Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Camino de la libertad. Anderson Riverol

“Cuando te hablen de libertad, antes pregunta ¿la de quién?” esta frase fue escrita hace unos años por Irene Lozano en su libro “La falta de ideas de la izquierda” y considerándola recoge una serie de elementos interesantes para los días que hoy vivimos donde tenemos a un gobierno que nos habla de libertad y de independencia pero en la práctica solo nos quiere atar a la dependencia, a la miseria y como todo socialismo volvernos esclavos, y lo más preocupante es que a ciertos sectores progresistas ya han comenzado a gustarles sus cadenas, pero la verdad es que nadie puede amar sus cadenas aunque estas sean de plata.

Hoy todos somos víctimas del socialismo de alguna u otra manera. Su forma de manejar la economía ha hecho a incapaces hombres de Estado ricos y a gente decente y capaz pobre y esto recuerda a F. Hayek cuando hablando de los planificadores que su planificación se pone a favor de unos y en contra de otros. En Venezuela la planificación socialista se ha puesto en contra de todos los que quieren vivir en libertad puesto que el modelo socialista abarca todo lo que puede incluso la vida de las personas tratando de decidir por ellas y de pensar por ellas. El socialismo hace todo miserable a su paso, y si deseamos ver un ejemplo de esto solo basta con alzar la mirada en el mapa de américa y ver esa pequeña isla llamada Cuba.

Pero para tanta miseria hay una salida, esta consiste en que los ciudadanos que permanecen de rodilla se levanten llevando la bandera más noble de todas, esa es la bandera de la libertad, esa bandera temida por los socialistas, colectivistas y hombres de Estado porque hace al individuo independiente y capaz de salir adelante con sus propias capacidades. Esto ya está pasando hoy, hombres y mujeres que buscan un futuro y libertad están uniéndose y con sus propios talentos aportando a una iniciativa de libertad que se llama “El Congreso Ciudadano” el cual aglutina pensamientos de toda índole que saben que el camino a la libertad es la organización y el planteamiento a un modelo de ciudadanos libres y donde todos estemos realmente representados.

El camino a la libertad no es un camino fácil, pero es el mejor y más digno de los caminos para los hombres, el camino a la libertad es un camino liberal donde se respete el estado de derecho y todos seamos iguales ante la ley, donde el poder del estado este limitado a hacer lo que los hombres no pueden hacer, donde se respete realmente la propiedad privada la cual es un elemento indispensable para la libertad. Si bien los colectivismos se plantan contra la libertad los individuos han demostrado que pueden hacerles frente y que cada hombre puede buscar su propia felicidad.

Para culminar estas palabras se hace preciso hacer la siguiente cita: “Las ideologías colectivistas han naufragado siempre porque no responden a la naturaleza profunda del hombre, que tiende siempre a la libertad”-Pascal Salin”

Anderson Riverol | vente joven
Responsable Juvenil Nacional de Formación de Vente Venezuela
Twitter: @Riverols