Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Cesión de propiedad estatal al pueblo sigue pendiente Pereira indicó que existen restricciones progresivas a la propiedad

09/02/2010

La directora de Cedice resaltó que la transferencia de acciones de las empresas expropiadas a las comunas no tiene sostén jurídico (Cheo Pacheco)

(Contenido relacionado)

Marco legal

Desde el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice) no tienen un solo registro de empresas expropiadas cuyas propiedades hayan pasado a las manos de los integrantes de las comunas o de los trabajadores.

“Tú no ves por ningún lado la transferencia de propiedades a las comunidades”, indicó la directora de esa organización, Isabel Pereira, quien agregó que las fincas que fueron expropiadas nunca fueron entregadas a los campesinos con su título de propiedad.

Este domingo el presidente Hugo Chávez indicaba que las comunas deben convertirse en “la nueva hegemonía en el régimen de propiedad”. No obstante, Pereira explica que se trata de una promesa sin asidero pues las comunas no son una figura jurídica, por lo que la propiedad de las empresas no podrá pasar al pueblo, sino que seguirá legalmente en manos del Estado.

“La propiedad de todos es propiedad de nadie, eso no tiene sentido legal”, dijo.

Con la expropiación de Hipermercados Éxito, el Ejecutivo retomó aquel olvidado discurso de entregarles la propiedad de los establecimientos a sus trabajadores, que no usaba desde el año 2005.

Cambio de señas

Ese año se concretaron las estatizaciones de las industrias Venepal, Constructora Nacional de Válvulas y la Hilandería Tinaquillo, en las que se haría una suerte de experimento que concluiría con la cesión de la totalidad de las acciones del Estado a los trabajadores.

Pero en 2007 el entonces ministro del Trabajo, José Ramón Rivero, indicó que el interés del Gobierno nacional había cambiado y que ya no existía la intención de transferir la propiedad a los trabajadores de esas empresas, sino más bien conformar empresas de producción social (EPS).

Este tipo de unidades tienen como característica que su dueño es el Estado, pero la masa laboral participa directamente en la toma de decisiones.

Para el jefe de Estado precisamente esta es la vía que debe servir de modelo para potenciar el socialismo.

“El socialismo (…) tiene que volverse carne, hueso, terreno, territorio, empresa productiva de propiedad social, un nuevo tipo de comercio socialista. (…) Debe ser como un núcleo de una célula que se va a ir formando (…) que es la comuna, el territorio donde se va a construir el socialismo”, explicó Chávez este domingo durante el programa Aló Presidente.

Por ello, el mandatario nacional señaló que es la propiedad privada familiar la “base de la libertad humana”, y que el capitalismo es el que expropia y le quita sus propiedades a la población, no el socialismo.

“Quiero insistirles a los venezolanos y venezolanas que el proyecto socialista bolivariano no excluye esa propiedad, que es propiedad privada”, dijo.

A partir del año 2007 el gobierno de Chávez profundizó el proceso de expropiaciones sobre empresas como Cantv, Sidor, las eléctricas, alimentarias, cementeras, bancos, puertos, empresas que operaban en la Faja Petrolífera del Orinoco, entre otras.

Para la directora del Cedice, el Gobierno nacional marcha hacia la eliminación de la propiedad privada, a pesar de que el presidente Chávez haya presentado un discurso más suave este domingo.

“El marco progresivo de restricciones a la propiedad está en las leyes sin que diga directamente que la privada individual desaparecerá, pero eso está ahí latente”, señaló Pereira.

Recordó que en Cuba, en medio del proceso revolucionario, el gobierno de esa nación dictó la Ley 890, que significó el punto de partida para el desmontaje de la propiedad privada, si bien la medida se refería a las expropiaciones de áreas específicas de la economía cubana.

Pereira detalló que las experiencias en los países donde ha existido el esquema socialista no han sido de respeto a la propiedad privada, y mucho menos de transferencias de la propiedad estatal a la población.

“La propiedad del Estado crecía y crecía y no existían transferencias”, dijo.

stejero@eluniversal.com

El Universal