Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Calidad de vida en picada por regulaciones

“Se inyecta a la economía un gasto público que no tiene una producción real tangible… y genera un desfase de oferta y demanda”, señala la economista del Cedice Alicia Sepúlveda.

En julio resurgieron temores de que se pueda profundizar el deterioro de la calidad de vida del venezolano, cuando el Gobierno anunció la Ley de Costos y Precios Justos, alegando que servirá para combatir la inflación, el acaparamiento y la escasez.

Pero expertos coinciden en que el país no está haciendo lo correcto. Al contrario, indican que el control de cambio, de precios, la inseguridad jurídica y ahora de la Ley de Costos, perjudican a la economía, aumentarán la escasez y potenciaran los aumentos que quieren detener.

La Academia Nacional de Economía ha advertido por años que los controles, lejos de frenar el deterioro, aceleran los precios y desestimulan las inversiones necesarias para que exista competencia y productos en los anaqueles. Empresarios y hasta consumidores aseguran que la ruta es equivocada.

El presidente de Consecomercio, Carlos Fernández, considera que “la Ley de Costos y Precios Justos llevará a más escasez, insuficiencia, menor calidad y menos opciones que escoger, lo que perjudica al consumidor”.

Fernández asegura que las denuncias sobre especulación al final son mínimas ante las millones de transacciones que se realizan en el país y advierte que con el instrumento se va a inhibir la participación de muchos actores.

La ley limitará las ganancias de los empresarios en el país que según expertos –incluido el ministro de Planificación, Jorge Giordani- tiene un problema estructural de inflación porque su economía está motorizada fundamentalmente por sus ingresos petroleros.

“Se inyecta a la economía un gasto público que no tiene una producción real tangible… y genera un desfase de oferta y demanda”, señala la economista del Cedice Alicia Sepúlveda.

El crecimiento de los precios versus los salarios deterioran la calidad de vida. “Y la clase media complementa su salario con endeudamiento, que paga al final del año con utilidades o el pago de vacaciones”, indicó Sepúlveda, y refirió que eso tumba la posibilidad de disfrute y descanso..

El Gobierno inició unas mesas de trabajo para evaluar las estructuras de costos y fijar los precios máximos de los productos de primera necesidad. Se iniciarán con aquellos artículos que no estén regulados, tales como: textiles, calzados, útiles escolares, algunos materiales de construcción, así como productos de aseo personal y del hogar. En la actividad participarán los representantes de la cadena productiva (productores, almacenistas, distribuidores y mayoristas) para fijar un margen de ganancia razonable y determinar el precio del producto.


Publicado en Mercado de Dinero el 09 de Agosto de 2011