Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Capriles en Miami. María Teresa Romero

Tuvo que enfrentar cuestionamientos de un pequeño grupo con pancartas en mano…

Llegué supremamente tarde, como diría un colombiano, al evento público organizado por la MUD y el Miami Dade College. El entretenido juego con los nietos y el palo de agua que caía sobre Miami, me retrasaron más de la cuenta. Ya Henrique había comenzado su charla sobre la lucha por la democracia en Venezuela cuando logré que me dejaran entrar. Tuve que darme de codazos para encontrar un puesto. Nunca me imaginé que iría tanta gente. En el mes y pico que tenía de visita en la ciudad, eran más las piedras que las flores lo que le tiraban al “flaco” los residentes venezolanos con quien tuve ocasión de hablar.

De hecho, durante el evento Capriles tuvo que enfrentar cuestionamientos que le hiciera un pequeño grupo de personas con pancartas en mano e innecesarios reproches a gritos, a los que respondió con claridad y convicción. Se trataba de las críticas de siempre, de las que durante 14 años algunos opositores han lanzado en contra de sus líderes políticos de turno por tomar la vía democrática, electoral, por no ser radicalmente activos. Que sí se vendieron al gobierno, que sí son ingenuos, que sí son cobardes…

Pero allí se encontraba un gentío, una multitud eufórica que aplaudió a Capriles con contundencia. Fue una grata sorpresa para mí. Es la evidencia que también en el exterior el liderazgo político tiene fuerza y logra crear esperanza hacia el futuro, pese a que la propaganda gubernamental y la depresión de no pocos opositores hacen ver lo contrario.

Me llamó mucho la atención que entre los presentes también se encontraran otros latinoamericanos igualmente satisfechos con la visita. La familia cubana que tenía sentada a mi lado me explicó que asistían al acto porque Capriles y otros jóvenes líderes venezolanos, como María Corina y Leopoldo, también significaban una salida para Cuba. “Ustedes siempre han dado el ejemplo democrático en el continente, y está vez también lo harán”, me dijo la madre con una generosa sonrisa.

Demostrémoslo con el voto masivo en las municipales, digo yo. 

MARÍA TERESA ROMERO ― EL UNIVERSAL
Matero1955@hotmail.com