Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Análisis Costo-Beneficio: Proyecto de Ley Orgánica para la ordenación y gestión del territorio

¿Descentralización en la gestión territorial o confiscación a la propiedad privada? 

La concepción de la propiedad privada que orienta la Ley Orgánica para la Ordenación del Territorio y la Ley Orgánica de Ordenación Urbanística vigentes en Venezuela asume que al no ser la propiedad privada un derecho absoluto, la misma puede ser instrumentalizada en función de los fines del Estado, pues ese derecho no constituye en ningún caso límite para la acción de éste, por ejemplo, cuando se trata de ordenar la ocupación y aprovechamiento del territorio, especialmente a nivel urbanístico y ambiental.

Debido a los poderes que atribuyen al Gobierno nacional y a los Municipios a causa de esa concepción contraria a los derechos de propiedad, así como a la perspectiva en exceso planificadora y poco ajustada a las tendencias actuales en materia urbanística y ambiental, es necesario y urgente la revisión y reforma, o incluso sustitución plena, de esas legislaciones, para fijar nuevas reglas ciertas que den confianza a los particulares, respeten la propiedad y las inversiones privadas, y limiten los poderes del Estado.

Recientemente se sometió a consulta pública el proyecto de Ley Orgánica para la Ordenación y Gestión del Territorio (PLOOGT), en un contexto caracterizado por un irrespeto generalizado de la mayoría oficialista en la Asamblea Nacional a los derechos de propiedad, una fuerte centralización de competencias en el Gobierno nacional, en un desconocimiento creciente de las autonomías de los Estados y los Municipios (Gobiernos regionales y locales) y de construcción de una suerte de Estado paralelo (el Estado comunal) mediante las llamadas instancias del Poder Popular, todo lo cual explica el contenido que, hasta la fecha, presenta el PLOOGT que a continuación analizamos, y por qué no apunta a la protección de la propiedad privada y el desarrollo sustentable fundado en la ordenación promotora del aprovechamiento libre del territorio, sino por el contrario se orienta a la “construcción del espacio geográfico socialista” que se menciona en la Exposición de Motivos del PLOOGT.

Este PLOOGT es inconstitucional en la mayoría de sus artículos, en primer lugar, porque no respeta ni garantiza la propiedad privada sobre las tierras y demás bienes privados, al tiempo que establece algunos pocos incentivos y precarias garantías de indemnización por afectación de la propiedad que no se puedan valorar positivamente debido a la discrecionalidad con que en cada caso podrá el Estado aplicarlos o no; en segundo lugar, porque contiene normas centralizadoras, que resultan contrarias a las autonomías y competencias constitucionales de los Estados y de los Municipios, al atribuir casi todas las potestades, competencias y decisiones últimas a órganos o entes del Poder Nacional, y dejando a los Estados y los Municipios muy pocas competencias y responsabilidades, en general supeditadas o condiciones al visto bueno de algún órgano nacional, que actuará como su superior jerárquico; y en tercer lugar, porque no establece cauces adecuados para la libre y plural participación ciudadana, al margen de las instancias del Poder Popular, en las múltiples facetas e instancias de la ordenación del territorio, ya que condiciona en forma evidente esa participación a formar parte de alguna instancia del Estado comunal.

Descargar Boletín

ACB Ley de Ordenacion de Territorio_Página_1