Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Conocer, Creer y Crear

Conocer el proceso de Crear es imposible. Porque si se lo conociese…

Con todo el respeto para mis amigos-contradictores en esta incipiente polémica sobre la Muerte de la Filosofía, quiero dejar muy clara una de mis premisas esenciales: cuando hablo de dicha Muerte no niego, por supuesto, que podamos seguir haciéndonos las preguntas que Platón, Kant o Hegel se hicieron. Nada nos impide seguir “teniendo inquietudes” y haciéndonos esas preguntas. ¡¡Precisamente porque todas las respuestas que los filósofos dieron fueron endebles!! Cada uno de ellos criticó acertada y demoledoramente a sus antecesores, antes de construir su propio sistema: otro bodrio igual o peor que los criticados.

Cuando digo que la Filosofía ha muerto, quiero decir tres cosas: 1) Que todos los grandes filósofos, absolutamente todos los que han intentado producir un fundamento racional último para el Mundo y para Lo Humano, han fracasado. 2) Que después de Heidegger, que publicó su obra clave en 1927, no se ha producido ningún otro Gran Sistema filosófico. Y 3) lo más importante ¡¡que después de él, esos Grandes Sistemas resultan impensables!!

¿Que cómo puedo estar tan seguro? Precisamente porque se trata de un Conocer… y no de un Creer. De un Conocimiento que se ha hecho sólido a partir y a causa de Heidegger. Porque él puso en evidencia, finalmente, que la Razón (esto es, la Filosofía) no puede ser sino hipotética y abstracta, o sea, que no se refiere a la realidad misma, sino a premisas que abstraemos de ella. El conocimiento que deducimos a partir de esas premisas es necesario y universal… ¡¡pero las premisas no!! Ellas son sólo Creencias, apreciaciones empíricas, sobre las que no tenemos ninguna certeza. SI todos los hombres son mortales y SISócrates es hombre, ¿cómo dudar de que Sócrates sea mortal? Se trata de una vulgar tautología. ¡¡Como toda la Filosofía!! En cambio, el que “todos los hombres sean mortales”, no es una verdad racional, sino empírica, una Creencia que la clonación de seres humanos podría echar por tierra. No va a haber después de Heidegger ningún sistema filosófico global, porque él puso en evidencia que el Ser Humano, al que llamó Dasein, es del todo incognoscible.

La Filosofía murió en el mismo instante en que descubrió que no hay, ni puede haber, ningún conocimiento racional directo del Ser, del Mundo y mucho, pero muchísimo menos, del Espíritu. Que los griegos estaban equivocados al creer que el Logos (esto es, la Lógica) era “La manera de ser de la realidad”. Porque ésta es profundamente irracional y sólo se torna racional cuando nosotros le superponemos estructuras lógicas. En otras palabras, que todo conocimiento racional está montado sobre premisas que no son ellas mismas racionales. Premisas de las cuales no tenemos un conocimiento lógico, sino que son tan solo creencias. Porque, en última instancia, si hurgamos en nosotros mismos descubriremos que -afortunadamente- todo nuestro Conocer está montado sobre el Creer.

Pero esa, con todo lo poderosa que es, no es la causa esencial que acabó con la Filosofía. El que todo Conocer se funde en un Creer ya es suficiente para barrer con Platón y su combo, pero el verdadero problema no es el Creer, sino el Crear.Es apenas hace 200 años que Occidente descubre que lo esencial no es el Conocer, ni el Creer, ¡¡sino el Crear!! La capacidad de poner o crear el Bien (y el Mal) en nuestro propio Espíritu; a partir de la Nada, esto es, Ex-Nihilo. Y, por definición, tautológicamente, Conocer el proceso de Crear es imposible. Porque si se lo conociese… ¡¡no habría Creación alguna!! Es allí donde finalmente se estrella la Filosofía.

http://emeteriogomez.wordpress.com

Fuente: El Universal
01 de abril de 2012