Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Chile 38 años después

1° marzo 2010

La Concertación entregará a Piñera un país con instituciones.

Por: Leonor Filardo

En 1984, en el directorio del Banco Mundial se presentó un proyecto para respaldar a Chile, pues atravesaba una crisis económica y financiera severa. Después de haber sido sometido a las políticas más atroces, era un enfermo grave cuyas posibilidades de salvarse lucían remotas:

1. En 1970 Salvador Allende, de inclinación marxista, había sido elegido Presidente. Soñaba con un modelo económico al estilo cubano, que se apresuró a ejecutar con base en un convenio con Castro. Comenzó con una fuerte expansión monetaria de más de 300% anual, redujo las tasas de interés por debajo de la tasa de inflación, estableció controles de cambios y de precios, nacionalizó las industrias del cobre, hierro, acero, electricidad, textil, salitre; expropió 2.400.000 Ha., estatizó la banca y se apoderó de medios de comunicación para evitar críticas a su Gobierno. Los resultados fueron un colapso de la actividad económica, escasez de alimentos, incremento del desempleo, fuerte depreciación del escudo, inflación de 73% en 1972 y 362% en 1973, caída del ingreso real y más pobreza. La situación se hizo insostenible. Los militares dan un golpe y Allende decide suicidarse.

2. El líder del golpe, Augusto Pinochet, no estaba preparado para enfrentar la crisis porque los errores acumulados por más de 30 años, que Allende profundizó, hacía pensar a los líderes políticos en el sistema económico suma cero, o sea, que la riqueza de un país tiene un límite, y si está mal distribuida, el objetivo es contar con ese líder que redistribuya el ingreso. Esta concepción equivocada lo que hace es conducir a una lucha de clases donde los diferentes grupos se resisten aceptar el reparto de la torta. Por ello, los primeros años de Pinochet fueron terribles. Continuó con las políticas expansivas, lo que produjo una hiperinflación promedió 305% en los primeros 4 años. Sumado al entorno internacional adverso de los años 80, por la crisis de la deuda de los países en desarrollo, cerraron el acceso a los mercados de capitales, y entre 1981 y 1986 se produjo una crisis bancaria cuyo costo alcanzó 29% del PIB. Ante esta situación, el Gobierno buscó el asesoramiento de egresados de la universidad de Chicago y al premio Nobel de Economía, Milton Friedman, quienes convencieron a Pinochet de adoptar un programa económico de choque. Con el apoyo de los organismos multilaterales reabrieron las puertas del financiamiento internacional.

Pinochet finalmente logró que en lo económico Chile caminara hacia la modernidad, pero políticamente perdió el Plebiscito de 1988 y tuvo que llamar a elecciones en 1989. La oposición de 4 partidos socialistas formó la Concertación que eligió sucesivamente a 4 presidentes. Estos restablecieron las instituciones políticas y Chile hoy día es calificada por la Casa de la Libertad como un país libre, genuinamente democrático. Cada presidente, a su manera, tuvo la sensatez de continuar las políticas que lo llevaron a ocupar el décimo lugar en el índice de la libertad económica: estricta disciplina fiscal y monetaria, iniciada en 1985, con lo cual la inflación se redujo a un promedio de 4,15% entre 1995 y 2008, la economía se diversificó, se liberó el comercio, el PIB creció en forma sostenida, el empleo aumentó y la pobreza se redujo.

La concertación gobernó por 20 años y el presidente opositor, Sebastián Piñera, elegido en enero del 2010 ganó las elecciones con un discurso de honda reflexión: La Concertación de ayer tenía una misión, tenía ideales, principios, proyectos y unidad. Cumplió un rol importante. Pero 20 años en el poder le arrugaron el rostro y el alma. Donde hubo una misión, solo queda la voluntad de aferrarse al poder. Donde había proyectos, campea la improvisación. Donde había principios, prevalece el oportunismo& Chile deberá elegir entre mantener las aguas estancadas o abrir de par en par las puertas y ventanas para que entre el aire fresco a renovar y la luz del sol a iluminar. Si Chile opta por el pasado tendrá más de lo mismo. Einstein dijo: “No pretendamos que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo”. Si Chile opta por el cambio, tendremos un mejor futuro y una mayor esperanza para todos.

38 años después Chile emprende el camino hacia un mayor progreso. La Concertación entregará a Piñera un país con instituciones. Su objetivo es restaurar los valores, derrotar la pobreza y el subdesarrollo creando una cultura innovadora y emprendedora para que alcancen el umbral del mundo desarrollado.

cedice@cedice.org.ve

El Universal