Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Barriles de Papel No 30: …Y la crisis financiera y bancaria mundial no nos afectara

Ladrones que robaron a los ciudadanos pasan su vida en cadenas; ladrones que roban los fondos públicos pasan sus vidas en oro y purpura
Caton, Praeda Militibus Dividenda, XI, 234-149 a.C.

Las dificultades, con peculiaridades de crisis financiera y bancaria en un mundo globalizado es difícil que no toquen a algún país, y en el caso de Venezuela es obvio, por las características de su principal producto de exportación, el petróleo y sus derivados, pues se tratan de commoditties completamente fungibles. La crisis ya se refleja en una desaceleración de las principales economías del mundo, lo cual provoca una reducción del consumo, y por lo tanto se producirán menos bienes y servicios, y bajará la demanda de combustibles, lo que acarrea la disminución de los precios de estos últimos en especial el petróleo y el gas, así como de sus derivados. Por otro lado, por la dependencia del país a las importaciones de bienes, que provienen mayormente de los EE.UU. y que se causan en US$, la moneda del imperio en dificultades.

En Venezuela los apuros por los que atraviesa el planeta tendrá por lo menos 5 repercusiones de pronóstico reservado en el corto y mediano plazo: en las actividades de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA); en el presupuesto nacional; en los compromisos internacionales; en las reservas internacionales, y no menos importante en los ahorros de los ciudadanos.

Actividades de PDVSA

De entrada PDVSA tiene varios años dejando de hacer las inversiones y gastos que requieren sus negocios medulares, como son la exploración y producción, la refinación, la seguridad-higiene-ambiente, y en sus recursos humanos, por estar dedicando los recursos a actividades que no son competencia de una empresa de energía. Ante una situación de precios bajos y presiones políticas por continuar manteniendo su injerencia en otras actividades, la estatal petrolera dispondrá cada vez de menos dinero para mantener la producción de petróleo y gas.
Ya con la caída de la producción y el desorden administrativo de PDVSA los aportes para el desarrollo social (las misiones, fondos y “bancos”) se redujeron en el primer semestre 2008 (1.824 MMUS$) vs. 7.341 MMUS$ total en 2007. Siete de 12 misiones están recibiendo menos dinero o ninguno, así los proyectos agrícolas, las obras hidráulicas, los aportes a las comunidades, al Fondo Alba-Caribe y el proyecto de desarrollo sustentable, todos mantenidos por PDVSA. Y con la caída de los precios se continuarán reduciendo en lo que resta del 2008 y para el 2009. A los beneficiarios de esos aportes, el gobierno tendrá que darles una explicación.

Por otra parte surge la pregunta ¿Con qué pagará PDVSA la compra para la estatización de las empresas, CEMEX y Banco de Venezuela, y terminará de honrar los compromisos con Sidor, EDC y CANTV?; y ¿qué de la deuda externa de PDVSA que oficialmente asciende a 15.748 millones de US$?

Y más complejo aún, ¿Con qué se pagarán los compromisos en inversiones y gastos que se deben acometer todos los días en las 28 empresas mixtas (ex – Convenios Operativos, Asociaciones de la Faja del Orinoco y Convenios de Exploración a Riesgo y Ganancias Compartidas), ya que PDVSA tiene en cada una de ellas entre 60 y 83,33% de participación accionaria, con todas las obligaciones; así como cumplir con el 100% de los compromisos en el caso de Petrolera Zuata, S.A. con la expulsión de ConocoPhillips?

Y ni hablar si la estatal pierde los arbitrajes internacionales que está dilucidando, los cuales tendrán que ser pagados en US$.

Como se observa en la lamina anexa, por la falta de inversiones y mala gerencia, se revisó el Plan Siembra Petrolera, sin informárselo a los accionistas, es decir a los ciudadanos (Recordando el “Ahora PDVSA es del Pueblo”). La producción no será 5,8 MMBD sino 4,8 MMBD. La capacidad de refinación nacional no se incrementará, es decir que ya hasta el 2013 (ni después tampoco) no se construirán las refinerías de Cabruta, Sta. Inés y Caripito. En estos cambios hay una falta de seriedad enorme, porque en el Informe de Resultados 2007, presentado recientemente, se dice que se incrementaría la producción de petróleo a 5,8 MMBD para el año 2012 (Pág. 32); así como que la refinería de Caripito iniciaría operaciones en 2009, la de Sta. Inés en 2010 y la de Cabruta en 2013 (Pág. 42). Ahora se dice en el Informe de Resultados 1er. Semestre 2008, presentado días atrás que para el 2021 se espera alcanzar un potencial de producción de 6,5 MMBD… Por Dios!

Para entender el impacto de la caída de los precios en los crudos venezolanos, veamos la relación actual entre la cesta venezolana y los precios de los crudos marcadores internacionales más recientes:

03-10-08 Contra el Brent
CRUDO 0 API US$/bbl Dif. US$/bbl
Brent 38,0 96,20 –
OPEP 34,6 93,24 2,96
WTI 39,0 91,70 4,50
Arabe Pesado 27,0 87,92 8,28
Maya 22,0 87,81 8,39
Referencia: http://tonto.eia.doe.gov/dnav/pet/pet_pri_wco_k_w.htm

Se incluyó el crudo Maya por ser el más parecido a la cesta de Venezuela, aunque algo más liviano. Es necesario observar que en esta información de la EIA la cesta OPEP se muestra por encima del West Texas (WTI) que no es comun, lo mismo ocurre con la pronunciada diferencia entre el WTI y el Brent, pero así aparece en la referencia. Cada día esa información se muestra cambiante. Los cambios son tales que cinco días después, el 08-10, la cesta OPEP cayó a 77,38 US$/bbl (http://news.xinhuanet.com/english/2008-10/09/content_10172344.htm).

Es obvio que la caída de los precios, particularmente impactará negativamente los ingresos en US$ al país, ya que la cesta venezolana, es cada vez más pesada (más que el Maya de 22,00 API). La cesta más liviana que se produjo en Venezuela fue de 26,60 API en el año 1949 y ya para 2005 era de 21,30 API, por la entrada masiva de los crudos de la Faja. Para el 1er semestre de 2008 PDVSA informa que la producción de Venezuela es 49% de crudos pesados y extrapesados; 29% de crudos medianos y apenas 22% de crudos livianos y condensados. En general, el precio de la cesta nacional es por lo menos 9 US$ menor que el WTI.

Impacto en el presupuesto nacional

Venezuela está en una situación sumamente crítica en materia presupuestaria, ya que un solo sector y más crítico aun, un solo producto de exportación aporta el grueso del presupuesto del país, así como las divisas que se requieren para importar la mayor parte de los alimentos y otros bienes (45.483 MMUS$ en 2007 y creciendo); y para pagar la deuda pública externa (Maza Zavala la ubica en 50.000 MMUS$ incluida la de PDVSA). Sabido que los hidrocarburos en forma directa aportan el 41% de los ingresos corrientes del presupuesto ordinario 2008, en forma de regalías, impuesto sobre la renta, otros impuestos y dividendos; quedando el resto para el sector no petrolero y los ingresos extraordinarios.

Una reducción en los ingresos de PDVSA producirá menos aportes al fisco; así que si el gobierno desea mantener su ritmo de gastos, los créditos extraordinarios tendrían que incrementarse, cosa que se hace cuesta arriba por la degradación de la solvencia crediticia de la República y de PDVSA. Así que el gobierno se verá forzado a reducir sus gastos ordinarios, y no propiamente en celulares y fiestas navideñas,…y olvidarse de la compra de empresas privadas.

Compromisos internacionales

PDVSA en el primer semestre de 2008 compró 17,8 mil millones de US$ en petróleo y productos, la bagatela de 98,8 MMUS$ diarios, que a un precio promedio de 96,12 US$/barril significan cerca de 1 millón de barriles diarios (MMBD), principalmente para honrar los contratos de venta de CITGO en los EE.UU., los obsequios por conveniencias políticas (ALBA, PetroCaribe, Argentina, Bolivia, Paraguay) y abastecer el mercado interno nacional. Una disminución en los precios del petróleo y mayor caída de la producción nacional conducirá a que se dificultará honrar los contratos de CITGO y los compromisos de ayuda que se han ofrecido. Por lo demás, la compra de semejantes volúmenes es una muestra fehaciente de que PDVSA no está produciendo 3,4 MMBD, sino 2,3 MMBD como lo informa la OPEP y las agencias internacionales.
Otros compromisos que se verán afectados serán los firmados con China, Japón y la Federación Rusa, entre otros.

Reservas internacionales

Aun cuando se dice que el gobierno de Venezuela no tiene depósitos en bancos extranjeros la realidad es que tiene 18,7 mil millones de US$ fuera del país (Víctor Salmerón, Pág. 1-16, El Universal, 8 de octubre 2008), así que ese dinero sufrirá los embates de la crisis bancaria mundial.

A los ciudadanos con ahorros en el exterior

No es un secreto que miles de venezolanos (ciudadanos de a pie, emprendedores y empresarios) tienen muchos años protegiendo sus ahorros, depositándolos en cuentas de ahorros, comprando certificados de depósito, bonos y acciones tanto en US$ como en Euros. La situación actual los tiene realmente preocupados, ante la expectativa de que puedan perder sus ahorros de toda la vida. Y ello por la poca confianza que ofrece el país para ahorrar e invertir en él. La “fuga de divisas” suma millardos de US$ anuales (27 millardos en 2007, MZ). Tanto es así que el ministro de Finanzas está invitando a los venezolanos a que repatrien sus ahorros!

Diego J. González Cruz
Caracas, octubre 2008
gonzalezdw@gmail.com