza, está en la mente de los emprendedores, es el patíbulo que aguarda a la víctima inerme. Es una nueva metodología para destruir la democracia. No se confiscan masivamente propiedades, ni se anulan las elecciones, pero se quiebra la confianza, se infunde miedo, se aplican paquetes de medidas para destruir, socavar progresivamente la propiedad y el derecho de elegir. En política se vive la paradoja de que los resultados electorales son contrarios a las aspiraciones ciudadanas. Tejen redes de dominación de la conciencia ciudadana que destruyen la fe en el poder de elegir, infunden sensación de injusticia e impotencia. En la economía, la expropiación de poder del propietario se evidencia en la mortal crisis económica, la hiperinflación, la hambruna que asola a la población y causa la desnutrición de 300.000 niños, tragedia que parece no causar una alarma colectiva. Esta es la manera como la dominación se aposenta, no solo estatizando o prohibiendo frontalmente votar sino robándole al ciudadano su esencia, el poder sobre su propiedad y el derecho de elegir.

 

Un simple ejercicio analítico sobre el asalto al poder del elector muestra la diabólica metodología del régimen contra el derecho de elegir. Fríamente, divide el electorado. En los sectores más vulnerables implanta su pase al patíbulo o carnet de la patria, sistema de sumisión del elector bajo una engañosa oferta de alimentos y otros beneficios sociales, que los mantiene en la pobreza pero tranquilos. A la clase media le obstaculiza la posibilidad de elegir con múltiples maniobras: “ratón loco”, desconocimiento de denuncias de Smartmatic, falseamiento descarado de resultados (8 millones el 30J; 9 millones el 10D). Sin tapujos filtran la sensación de que van a cometer un fraude, lo cual será respaldado por una muy inteligente campaña abstencionista que induce al elector a rechazar el voto por su dignidad. “No voto por que me van a robar o no legitimo el fraude”, argumentan, cuando en realidad el verdadero fraude a la ciudadanía es no votar.

 

Contra la propiedad impone una estructura de controles y multas arbitrarias e indiscriminadas en toda la cadena de producción, procesamiento y distribución, que anulan la viabilidad económica de los productores. Obliga a los comerciantes a aplicar precios por debajo de las estructuras de costos que los llevan a la bancarrota. Recrudece la legislación laboral o lucha de clases contra el empresario acusado de explotador-especulador. Maniobras acompañadas de amenazas permanentes de expoliación de la propiedad y denuncia de guerra económica.

 

Al final, el productor y el comerciante no producen, no distribuyen, son coaccionados a bajar la santamaría. Los electores de la clase media declinan su derecho de elegir ante el fraude anticipado descaradamente por el mismo régimen, mientras los sectores de menos recursos se ven obligados a entregar su voto por hambre.

 

El ciudadano está enfrentado a una realidad amarga; tiene que detener y revertir esas estrategias diabólicas producidas en laboratorios infernales, cuyo único objetivo es robarnos la conciencia y convertirnos en mendigos a los pies de dictadores militares y civiles.

 

Finalmente a la gente del régimen: ¿Cuál es el futuro del crimen que están perpetrando contra los ciudadanos?

Fuente: El Nacional

...
LEER MÁS
El asesinato del ciudadano por el socialismo del siglo XXI, por Isabel Pereira
La sociedad libre: ¿Orden espontáneo o planificado?, por Hugo Bravo
La sociedad libre: ¿Orden espontáneo o planificado?, por Hugo Bravo

De acuerdo a F.A. Hayek el rasgo fundamental que comparte cualquier doctrina que se considere genuinamente liberal es que la sociedad es un orden espontáneo de origen evolutivo. En contraste con otras tradiciones que consideran que la sociedad, la economía o las instituciones son el resultado de un diseño humano consciente y deliberado que puede ser modificado y rediseñado a voluntad.

 

Por lo tanto, una sociedad libre es producto de un orden espontáneo, no planificado ni diseñado por el ser humano. Un orden político que se desarrolló inicialmente en Inglaterra a finales del siglo XVII hasta finales del siglo XIX. Y donde, David Hume, Adam Smith, Edmund Burke, T.B. Macaulay y Lord Acton son considerados entre sus representantes más representativos en Inglaterra; cuyas ideas de libertad individual sometida a la ley, inspiró en sus orígenes a los movimientos liberales de Europa continental y, constituyó la base de la tradición política americana, mediante importantes pensadores, tales como Benjamin Constant y Alexis de Tocqueville en Francia; y, James Madison, John Marshall y Daniel Webster en los Estados Unidos.

 

Por cierto, huelga advertir que, este liberalismo hay que distinguirlo del “otro”, de espíritu racionalista constructivista, presente en la Europa continental (principalmente en Francia), dado que es algo muy diferente; ya que al final, en lugar de defender la limitación de los poderes del gobierno llegó a sostener el ideal de unos poderes ilimitados de la mayoría. Esta es la tradición de Voltaire, Rousseau, Condorcet y de la Revolución francesa, antecesora del socialismo moderno.

 

En palabras de Hayek, “se han producido dos tradiciones diferentes de la teoría de la libertad: una, empírica y carente de sistema; la otra, especulativa y racionalista. La primera basada en una interpretación de la tradición y las instituciones que había crecido de modo espontáneo y que solo imperfectamente eran comprometidas. La segunda, tendiendo a la construcción de una utopía que ha sido ensayada en numerosas ocasiones, pero sin conseguir jamás el éxito”. (Los fundamentos de la libertad; pp. 82-83).

 

Más aún, de acuerdo a nuestro autor, el primer tipo de liberalismo (el verdadero) es muy respetuoso de la tradición y reconoce que todo conocimiento y toda civilización se basa en ella; mientras que el segundo desprecia la tradición, pues considera que la razón, considerada aisladamente, es capaz de proyectar la civilización. El primero es un credo que confía en la abstracción sólo como un medio capaz de extender los ilimitados poderes de la razón; mientras que el segundo se niega a pensar tales límites y cree que la razón, por sí sola, es capaz de proveer soluciones concretas.

 

De ahí su advertencia: “es probable que nunca haya habido ningún intento de hacer funcionar una sociedad libre con éxito sin una genuina referencia a las instituciones que se desarrollan, por las costumbres y los hábitos y por todas esas seguridades de la libertad que surgen de la regulación de antiguos preceptos y costumbres. Y, aunque parezca paradójico, es probable que una próspera sociedad libre sea en gran medida una sociedad de ataduras tradicionales” (Ibídem; p. 93).

 

Para Hayek, nos comprendemos mutuamente, convivimos y somos capaces de actuar con éxito para llevar adelante nuestros planes, porque la mayor parte del tiempo los miembros de nuestra civilización se conforman con los inconscientes patrones de conducta, muestran una regularidad en sus acciones que no es el resultado de mandatos o coacción y a menudo ni siquiera de una adhesión consciente a reglas conocidas, sino producto de hábitos y tradiciones firmemente establecidas. Lo que él llama “nuestros instintos morales, sentimientos espontáneos” que se han venido forjando a lo largo de muchos años de manera inconsciente “transformándose en una forma de vida”. (Ponencia: Los fundamentos éticos de una sociedad libre, Chile. 1981).

 

De hecho, Hayek pensaba que, en algunos casos, siempre que las convenciones o normas no fueran observadas con la frecuencia suficiente para que la sociedad funcionara sin estridencias, era necesario asegurar una uniformidad similar mediante la coacción. Aunque a veces la coacción podía evitarse porque existía un alto grado de conformidad voluntaria, lo que significaba que esta última podía ser una condición del funcionamiento beneficioso de la libertad. En sus propias palabras: “hay una gran verdad que jamás se han cansado de subrayar todos los grandes apóstoles de la libertad con excepción de la escuela racionalista: la libertad no ha funcionado nunca sin la existencia de hondas creencias morales, y la coacción sólo puede reducirse a un mínimo cuando se espera que los individuos, en general, se ajusten voluntariamente a ciertos principios.” (Los fundamentos de la libertad; pp. 94-95).

 

Sirva entonces esta aclaratoria, al momento de escuchar los discursos y propuestas del estamento político, de manera que podamos identificar aquellos que: i) Nos plantean verdaderas ideas de libertad de los que plantean más dependencia del Estado; ii) Nos dicen que una de las funciones del gobierno es planificar la economía, y no lo que realmente le corresponde: obedecer las leyes y las instituciones; iii) Nos venden ideas de “progreso” menoscabando la tradición y la moral, de los que creen en el desarrollo integral de los ciudadanos, reivindicando la moral y la ética como pilares fundamentales para el libre desarrollo de la sociedad. En resumen, aquellos que realmente persiguen la libertad y el desarrollo de los venezolanos, de los que buscan dilapidar nuestros fundamentos morales (respeto a la dignidad de la persona, a la familia) y llevarnos por un camino de servidumbre continuado.

Publicado en Guayoyo en Letras

...
LEER MÁS
Ahora es Makro: Formas de la dictadura para mantenerse en el poder, por Andrea Rondón
La neolengua de la dictadura venezolana, por Andrea Rondón
FORMACIÓN
Cedice Libertad invita a curso de formación para comunicadores

Con el nombre de “Economía, petróleo y sociedad”, el Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad) llevará a cabo del 9 al 13 de octubre su segundo Curso de Formación para Comunicadores Sociales de este año.

En esta oportunidad, los temas del curso permitirán la reflexión respecto al rol que ha tenido el petróleo para el logro de la libertad económica y el desarrollo del país, así como los desafíos derivados de ser un país que ha dependido de la renta petrolera durante toda su historia contemporánea.

Algunos de los temas que se abordarán en el curso serán el Estado Patrimonialista y una comparación entre los modelos de explotación de hidrocarburos de Noruega y Venezuela; propuestas para rescatar la industria petrolera, y derechos de propiedad e hidrocarburos en Venezuela.

El curso se realizará en el piso 7 de la sede de la Cámara de Comercio de Caracas, desde el lunes hasta el viernes, de 7:30 am a 9:30 am. No tiene costo alguno y los comunicadores interesados en asistir deben reservar su cupo llenando este formulario, pues está limitado a veinte asistentes.

...
LEER MÁS
Concurso de Ensayos “Ideas para la Libertad” Juan Germán Roscio
La Universidad de la Libertad nuevamente en Venezuela
EVENTOS
Cedice Libertad homenajeará a Juan Germán Roscio en Asamblea Anual

Una disertación a propósito de los 200 años de El triunfo de la libertad sobre el despotismo, de Juan Germán Roscio, será la charla que se dictará en el marco de la Asamblea Anual del Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), que se llevará a cabo el próximo lunes 28 de agosto a las 10:00 am en el auditorio de la Cámara de Comercio de Caracas.

La ponencia estará a cargo del Dr. Tomás Straka, individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

La Asamblea Anual  es el espacio donde la organización rinde cuentas de sus actividades a sus afiliados, amigos y relacionados. En el mismo acto Cedice Libertad entregará el premio Milton Friedman de Periodismo Económico, instaurado por la organización para honrar a los comunicadores sociales que contribuyen a la difusión de las ideas de libertad. También se realizará un homenaje póstumo a Oscar Schnell, presidente fundador de Cedice Libertad, quien falleció el pasado 5 de mayo.

Para mayor información y confirmación de asistencia a la Asamblea Anual, los interesados pueden comunicarse al teléfono (0212) 571 33 57 o al correo electrónico cedice@cedice.org.ve

...
LEER MÁS
ALIADOS