Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Boletín Coyuntura Legislativa: Costo-Beneficio del Ajuste del Combustible en Venezuela

La protección del bienestar social como objetivo de política pública poco depende de una semántica enunciativa de buenas intenciones; se requiere de una institucionalidad pública con la responsabilidad de valorar los impactos netos de cada una de las alternativas de política. La Metodología Análisis Costo-Beneficio permite valorar las distintas alternativas de diseño de políticas públicas; avalando instrumentar aquella que garantice el mayor beneficio social neto.

El anuncio de un eventual ajuste del precio de la gasolina debería encontrarse precedido por una definición clara del objetivo social que tal medida perseguiría. Por ejemplo, podríamos preguntarnos si tal política de ajuste debería estar enmarcada en una política pública más amplia energética sobre su uso eficiente y el diseño del modelo energético del país, que entre otras implique analizar la matriz primaría energética del país. De hecho, la evaluación de un eventual ajuste de la gasolina podría implicar simultáneamente analizar cuál ha sido la efectividad y el éxito del actual diseño de la “política de ahorro de combustible líquido” que impone corresponsabilidad a las ensambladoras y a los particulares de convertir parte de su oferta y de sus vehículos a un sistema dual de gasolina y Gas Natural de Vehículos (GNV).

Para diciembre de 2013 el vicepresidente del área económica, Rafael Ramírez, anunció que la producción de gasolina en el país costaba entonces 2,7 bolívares por litro, más 0,3 bolívares por el costo de distribución y comercialización. Si actualizamos tal referencia según la inflación acumulada a mayo de 2014 de 20,66%, llevaría este nivel de costo referencial a 3,62 bolívares por litro. Sin embargo, el precio del litro de la gasolina de 95 octanos se ubica en 0,097 bolívares por litro. Adicionalmente, el ministro Ramírez ha señalado que el subsidio del combustible le genera al Estado venezolano pérdidas de, al menos, US$ 12.500 millones al año.

El presidente Maduro informó que con el dinero “que venga de los ingresos por este concepto del nuevo sistema de precios de combustibles internos va a ir a un fondo social central de inversión en el país y sus necesidades que pueda distribuirse en 20% para incrementar las inversiones de la Misión Vivienda, otro 20% para incrementar la cantidad de becas universitarias, 20% para la misión en Amor Mayor, 20% para el Plan Patria Segura y 20% para vialidad y servicios públicos”.

Sin embargo, desde el Ejecutivo Nacional no se ha informado, ni definido de forma clara, si quiera el objetivo de tal medida pública de ajuste de la gasolina. ¿Implicará ajustes de todo el combustible líquido o solo de la gasolina?

Descargar Boletín Coyuntura Legislativa