Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Cinco rostros y un destino

Demuestren ustedes cinco que en estas primarias democráticas no habrá sino ganadores

El país tiene ante sí, en primera ocasión, a los abanderados del cambio. Reunidos en el evento unitario promovido por la UCAB el lunes pasado, Machado, Capriles, Pérez, Arria y López respondieron con decoro y solidez las preguntas de estudiantes de muchas universidades.

Ofrecieron una refrescante alternativa al discurso vituperante, gritón y corrosivo que el régimen ha buscado imponer como opción única durante demasiados años.

Al juntarse como competidores civilistas en una contienda esencialmente civil, y alzar las manos en mancomunado propósito han dado, en esta época de egoísmo empoderado, una gran lección de democracia activa en medio de la vorágine totalitaria que como hueco negro del espacio pretende absorber a Venezuela hacia la obscuridad de la nada.

Es un acontecimiento esta presentación. Por tratarse de un esfuerzo unitario frente a un gobierno que trata de aplastar toda oposición, sin conseguirlo. De un esfuerzo para lograr el mayor consenso frente a un gobierno manipulador y engañoso. De un esfuerzo para establecer maneras de procesar diferencias por vía pacífica y democrática, en contraste con las tendencias obliterantes del Gobierno respecto a la crítica, la protesta y el disenso.

Uno de estos rostros está destinado a enfrentar política y electoralmente a una revolución que no responde a reglas sino a las que le cuesta demasiado incumplir. No va a ser una contienda en igualdad de circunstancias, ni con igualdad de derechos. Será una contra el ventajismo y la masa del aparato estatal, subyugado a una voluntad que dejó hace mucho de ser popular.

Pero en realidad no va a ser solo el rostro de quien asuma la candidatura presidencial. Los otros cuatro estarán allí también, potenciando la resonancia del mensaje democrático, tal como se comprometieron ante el público al juntarse en esta ocasión, primera de muchas que esperamos vengan.

Son cuatro hombres y una mujer. Cuatro jóvenes y un veterano. Cuatro que han ocupado posiciones ejecutivas de servicio público, con excelente desempeño, y una dama que está demostrando ser de hierro sin haber pasado por funciones públicas. Estos cinco junto a otros con muchas credenciales y méritos, que con dignidad cedieron el paso, y las cohortes de activistas y simpatizantes que comienzan nuevamente a movilizarse, se colocan así a la vanguardia de una Venezuela que ansía un futuro distinto y mejor.

Mi aspiración como ciudadano es sencilla. Demuestren Uds. cinco que en estas primarias democráticas no habrá sino ganadores. Que esta revolución es una estafa. Que Uds. encarnan al siglo 21, no al pasado y mucho menos al siglo 19. Que la gente común puede reconstituir al país si el Gobierno no lo impide. Que los gobiernos no son capaces de construir países, pero sí de destruirlos. Que la dirección de cualquiera de Uds. será apoyo y no barrera para que todos participen en la reconstitución de la nación. Y que entre todos darán lucidez a la campaña electoral.

Recordar a Andrés Eloy es totalmente pertinente: lo que hay que hacer es dar más sin decir lo que se ha dado, lo que hay que dar es un modo de no tener demasiado y un modo de que otros tengan su modo de tener algo, lo que hay que hacer es saber alumbrarse ojos y manos, y corazón y cabeza, y después ir alumbrando.

dfontiveros@cantv.net

El Universal

Domingo 20 de noviembre de 2011