Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¡A usar velas se ha dicho!

Hace un mes el presidente Hugo Chávez anunció que el Gobierno tomaría el control de las empresas del sector eléctrico.

Veneconomía Opina 09/02/07

 

Este jueves, el Estado venezolano se convirtió en el principal accionista de la Electricidad de Caracas, al acordar la compra de 82,14% del capital social de la estadounidense AES. El precio acordado fue de $739,2 millones. Además, AES retiene el derecho de cobrar un dividendo de $98,6, con lo cual el valor total del paquete será de $837,8 millones; es decir 31 centavos de dólar por acción, lo que es equivalente a Bs.666,12 por acción, al cambio oficial.

Esta negociación podría considerarse justa. Primero, por cuanto el precio de venta se asemeja al precio al que se negociaban las acciones de Elecar en la Bolsa de Caracas a finales de diciembre y principios de enero. Segundo, por cuanto el Gobierno está reconociéndole a AES su derecho legítimo de repatriar su capital al cambio oficial del dólar. Y tercero, debido a que las autoridades han manifestado a los pequeños accionistas que podrán vender en las mismas condiciones y precio que vendió AES. (Aunque al final ésta no es una concesión graciosa del Gobierno, ya que la Ley de Mercado de Capitales obliga a quien adquiere el control ofrecerles a todos los accionistas las mismas condiciones y mismo precio al que vendió el accionista principal).

Sin embargo, esto no quiere decir que el Gobierno no ha maltratado a AES, a todos los accionistas de Elecar, y a los venezolanos, en general.

Elecar llevaba tres años sin que se le hubiese autorizado ajustes de tarifas, hecho que se reflejaba en el bajo precio al que se estaban negociando las acciones en la Bolsa de Caracas. De haber tenido Elecar una estructura justa de tarifas, sus acciones se hubiesen estado cotizando al menos al doble del precio y por ende, AES hubiese estado vendiendo con ganancia y no con pérdida.

Tampoco quiere decir que el Gobierno no esté maltratando al inversionista venezolano, por cuanto con esta adquisición forzada y con la próxima de la CANTV, la Bolsa de Caracas quedará reducida a una virtual insignificancia. Así el pequeño inversionista tendrá menos opciones para colocar sus ahorros.

Y también está maltratando al consumidor. Primero, porque hasta hoy Elecar ha sido una empresa eficiente y bien manejada, que presta un excelente servicio a sus usuarios, al punto de que Caracas es la única ciudad del país en donde los hoteles no se ven obligados a colocar velas en las habitaciones. Pero, ahora bajo el manto de PDVSA, lo más seguro es qur la nueva Elecar se convertirá en una empresa ineficiente y prestadora de mal servicio. Segundo, porque el Gobierno está gastando $900 millones para comprar una compañía eficiente, en vez de invertirlos donde realmente se necesita, o sea en Cadafe, para mejorar sus servicios y beneficiar a los 20 millones de venezolanos que no viven en Caracas, y que por tanto sufren y seguirán sufriendo, los embates los malos servicios de electricidad, y sus consecuentes apagones.

En definitiva en estas negociaciones al estilo del siglo XXI quien pierde es Venezuela.

Disponible en inglés en: www.veneconomy.com a partir de las 4:00 p.m.