Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Comunas o Comunismo? Emeterio Gómez

¿Llegarán alguna vez a entender lo que de verdad es el Comunismo aunque lo disfracen de Comunal?

Hace algún tiempo, Chávez se declaró marxista y es evidente que el Socialismo del siglo XXI es idéntico al Comunismo del XX… Pero no se han atrevido a asumirlo de manera explícita y por su nombre. Les da mucho miedo, por lo desacreditado de dicho Modelo de Sociedad. Ahora han encontrado el subterfugio o la coartada perfecta: La Sociedad Comunal. ¿Cuándo entenderán o, mejor, llegarán alguna vez a entender, lo que de verdad es el Comunismo, por mucho que lo disfracen de Comunal? ¿Llegarán algún día a intuir siquiera que es absolutamente inviable, utópico o iluso?

Pero no inviable, utópico e iluso por la ridiculez de la supuesta ciencia marxista del Materialismo Histórico. No porque el Esclavismo fue sustituido por el Feudalismo y éste por el Capitalismo, después del cual vendría necesariamente el Comunismo, como preveía dicha ciencia sosa. Ni tampoco inviable, utópico e iluso porque fuese inconsistente la Teoría Marxista del Valor, esa idea boba según la cual la totalidad del valor de las mercancías -¡¡en el Capitalismo!!- la genera el trabajo. Es decir, que el capitalista, el Emprendedor, el que pare la idea, pone el capital, asume los riesgos ¡¡y gerencia la Empresa!!, ese miserable, a pesar de todo ello, no genera un ápice de valor. Porque él es un parásito, un explotador inmisericorde -y casi criminal- que sólo sirve para expropiarle la Plusvalía al obrero. No es tampoco esta necedad la causa esencial de la inviabilidad radical del Comunismo.

La verdadera causa de que el Comunismo sea utópico, iluso e inviable es que resulta demasiado idílico ¡¡para la miseria espiritual que es el Hombre!! Imaginarse una sociedad en la que hayan desaparecido las contradicciones y confrontaciones entre los Seres Humanos; en la cual, en consecuencia, la Moral ya no sea necesaria (“Prejuicio pequeño burgués” la llamó Marx) porque hayan cesado la Lucha de Clases y la Explotación del Hombre por el Hombre; y, sobre todo, una sociedad en la que cada quien reciba un ingreso, no en proporción a sus capacidades -como en el Capitalismo Inhumano- sino en relación a sus necesidades; todo ello es una Utopía tonta… ¡¡porque las condiciones espirituales actuales del Ser Humano no dan para tanto!! Porque la Moral actual no tiene ninguna posibilidad de imponerse sobre la animalidad y el egoísmo. El Comunismo es inviable, en síntesis, porque la Humanidad no logró jamás desarrollar su Dimensión Ética. ¡¡Porque ésta fue dejada de lado ante la inmensa fuerza pragmática de la Lógica, la Tecnología y la Ciencia!! Porque -precisamente por todo ello- la única forma de imponer el Comunismo, es la que se usó en la Rusia de Stalin, la China de Mao y la Cuba de Castro: la dictadura totalitaria y criminal.

O, puesto todo exactamente al revés, visto todo desde la otra acera: ¿cuándo entenderán Chávez y los suyos que los Derechos Humanos, proclamados en 1948, eran inviables e ilusos hace 4.000 o 5.000 años, cuando asumimos la Ley del Talión y el animalesco “Ojo por ojo, diente por diente”? ¿Cuándo entenderán que hace 400 o 500 años, el Espíritu Humano no estaba preparado ¡¡sino para el Capitalismo Salvaje!!? Un Modelo de Sociedad centrado en el egoísmo individual y en la imposibilidad de incorporar a nuestro espíritu la Dimensión Moral. Pero también ¿cuándo entenderemos los defensores del Capitalismo que este Modelo de Sociedad ya no tiene hoy que centrarse exclusivamente en el Mercado y en la pura maximización de la Tasa de la Ganancia, sino que puede asumir la Moralidad y la posibilidad de avanzar -¡¡muy lentamente of course!!- hacia el Capitalismo Solidario?

gomezemeterio@gmail.com

Fuente: El Universal