Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Aggiornamento del Cristianismo? Emeterio Gómez

Si la Iglesia es oscurantista, la Ciencia es peor. La Religión es la forma de acercarnos a lo esencial.

La renuncia del Papa parece que -por fin- podría abrir para el Catolicismo un proceso de Aggiornamento o Actualización. Una puesta al día que debió haberse producido hace 500 años, en el Renacimiento. O hace 400, cuando irrumpieron Descartes y la Filosofía Moderna; cuando Spinoza, en la cumbre más alta del Racionalismo, propuso la estupidez de una “Ética demostrable geométricamente”. O, como mínimo, hace 100 o 150 años, cuando Darwin, Freud y Einstein sacudieron los cimientos cristianos más profundos; con tres tesis científicas, cada una de ellas más demoledora que las otras: a) La indiscutible Evolución de las Especies, que puso en evidencia la ingenuidad delCreacionismo; b) la Noción del Inconsciente, que atentaba contra la Idea del Alma, ¡¡por mucho que ésta resultó muy superior a Freud!! Y, c) la Física Cuántica -con su Big Bang incluido- que acababa con cualquier versión simplista de Dios y del origen del Universo.

Pero cualquier aggiornamento católico hoy, deberá enfrentar dos formidables retos: 1) La profunda debacle de la Civilización Occidental, del mundo laico, el pensamiento racional, la ciencia, la economía, el consumismo, la sumisión imbécil a la tecnología y, resumiéndolo todo, la necia Idea de Progreso. Y, 2) la necesidad urgente de actualizar el núcleo básico de la Religión: la Noción de Dios. Porque no se trata (sólo) de aggiornar aspectos muy importantes, pero secundarios, como el celibato, la infalibilidad papal o el sacerdocio femenino; se trata, en lo esencial, ¡¡de revisar a fondo la Noción de Dios!! Del primero de estos temas me ocuparé hoy y del segundo -de lejos, el más importante- el próximo domingo.

El primer problema, la Debacle de Occidente, tiene que ver con una inmensa paradoja: hace 400 años, cuando se inicia la Modernidad y Descartes impone suGiro hacia la Subjetividad, la Ciencia, la Tecnología y el supuesto Progreso, la Iglesia Católica “clavó el freno” y se aferró a sus creencias. El Racionalismo se impuso abiertamente. Hoy, 400 años después, -cuando la Iglesia pudiera intentar su aggiornamento-, todas aquellas ilusiones de la Razón, la Ciencia, la Tecnología y el Progreso han fracasado rotundamente. Nietzsche y Heidegger -por solo dar dos nombres- han puesto en evidencia que ¡¡las ilusiones de la Ilustración y la Modernidad fueron un fraude radical!! Que nadie es mejor como Ser Humano -ni un ápice más solidario, piadoso o bueno- por mucho que se eduque o incremente sus conocimientos… o vaya a misa todos los domingos. Que todo el Progreso, la Ciencia y la Sabiduría Occidental tan sólo sirven para urdir la próxima guerra; que la Tecnología absolutamente nada tiene que ver con la Moral; y, sobre todo -la penúltima limitación– la que nos mostró Wittgenstein: que “todas las proposiciones de la Lógica son tautológicas”, esto es, que la Razón no nos agrega el mas ínfimo conocimiento al que ya está en sus premisas, esto es, que no nos sirve en lo mas mínimo para entender nada. ¡¡Porque toda “La Verdad” -íntegra- está contenida en las premisas!! Y, derivada de todo ello, la última limitación, la Tragedia Final: que ninguna ciencia -y mucho menos ninguna tecnología- puede aportarnos la más pequeña pista para entender la Inescrutabilidad del Espíritu. “O sea” (paradoja simpática) queaggiornar al Cristianismo, hoy, podría significar sumirlo en el fracaso de Occidente, ¡¡ponerlo al día con el atraso!! Porque si la Iglesia ciertamente es oscurantista, la Ciencia es peor. Porque la Religión sigue siendo la única forma de acercarnos a lo esencial: a la intuición de Lo Humano. 

EL UNIVERSAL.

gomezemeterio@gmail.com