Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Brutalidad del Chavismo Maduro. El Periódico de Guatemala

EDITORIAL ― Empezaron acosando a la prensa y terminan masacrando a su pueblo. Esa ha sido la evolución, desde su versión original, aparentemente muy progresista, hasta el Chavismo Maduro que ha mostrado, finalmente, su carácter dictatorial y represivo.

El clima de violencia y zozobra que vive hoy ese país no es producto de la casualidad ni de un maquiavélico plan de la oposición, sino de una bien elaborada estrategia de los gobiernos autoritarios del Socialismo del siglo XXI, quienes no conocen límites para mantenerse en el poder.

El modelo chavista fue construido para perpetuarse en el poder, cueste lo que cueste, caiga quien caiga y muera quien muera. El pueblo, por su parte, no tiene otra opción que la protesta popular y la desobediencia civil cuando no encuentra espacios para hacer escuchar su voz en las urnas, tribunales, órganos de control, medios de comunicación, cortes constitucionales y foros regionales encargados de promover la democracia y los derechos humanos.

La única salida posible para un pueblo harto de la corrupción, violencia, carencias económicas, abusos de poder y excesos de sus gobernantes es la que han tomado los venezolanos en los últimos días. Sin duda, una opción muy riesgosa que ha desatado, por de pronto, la represión sistemática del Gobierno y que, en la medida que la oposición continúe con su lucha, podría implicar un baño de sangre.

Así está escrito en el manual de operación de los gobiernos del Socialismo del siglo XXI: la “revolución” se defiende hasta la muerte; enemigos, ficticios o reales, deben ser eliminados cueste lo que cueste; la violencia y el terror se utilizan para consolidar aún más el poder y para garantizar que la sociedad civil aceptara dócilmente cualquier tipo de arbitrariedad por parte de las autoridades. Al chavismo castro-comunista no le basta con anular la libertad de expresión, manifestación y asociación de la oposición, es bien sabido que tarde o temprano recurren a la persecución, represión y violación de los derechos humanos de quienes se oponen a este tipo de dictaduras.

EL PERIÓDICO DE GUATEMALA