Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Amigos de CONINDUSTRIA

Publicado Diario El Universal 22/10/07

Por: Hugo J. Faría

Hoy opino sobre el documento “Posición de CONINDUSTRIA con relación al Proyecto de Reforma Constitucional”, del 26-9-07. Los felicito por su identificación con la defensa del derecho de propiedad y libertad económica. “Propiedad y libertad son dos conceptos íntimamente ligados a la vida económica” (p. 3). “Defendemos el sistema capitalista de libre mercado como la mejor garantía del equilibrio y crecimiento económicos” (p. 7). Luego dice: “Creemos en un mercado sin impedimentos para el intercambio de bienes y servicios de manera libre y voluntaria, atendiendo a sus leyes fundamentales de la oferta y la demanda” (p.7).

Estoy de acuerdo con esas afirmaciones. Esta es la ruta que debemos transitar para convencer a los venezolanos de que con la aplicación de la economía libre de mercado, vamos a mejorar sustancialmente la condición material del ciudadano común, erradicando la pobreza crítica. A continuación hago algunas observaciones que se coligen del documento.

Considerando que CONINDUSTRIA cree en un mercado sin impedimentos para el intercambio de bienes y servicios, deben sugerirles al Gobierno y al ciudadano común la eliminación gradual, pero unilateral, de las barreras al comercio internacional. Es decir, la eliminación de los aranceles, licencias de importación, prohibición expresa de importación de algunos productos, como carros usados, y la supresión de obstáculos no arancelarios que entraban el comercio internacional.

Estos impedimentos le encarecen la vida a una población mayoritariamente pobre, ocasionándole un grave daño material. Se trata fundamentalmente de un planteamiento fruto de una profunda conciencia social cuya implementación promueve un derecho humano básico.

Libertad económica implica la adquisición de propiedad sin fraude, robo ni coerción, según el informe “Economic Freedom of the World 2007” del Fraser Institute. La existencia de impedimentos al comercio propicia la adquisición de propiedad en forma coercitiva porque esas barreras son establecidas sin el consentimiento ciudadano. Según dicho informe Venezuela es de los países en la América Latina que más restringen la libertad económica en el área de comercio internacional, lo cual debe inducir a CONINDUSTRIA y otros líderes de la sociedad civil a cambiar esa perversa condición.

Se critica “al monopolio, el abuso de la capacidad dominio en un determinado mercado o actividad económica” (p.4). Para ser congruentes, ésta es otra razón para eliminar las barreras al comercio internacional las cuales destruyen competencia y promueven estructuras de mercado que limitan la competencia.

A propósito de la competitividad empresarial, se afirma: “especialmente las empresas exportadoras que -en una economía con un tipo de cambio fijo- cada día van perdiendo competitividad” (p.6). Esto no es correcto. La China tiene un tipo de cambio fijo y sus exportaciones son explosivas. Hay que tener cuidado porque esta afirmación podría interpretarse como que existe en CONINDUSTRIA un sesgo a favor de regímenes cambiarios proclives a la devaluación, la cual confisca el fruto del trabajo de los ciudadanos y destruye competencia al encarecer los bienes importados. La protección de la propiedad, afirma el documento, es para todos los venezolanos.

Para despejar estas dudas sugiero que CONINDUSTRIA, motivada por la defensa de la propiedad privada, promueva más la reducción del costo de hacer negocios en Venezuela y la libertad monetaria para que se permita el acceso a los venezolanos de a pie a proteger el fruto de su esfuerzo, parte importante de su propiedad privada, resguardando el derecho natural fundamental a que su remuneración pueda ser efectuada en una moneda dura. Las barreras al comercio internacional, la inflación y la devaluación son prácticas mercantilistas que violan las libertades económicas de la gran mayoría de la población.

“Los derechos de propiedad, libertad económica y democracia, son para nosotros los principios que determinan nuestra razón de ser….” (p.2). Por ello los empresarios, particularmente los de CONINIDUSTRIA, están llamados promover el capitalismo, diferenciándolo del mercantilismo (el cual cabildea con el Gobierno), a través de los medios de comunicación y apoyando centros de pensamiento defensores de las libertades económicas. De esta forma el reclamo empresarial adquirirá legitimidad ante el Gobierno y la población, y propiciará la elevación de nuestra maltrecha libertad económica en un entorno democrático.

cedice@cedice.org.ve