Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
“Chávez designó a Rangel Silva para manejar asunto Antonini”

NACIONAL – Miércoles 10 de Septiembre de 2008

Nación

ESCÁNDALO DEL MALETÍN Moisés Maiónica también mencionó su amistad cercana con Jorge Rodríguez

Durante el juicio por el caso del maletín, el FBI reconoció haber escrito una carta enviada al Presidente. El actual ministro de Relaciones Interiores actuó de enlace

Por: LAURA WEFFER CIFUENTES ENVIADA ESPECIAL- MIAMI
lweffer@el-nacional.com

El abogado Moisés Maiónica llegó a la sala del juicio con un traje de reo beige, franela blanca y caminando a duras penas, con los pies esposados. Su figura poco recordaba a aquel hombre poderoso que, según sus propias palabras, tenía relación con los más altos funcionarios del actual Gobierno venezolano.

Durante el primer día de juicio a Franklin Durán, acusado de haber actuado como agente de Venezuela para silenciar la supuesta relación que tendría Guido Antonini con personeros del Gobierno, Maiónica mencionó directamente al director de la Disip, Henry Rangel Silva.

Afirmó que se conocían desde 2002, cuando aquel era el director de brigada de telecomunicaciones del Ejército. Incluso, en las pantallas del salón en el que se lleva a cabo el proceso, se mostró una foto actual del general.

Maiónica fue consultado sobre las razones que le habría ofrecido Rangel Silva, como su amigo, para involucrarse en el caso. Luego de una pequeña discusión entre los abogados sobre si este punto era procedente o no, el joven que hoy se encuentra tras las rejas señaló: “Inicialmente, al suscitarse el escándalo, Pdvsa se encargó de eso. En cierto momento Rangel fue designado por el propio presidente Chávez para manejar el asunto Antonini”.

Esta aseveración fue repreguntada por el fiscal Thomas Mulvihill. Increpó directamente a Maiónica sobre el papel que jugaría Rafael Ramírez, presidente de Petróleos de Venezuela, en todo el asunto. “El presidente Chávez, molesto con toda esta situación, le encargó la solución del problema.

Pero Ramírez fue relevado del control de la situación, aunque se acordó que apoyaría a Rangel Silva en todo lo que fuera necesario”.

Unos minutos después de este interrogatorio, Maiónica hizo mención a la primera reunión que tuvo con Durán. Fue en el restaurante Novecento, en Brickell Avenue. Allí también habría estado uno de los socios del abogado Nicolas Rossini, quien supuestamente comentó que había llegado a Miami en un helicóptero de la Disip.

“Bromeamos sobre la forma tan poco sofisticada en que fueron llevados los 800.000 dólares. Conversamos sobre mi relación con Rangel Silva sobre el decomiso del dinero y sobre el escándalo. Conversamos sobre nuestras relaciones con el Gobierno. Mencioné mi amistad con el entonces vicepresidente de la República (Jorge Rodríguez) Durán me dijo que conocía a Rangel Silva porque su compañía le había vendido equipos a la Disip”. El fiscal Mulvihill le preguntó qué había dicho Durán sobre las medidas tomadas por los gobiernos de Argentina y Venezuela.

Maiónica dijo que conversaron sobre una estrategia para conseguir un abogado en Argentina que asistiera a Antonini.

“Una vez que tuviera representación legal, ambos gobiernos habían acordado que el asunto se cerrara para evitar que Antonini pudiera conversar sobre el verdadero destino de los 800.000 dólares”, manifestó.

© 2008 CA Editora El Nacional. Todos Los Derechos Reservados