Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
CEDICE Libertad y la Libertad de Expresión (Comunicado)

En Venezuela, lamentablemente, observamos el primer paso de un plan del Ejecutivo para anular las libertades de pensamiento y expresión.

Nota de Prensa

El Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad

Advierte

ESTE ES EL PRIMER PASO PARA ANULAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

El Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad —Cedice Libertad— considera que en una sociedad democrática resulta esencial la existencia de sólidos medios de comunicación privados, independientes del poder político y del poder económico. Esa autonomía constituye la plataforma a partir de la cual pueden actuar como instrumento para lograr que la acción del Gobierno y de las instituciones públicas se evalúe de forma rigurosa, los errores se corrijan y el sistema, en su conjunto, se perfeccione. Cuando los principales medios de comunicación se colocan al servicio del proyecto político dominante y obedecen a una sola directriz, desparece la pluralidad y las posibilidades de ejercer la crítica, piezas clave de todo orden basado en el respeto a las libertades públicas e individuales, el equilibrio entre la sociedad y el Estado y la cooperación entre los poderes. En Venezuela, lamentablemente, observamos el primer paso de un plan del Ejecutivo para anular las libertades de pensamiento y expresión.

Los medios de comunicación en manos del Gobierno presentan un conflicto de intereses, que tiende a convertirlos en dóciles instrumentos de propaganda y justificación de los programas y acciones oficiales. La apología continua de la obra de una determinada administración, anula la posibilidad de determinar con claridad los desaciertos e introducir las mejoras que les convienen al país y al propio aparato gubernamental. Los gobiernos —especialmente en Venezuela, donde disponen de ingentes recursos económicos y poseen una amplia red de medios informativos— cuentan con suficientes mecanismos para proyectar y defender su obra. Por lo tanto, no necesitan apropiarse o suprimir medios que cumplen la labor de informar, formar y entretener. La voracidad del Estado en este campo sólo puede conducir a la imposición de una ideología y de un pensamiento único, prácticas ajenas a la diversidad que caracteriza a las democracias avanzadas y que, además, violan los convenios y acuerdos internacionales suscritos por Venezuela.

Durante 53 años Radio Caracas Televisión —RCTV— ha desempeñado un papel determinante en el campo de la información y el entretenimiento que ha contribuido de manera importante a la formación democrática, plural y tolerante de los venezolanos. Por ese motivo ocupa un lugar privilegiado en el gusto y preferencias de amplios sectores nacionales. Este sitial hoy se ve seriamente comprometido por la decisión anunciada por el Gobierno Nacional, de no renovarle, a partir del próximo mes de mayo, la concesión para que pueda continuar transmitiendo a través de su señal radioeléctrica.

Esta medida no sólo elimina la importante labor que ha cumplido RCTV en la conformación de la sociedad democrática venezolana sino que —aun peor— establece un precedente grave que actúa como factor de intimidación al conjunto de los medios privados de información y entretenimiento del país y conduce a un estado de rígido control oficial de la comunicación social en Venezuela, con las consecuencias que se derivan de tal acción.

Cedice Libertad ve con mucha preocupación este anuncio y se suma al conjunto de voces —como la Iglesia Católica, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, y calificadas personalidades e instituciones nacionales e internacionales— que le han solicitado al Presidente de la República, Hugo Chávez Frías, que reconsidere esa medida. De no hacerlo pondría de manifiesto que estamos ante el primer paso de un plan oficial de enajenación de la libertad de expresión.

Cedice Libertad recuerda en estos momentos tan difíciles que vive la nación, que la experiencia histórica demuestra de manera fehaciente que los países que mayor prosperidad y equilibrio social han alcanzado, son aquellos en los que se respetan los Derechos de Propiedad, se estimula la libre iniciativa, se valora en alto grado el papel de los medios de comunicación privados, se garantiza el Estado de Derecho, y el Gobierno se comporta como un agente para fortalecer la sociedad civil en un ambiente de plena libertad individual y colectiva.

Publicado en los Diarios El Nacional, El Universal Sábado 27/01/07