Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Buhoneros o Comerciantes? II

Los buhoneros forman parte de la “Economía Informal” –en las economías más avanzadas se habla de “Economía Sumergida”. Esta categoría agrupa todas las actividades económicas que son ejercidas al margen de las leyes y normas sociales.

Hay actividades lícitas dentro de la Economía Informal, como la que practican los buhoneros: venden mercancías que se consiguen en cualquier comercio, con la diferencia de que no pagan impuestos o servicios, incumpliendo el código de comercio y la legislación laboral. En el caso de actividades ilícitas, el daño social es aún mayor, porque entran tráfico de drogas, prostitución y contrabando. Las actividades más proclives a la informalidad son aquellas que tienen muchos empleados – en economía se las llama “intensivas en mano de obra”-. Para evadir las obligaciones del derecho laboral, muchos dueños de negocio entran en la informalidad. La Construcción y el Comercio lideran la informalidad en las ciudades. El negocio informal enfrenta estos riesgos:

  • Estancamiento. Es difícil expandirse e innovar, porque hacerlo atraerá más la vista de las autoridades. Además, ¿Cómo puede pedirse crédito a proveedores o a bancos si no se existe legalmente?
  • Criminalidad. Si la ley no supervisa un negocio, lo suelen hacer mafias criminales. Las aceras donde los buhoneros ejercen su negocio usualmente son administradas por matones que cobran a los comerciantes para brindarles “protección”.
  • Ausencia de contratos. En la informalidad, todo depende de la palabra. No hay ley escrita que proteja a un negocio informal.
  • Daño al consumidor. El que compra en la Economía Informal lo hace a su propio riesgo – en latín, “caveat emptor”- Ninguna autoridad puede controlar la calidad y seguridad de mercancías y procedimientos informales.