Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
#AsíGastanTuDinero / La caja negra del Gasto militar

El manejo de los dineros públicos no es un tema que se deba tomar a la ligera. Después de todo, es la rendición de cuentas que debe hacer el Estado por haberle sustraído por la fuerza impositiva, parte importante de su ingreso a cada ciudadano. Por lo que en un escenario de alta inflación, escasez y alta inseguridad; resalta en importancia la noticia del diario Carabobeño, titulada “Gasto público en Seguridad y Defensa: A discreción”. Este artículo resalta principalmente cuatro noticias importantes, todas ellas apoyadas en la abogada de derechos humanos y presidenta de Control Ciudadano, Rocío San Miguel:

.

― La Primera está relacionada en la obtención de armamento militar por parte de la empresa Veximca. El artículo saca a relucir las irregularidades tanto en la inauguración de la empresa y su adscripción a la vicepresidencia de la República como en sus procesos para adquirir armamento militar. En este último punto explica que “llega un momento en el que francamente es inauditable”; no se sabe la cantidad exacta que invierte la empresa en la adquisición de armamento militar ni la cantidad de armas que se importan.

.

― El segundo caso nos narra la situación de las inversiones en embarcaciones tipo patrullero de vigilancia Damen Stan Patrol tipo 4207 y 5009, establecidos en la Ley de Presupuesto del año 2014. Ese mismo año se aprobó la primera parte del pago para su ejecución que se traducen en VEF. 452.354.175 (un 25% del pago). Sin embargo para la Ley de Presupuesto del año 2015 no se le hace seguimiento del proyecto. La única información que se posee es que para el año 2015 se debe pagar el restante 64,27% de la contratación. Por otro lado se sabe que la fabricación de los 12 buques en cuestión se encuentra en Cuba, es decir, Cuba está siendo de intermediario en la fabricación y posee los astilleros de Damen. Sin embargo, según San Miguel, toda la concertación tecnológica se encuentra en Holanda y Cuba no posee tradición naval para ser ofertante en este tipo de negocios. Por lo que la abogada se pregunta ¿Cuál es el verdadero rol que está cumpliendo Cuba en todos estos negocios? y ¿Por qué el gobierno no contactó directamente a Holanda y así bajar los costos de producción de los buques?

.

― Volviendo al tema de las armas, en el 2006 se firmó un acuerdo entre Rusia y Venezuela para la instalación de una planta de fabricación de fusiles Kalashnikov en Maracay. Según El Carabobeño, la elaboración de unos 25 mil fusiles AK103 y AK104 anualmente fue prolongada hasta finales del 2015. Un proyecto que, según Rocío San Miguel, no se ha podido saber más del mismo.

.

― Por último se describe la situación del buque venezolano Warao PC-22, el cual sufrió un percance durante ejercicios binacionales Venbras, en las costas de Brasil. A fin de cuentas, no se sabe por qué el buque sigue allí, por qué no es devuelto a Venezuela ni cuanto es el monto que Venezuela está pagando por sus reparaciones. La información sobre este caso no se ha podido precisar. El buque está actualmente custodiado por la Policía Naval brasilera.

,

CONTINUACIÓN DEL ANÁLISIS 

.

Como se menciona en la introducción de esta nota de prensa, el uso de dineros públicos no es de tomar a la ligera. Como todo economista sabe, cualquier gasto implica  un costo de oportunidad de invertirlo en mejores alternativas.

.

Según cifras del Banco Mundial para el año 2013, Venezuela apenas gasta un 1,21 % del Producto Interno Bruto en gasto militar. Una cifra que si bien pareciera pequeña, no es del todo cierto porque ya se sabe que muchos de los gastos en armas militares no son contabilizados por el ministerio de la defensa y en muchos casos no se sabe en absoluto cuanta cantidad se está invirtiendo en la obtención de estas armas. Este caso aunado a los muchos otros casos mencionados de corrupción o irregularidades en la inversión de armamento militar constituyen un costo de oportunidad considerable para invertirlo en otras áreas importantes en la economía.

.

¿DÓNDE DEBERÍAN INVERTIRSE ESTOS RECURSOS? 

.

Es debate lleno de directrices, que si bien siguiendo el esquema de pensamiento de la redistribución de la riqueza y la disminución de la pobreza a través del gasto público (pensamiento muy arraigado en el continente latinoamericano y en los ideales de la “revolución bolivariana”), lo más seguro es que deban convertirse en inversión social.

.

¡¡Pero para Venezuela eso ya no es una opción!! Los gastos de inversión social en el país han sido traducidos en inmensas cantidades de dinero dirigido principalmente a misiones sociales, tales como “La Misión Barrio Adentro”, “La Misión Vivienda”, “Misión Robinson”, entre muchas otras tantas, cuya meta principal es la erradicación de la pobreza. Aproximadamente entre los años 2000-2008 se pudieron ver avances y efectivamente una disminución en los índices de pobreza –medidos por ingresos- de los que tanto se enorgullecían los líderes oficialistas en su momento. Sin embargo tras la caída de los precios petroleros, su consecuencia directa de una obtención menor de la renta petrolera y la cada vez más creciente inflación por el estancamiento económico que sufre el país; estos índices se han desplomado. Para el 2014 no se han publicado cifras oficiales de la pobreza por nivel de ingresos. Por esta razón se realizó trabajo de investigación, llamado “Estudio sobre las condiciones de vida, Venezuela 2014”, realizado por tres de las mayores universidades del país. En este estudio se demuestra que la pobreza no sólo ha crecido, sino que además es mayor a la que existía en la Venezuela del año 1998 (anterior al gobierno de Chávez) con una cifra de 48,4%.

.

VÉASE TAMBIÉN: VENEZUELA: MÁS POBRES QUE ANTES DE LLEGAR CHÁVEZ

.

La verdadera naturaleza de la “inversión social” está basada en un gasto, que traducido en el largo plazo, implica un retorno de inversión que genera mayor producción, crecimiento económico y ciudadanos capaces de surgir por su por sus propios medios. Cuando ves que apenas caen los precios petroleros, la pobreza aumenta a tales niveles, es un indicador que las misiones sociales, entre otros gastos han sido un fracaso como inversión social (son un “gasto” de corto plazo, no una inversión).

.

Por esta razón el análisis se debe concentrar en la razón de ser de los gastos militares. Venezuela no está pasando por una guerra y no ha recibido amenaza alguna para sospechar esta condición. Lo que sí están padeciendo los venezolanos son niveles muy elevados de delincuencia e inseguridad ciudadana. No es de menospreciar que Venezuela sea uno de los países con mayor número de asesinatos y Caracas sea considerada una de las ciudades más peligrosas de todo el mundo. Venezuela es considerada además como uno de los países que menos respetan los derechos humanos en toda la región. No es coherente entonces invertir en armamento militar, sino más bien en seguridad ciudadana.

.

JJJJJ V

Recientemente, el presidente Nicolás Maduro, anuncio que iba a “una nueva fase del Plan Patria Segura, que tiene el objetivo de desmantelar y desarmar a bandas criminales”. Pero estas afirmaciones no son creíbles, puesto que ni siquiera anunció un plan específico de cómo se desarrollaría el plan. Por otro lado se puede considerar las prioridades del gobierno en base a los salarios de empleados públicos. De los cuales, como bien se observa en el cuadro anterior, un general militar gana 7 veces lo que podría ganar un policía encargado de la seguridad ciudadana. Las prioridades no están claras. Y es aún más preocupante cuando estas mismas bandas criminales tienen  acceso a armamento militar. Como lo ocurrido el 16 de junio en la Coordinación de Policía del municipio Paz Castillo, en el estado Miranda, donde hubo 2 muertos y 7 heridos por el estallido de una granada.

.

Tenemos entonces un gasto público deficiente, con poca transparencia y tras el velo de la corrupción. Sumido en un ambiente de recesión económica e inflación y para rematar no existe voluntad política para solucionar los problemas. Malas noticias…

.

GILBERT BARRERTO | OBSERVATORIO GASTO PÚBLICO DE CEDICE
gastopublicocedice@gmail.com
#AsíGastanTuDinero