Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Charo Méndez: La Responsabilidad Social es sólo de las empresas

La responsabilidad social está invadiendo indiscriminadamente todos los sectores de la vida diaria. El Estado, los ciudadanos, las ONG y la mayoría de los grupos civiles pretenden autoproclamarse como comprometidos con la comunidad.

Charo Méndez

Lo que comenzó hace más de 50 años como una respuesta del empresariado a las demandas de su entorno, hoy parece que se aplica a todo. A juzgar por la moda que impera en la actualidad, los dividendos que se obtienen por añadirle a una agrupación el mote de “socialmente responsable” deben ser bastante significativos.

El tema está en boga. La socióloga Charo Méndez, asesora del área de la responsabilidad social para importantes empresas, es de las que opta por discutir cuando los sectores ajenos a la actividad económica pretenden endilgarse esta actividad. Dice que la sociedad venezolana se encuentra inactiva, mientras que algunos grupos económicos se suman a la campaña de desvirtuar la RS porque les permite deslastrarse de una tarea que le es tradicional.

“Teníamos todo dividido. La responsabilidad económica es de las empresas, el Estado cumplía con la redistribución y debíamos tener una ciudadanía en términos de defensa y promoción de derechos”, explica Méndez. La socióloga, quien desde 1998 está avocada a la consultoría en el área de RSE, cree que la masificación de la responsabilidad social pone en peligro la permanencia de todo el sistema.

Todo el mundo quiere declararse ahora socialmente responsable, ¿qué piensa de esta moda criolla?

Cuando le comienzas a pedir, por ejemplo, a las universidades que se metan en el tema de la responsabilidad social lo estás desvirtuando. Las instituciones de educación su perior tienen que formar recursos humanos y generar conocimientos a través de la investigación, eso ya es responsabilidad social y es algo natural. Lo mismo está pasando ahora con la responsabilidad social individual, no tiene sentido cuando escucho cosas como la responsabilidad social de los gobiernos locales.

Pero el gobierno lo ha promocionado. Se aprueban normas como la Ley de Servicio Social Integral para que los ciudadanos participen activamente y se habla de una sociedad más comprometida con su entorno.

Me pueden decir que queremos un ciudadano más comprometido con el país, entonces me estarías hablando de un voluntariado de mayor compromiso, pero ¿por qué le estás poniendo el término de responsabilidad social?

La cosa se empieza a dispersar. He escuchado a representantes de las empresas preguntarse porqué la responsabilidad social les cae sólo a ellos.

¿Los ciudadanos que se organizan en actividades comunitarias no están siendo socialmente responsables también?

Allí es donde uno dice ‘quiero ejercer mis derechos y participar en la actividad social, quiero organizarme, tengo pleno derecho de participación’. ¿Pero esa es mi responsabilidad social o es mi libre derecho? ¿Le pedimos a la sociedad que sea socialmente responsable?

¿Cuando hablo de responsabilidad social en la ciudad…

La socióloga Charo Méndez pone el punto discordante entre sus colegas: considera que la acción social se dispersa cuando le es atribuida al Estado o a los ciudadanos. También hace un grave diagnóstico del país: “Tenemos falta de sociedad civil”, los venezolanos son poco críticos como consumidores y no realizan contraloría sobre las industrias es pagar mis impuestos, cumplir las leyes? Toda la actividad de la ciudadanía tiene que ver con lo social.

En el fondo, el uso del término en todas las materias lo que busca es restarle importancia a la que originalmente se exige: que las empresas se metan a tener responsabilidad social.

Hay una línea muy delgada entonces entre la actividad ciudadana y responsabilidad social.

Lo que me preocupa es que se comience a usar para todos un concepción que se tiene para un actor, así se comienza a debilitar la fuerza que tiene un concepto hecho para la empresa. Las ONG no hacen responsabilidad social, porque ellos hacen ciudadanía. Y el Estado tiene que hacerlo, la Alcaldía tiene que reparar las calles porque esa es su actividad fundamental.

¿Es entonces una actividad exclusiva de las empresas?

Sí. Cuando sale el término RSE es para decirle a las empresas que dejaran de hacer sólo su responsabilidad económica y comiencen a contribuir con el Estado.

Hay sitios donde los entes públicos no son eficientes o donde no pueden solos. Yo entiendo que se hable de una responsabilidad social en las empresas, porque esa no es su actividad fundamental. Ellos están para producir riquezas, generar empleos y producir bienes y servicios para la gente. A las compañías se les debe pedir una responsabilidad distinta porque la necesitamos en las comunidades.

¿No tienen cabida los ciudadanos en este tema?

Una vez le preguntaba a un presidente de empresa, por qué me quería para una asesoría, porque ellos realizaban una actividad social en otros países y en Venezuela no. Su respuesta fue: “Porque ustedes no son pedigüeños”.
Hay sectores empresariales que parece que quieren ir corriendo la arruga, aplicar el tema de la RS a todos los sectores para ellos poder escaparse. Hay cosas que las empresas no hacen porque los movimientos sociales no son suficientemente fuertes en materia de derechos humanos y observación empresarial.

La sociedad venezolana no parece sensibilizada, es inactiva en muchos aspectos.

El problema es que este país ha sido siempre un gran capitalismo de Estado. El gran empresario sigue siendo el Estado. Y si no tenemos capacidad como sociedad para observar los entes públicos, menos vamos a meternos con el minúsculo sector empresarial. Aquí nunca ha habido una campaña social de consumo responsable, por ejemplo, acá nos organizaron una vez en los años 80 para dejar de consumir pan y más nunca ¿Has visto una campaña de consumo?

¿Esta inacción es histórica o responde a este momento coyuntural del país?

No hemos tenido trayectoria para la creación de grupos sociales. Tenemos una falta de sociedad civil. Nuestra comunidad es prestadora de servicios, tenemos casas hogares, manejo de escuelas, cosas como esas. Eso era importante en su momento porque no eran suficientes en las redes del Estado, pero eso tiene un costo. Hoy no tenemos una sociedad civil suficientemente política en términos de defensa de derechos. Además que culturalmente preferimos no entrompar, vivimos con el ‘pero no se lo digas así’, arreglamos las cosas.

Ahora los pocos grupos sociales que surgen son de carácter político.

Sí, en este momento cuando la sociedad civil está despertando, tiene tanta preocupación por observar al Estado que el tema empresarial está quedando de lado .

Acá hay mucha gente que cree que cada marca es una empresa, el consumidor no conoce del volumen de la compañía y cómo es su donación a la sociedad. Es una barbaridad lo que algunas empresas aplican en publicidad versus su trabajo social. Necesitamos un consumidor más crítico que se cuestione frente a los anaqueles.

¿Cómo se forma una sociedad más activa?

A las comunidades se les puede mover con conocimientos de derecho, que conozcan las prácticas de otros países y lo que han logrado. En eso los medios no están ayudando, necesitamos que expresen realmente lo que hacen las empresas, cuánto invierten; además, así podrán competir. He visto en los últimos dos años que la prensa ha sido capaz de reportar algunas pequeñas experiencias, pero han sido muy temerosos porque las compañía también son los anunciantes. Si no tienes una ciudadanía organizada y unos medios que informen, sólo le quedará intervenir al Estado.

Viernes 09 de Marzo de 2007, Edición Especial TalCual