Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Colombia en ascuas. María Teresa Romero

Las FARC saben que sólo con Santos lograrán lo que esperan de un acuerdo en La Habana.

La incertidumbre en torno al resultado de la 2da. vuelta a los comicios presidenciales colombianos de este 15 de junio, ha superado con creces a la que sufrimos colombianos y vecinos durante la primera vuelta electoral. Nadie sabe qué va a pasar. Ni siquiera las encuestas.

A primera vista, puede pensarse que el presidente-candidato Juan Manuel Santos podría revertir la tendencia de la 1ra. ronda al haber recibido ahora, para la segunda, más apoyos políticos que los obtenidos por el candidato Oscar Iván Zuluaga. Santos cuenta con buena parte de la izquierda colombiana, si bien no ha recibido el apoyo oficial ni del Polo Democrático ni de la Alianza Verde. Sin embargo, muchos de sus miembros anunciaron que votarán por él a título personal.

Además, el presidente tiene el respaldo de las guerrillas, que también mueven gente el día de las votaciones. Las FARC saben que sólo con Santos lograrán lo que esperan de un acuerdo en La Habana. Como bien recuerda Plinio Apuleyo recientemente: “no aceptan sanciones penales ni entrega de armas, exigen asignación de curules en el Congreso y en una asamblea constituyente, reducción de las fuerzas militares, zonas de reserva campesina sin control del Estado y un modelo económico muy similar al que ha causado desastres en Venezuela. Todo esto, sumado a la injerencia que han logrado en la justicia, las universidades, los sindicatos, las comunidades indígenas y afrodescendientes y hasta en la protesta social, (lo que le está) abriendo puertas en Colombia al castro-chavismo”. Históricamente, es de recordar, Colombia ha estado en la mira del proyecto latinoamericano de Fidel Castro.

En cambio, el candidato Zuluaga sólo ha recibido el apoyo formal del Partido Conservador. No obstante, hay otros factores que cuentan en esta elección y que podrían favorecer al candidato uribista, entre ellos la abstención, que fue el verdadero protagonista de la primera vuelta. Algunos sondeos indican que si los abstencionistas salen a votar, la mayoría lo hará en contra de abrirle la puerta del poder a las FARC. Veremos.

MARIA TERESA ROMERO | EL UNIVERSAL
Matero1955@hotmail.com