Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Anzoátegui Sector turismo ha optado por comprar plantas de electricidad

EL NACIONAL – Domingo 07 de Septiembre de 2008

Regiones

Apagones causan pérdidas a comercios

En los hoteles grandes instalaron un sistema sustituto y en los pequeños, que son cerca de 140, simplemente se adaptan a operar sin luz

Por: YELITZA IZALLA YÁNEZ
BARCELONA

Hoteleros, dueños de casinos y comerciantes de todos los ramos han tenido que ingeniárselas para superar la situación de los apagones y prestar un servicio óptimo. Sin embargo, los esfuerzos han sido infructuosos porque los representantes de las cámaras de Turismo y Comercio consideran que con los constantes cortes de energía dejaron de percibir la mitad de las ganancias.

La solución para quienes viven del turismo ha sido comprar plantas eléctricas. “La demanda de venta e instalación es impresionante. En mi empresa compramos desde hace cinco meses una planta y no se ha podido conseguir una persona que la instale. Los presupuestos que pasan son muy elevados y están fuera de la realidad. Además, como los proveedores son tan solicitados hay que rogarles para que hagan el trabajo”, destacó, Justo Martínez, comerciante de Barcelona.

En promedio, una planta cuesta entre 2.000 y 600.000 bolívares fuertes; la cifra aumenta según la necesidad de la infraestructura. En cuanto a la instalación no se pudo precisar una banda, porque cada proveedor “cobra a su conveniencia”, dijo Martínez.

Pero no todas las personas tienen los recursos para comprar una planta eléctrica y cancelar la costosa instalación. El presidente de la Cámara de Comercio de Puerto La Cruz, Esteban Castillo, manifestó que no puede calcular las pérdidas, porque en la lista entra la merma de clientes, reponer neveras y equipos dañados, más la comida descompuesta por falta de refrigeración.

Un famoso local de helados artesanales y dietéticos, situado en el Paseo Colón lo ha sufrido: “Ya es costumbre que la luz se vaya entre las 12:00 pm y las 2:00 pm. Ese tipo de helados, que no tienen tanto químico, se daña a los 20 minutos”.

Como no todos los comerciantes pueden comprar una planta. “Lo que hacemos es pasar el trago amargo y rezar para que los equipos no se quemen.

Nos confiamos en los protectores y en que las neveras conserven el frío mientras pasa el apagón”, destacó la encargada de una farmacia en Barcelona, Laura Díaz.

Los dueños de peluquerías y de cibercafé han dejado a sus clientes con el servicio a medio terminar.

En el caso de los cibercafé la restitución de Internet luego de que cortan el suministro de electricidad es muy lenta. Jorge Tovar, usuario de un local de Lechería, sostuvo: “Es un fastidio. Uno quiere jugar y justo en el momento más emocionante se va la luz”.

Los apagones y bajas en el servicio también los sufren los hoteleros y encargados de restaurantes, pues deben someter a los visitantes a un fuerte calor.

Pero el presidente de la Cámara de Turismo explicó que hay 140 centros de hospedaje que no poseen un sistema alterno para prestar servicio cuando se va la luz. “Sólo les queda aguantar y excusarse por las continuas fallas del servicio”, agregó.

© 2008 CA Editora El Nacional. Todos Los Derechos Reservados