Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Cómo Brasil puede beneficiarse de la crisis (2)

Sao Paulo, 17 de noviembre de 2011

…Brasil está entrando en la crisis más relevante de su historia, en la que se abren mayores oportunidades, sin un plan de vuelo definido…

Por Luis Nassif

Hoy en día, Brasil se ha convertido en foco de atención de las mayores empresas y economías del mundo por un activo fundamental, todavía más en estos tiempos de crisis: su mercado interno. En todos los sectores hay un chorro de capitales llegando, en busca del puerto seguro de la demanda asegurada que es Brasil.

Llegó la hora de que el país dé un salto y monte una estrategia de inserción en la economía global, con miras a las próximas décadas.Y entonces hay que valerse del ejemplo de China e incluso del ejemplo brasileño de los años 50 a los 80.

El mercado interno es un activo nacional. Como tal, el acceso debe ser negociado. La negociación tiene que girar en torno a puntos esenciales:

1. Compromiso de la empresa que entra de seguir el proceso básico de producción, con índices crecientes de nacionalización. Las recientes iniciativas en el sector del automóvil mostraron su eficacia, acelerando la decisión de las mayores empresas de ampliar la nacionalización de su producción.

2. Compromiso con el objetivo de transferencia de tecnología. Hoy, por ejemplo, las empresas químicas más grandes del mundo están aquí. Y el país sigue siendo altamente dependiente de productos químicos refinados. Hay que levantar el mapa de los productos clave de la actual etapa de desarrollo y dar prioridad, exigiendo contrapartida a las empresas que vengan.

3. Contrapartida en el fortalecimiento de la cadena productiva del sector, inclusive con políticas claras de compra y capacitación de micro, pequeñas y medianas empresas nacionales.

4. Compromiso con los movimentos de innovación ya existentes en el país.

5. Formas de inducción a la descentralización del desarrollo.

6. Metas firmes de exportación y de sustitución de importaciones.

Hay varias maneras de que el gobierno actúe. Una de ellas, con las leyes claras y objetivas. Otra, en la parte tributaria. Una tercera herramienta, en la política de compras públicas.

Especialmente en los sectores de salud, educación y defensa, el país hace compras masivas, ambicionadas por las compañías más grandes del mundo. Es decir, el mercado es el oferente y Brasil el gran demandante.

Como en el recién anunciado episodio Foxconn – con el BNDES y Eike Baptista asociándose en el proyecto – hay espacio para comenzar alguna estrategia envolviendo a los grandes inversores y fondos de inversión en Brasil.

Más que eso, el triplete ideal sería: multinacionales -> fondos de inversiones ->medianas empresas brasileñas con capacidad de absorber tecnología.

Es preciso dejar de lado la idea de que basta con la llegada de una multinacional al país para que, automáticamente, se produzcan ganancias tecnológicas y de innovación. Hay una parte modernizadora, el ejemplo de sus productos, algún contacto entre institutos de investigación y sus especialistas, la relación con los proveedores. Pero, en general, no hay políticas objetivas de transferencia de tecnología, de inducción a la asociación con institutos de estudio nacionales, de capacitación, en fin, de investigación nacional.

Brasil está entrando en la crisis más relevante de su historia, en la que se abren mayores oportunidades, sin un plan de vuelo definido.

Es preciso repensar y perfeccionar la cuestión de la inversión externa.

(www.luisnassif.com.br)