Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Qué hay detrás de Maduro? Victor Maldonado.

Detrás de Maduro no hay otra cosa que el legado de catorce años de gobierno de Hugo Chávez. Cualquiera podría creer que junto con ese paquete también recibe algo de su carisma pero no es así. La relación carismática no es heredable aunque podría beneficiarse de su endiosamiento, proceso en el que están trabajando afanosamente. Sin embargo, en el corto plazo el designado como sucesor tiene que afrontar un cuadro de dificultades, desencanto y agotamiento del proceso que requerirá de algo más que esa mezcla de adulación a su jefe, insultos a la oposición y mentiras al pueblo en los que ha estado empeñado desde que el enfermo reconoció que todo había sido un inmenso fraude. Que su elección no había sido otra cosa que un capricho personalísimo y que desde esa noche oscura de diciembre a él no le quedaba otra cosa que adiós, dolor y silencio. 

Chávez salió de la escena pero dejó una situación política y económica que va a ser insostenible más allá del tiempo del duelo de los suyos. Pasado ese primer momento, el hombre, que está condenado a ser como ha sido siempre, se enrumbará por los senderos tortuosos de la división, la conjura y la satisfacción de las propias ambiciones. La disciplina que todos invocan y el amor que todos ellos se profesan no es otra cosa que parte de la propaganda política y de las conveniencias de todos ellos que todavía no saben con cuántos cañones cuentan. Esa unidad política fundada en el carisma de Chávez y en la forma brutal como administraba las disidencias concluye con él. Nadie más tiene la fuerza para hacerlo con tanta impunidad. Y Maduro menos que nadie podrá lidiar con la realidad sin desgastarse con los cientos de problemas terminales que sufre el país. Veamos algunos.

La inseguridad ciudadana se ha salido de su propio desquicio. Que solamente en Caracas haya habido cerca de quinientos muertos en el mes que concluye nos indica que ella sola va a contribuir con cerca de 10 mil homicidios en 2013, lo que nos amenaza con superar con creces la barrera de los 20 mil asesinatos del año pasado. Lo malo es que para resolver esos problemas el gobierno tiene que invertir en policías e inteligencia una cifra considerable. Llegar a la meta de tener un policía por cada 250 habitantes nos pone el reto de organizar una fuerza de cerca de 16 mil hombres. Si no es así, los venezolanos seguiremos sufriendo las secuelas terribles del crimen que además se siente apoyado por el discurso gubernamental centrado en el odio y la explotación del resentimiento. Pero ni Maduro ni el resto de los ministros andan en eso de resolver el problema. Usan la policía, eso sí, para gasear estudiantes, corretearlos a rolazos y vigilar la sagrada embajada de su amada Cuba.

La economía socialista de controles y arbitrariedades tampoco da para mucho más. Solamente Sidor acumuló para 2012 una deuda de 5.389,1 millones de Bs., equivalentes a 906 millones de dólares al cambio actual. La mala noticia es que el régimen se llenó de empresas que ha administrado igual o peor que la siderúrgica. De esa deuda, a cada uno de nosotros le corresponde 31,29 dólares de obligación. Pero sigamos. La deuda externa total del país suma 105.779 millones de dólares, que si la dividimos entre todos nosotros supone una carga personal de 3.654,34 dólares que si no producimos nos va a resulta muy difícil honrar. Dirán ustedes que para eso está la renta petrolera, pero este gobierno ha logrado el anti-milagro de hacerla insuficiente. Saquemos una cuenta sencilla. El año pasado ingresaron al país 97.340 millones de dólares, e importamos 59.339 millones de dólares. ¿Y el resto? Digamos que obligaciones del chavismo disolvieron los 38.000 restantes. Pero el dato no es solamente ése. Hay otro peor. Este gobierno quiere hacernos tragar de que con el petróleo basta, y que los demás sobramos. Bueno, si dividimos el ingreso del año pasado entre todos nosotros la renta no llega a ser 185 Bs. diarios para cada uno. Y para colmo, honrar la deuda acumulada nos supondría un ahorro diario de unos 200 Bs., un pelo más que lo que nos corresponde por renta. Es que detrás de Maduro está la quiebra del país, la devaluación, la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos, una mayor pobreza y, muy probablemente, una solución represiva y excluyente en el mediano plazo. Maduro hereda un gobierno descompuesto, incapaz, desordenado, corrupto e ineficiente.

¿Impacta todo esto a los pobres? Solo los muy necios pueden creer que los pobres y los chavistas de las clases modestas viven en una burbuja. Todos los que vivimos de un sueldo hemos perdido capacidad de compra, solo que para los más pobres y vulnerables esta condición es de vida o muerte, de comer completo o dejar de hacerlo, de comprar las medicinas o volver a los menjurjes. Todos estamos atrapados por la inflación, los costos crecientes asociados a la escasez y el precio que debemos pagar por la desconfianza y la descapitalización social. Pero tranquilos, mientras se apaga el país, colapsan las empresas y sigue el crimen desatado, Maduro cree que todo es halago a la memoria de Chávez, insultos a la oposición y mentiras al pueblo. Detrás de Maduro, empero, se esconde el desastre de la realidad, y para colmo no sabemos si él mismo lo sabe.

l’accent sur le sens de la texture, est en vedette art nouveau mariage, surtout pour élégant et romantique, avec une mariée non traditionnelle et tempérament artistique. Que ces beau cadre robes de mariée.

NOTITARDE.

E-mail: victormaldonadoc@gmail.com
Twitter: @vjmc