Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
De la estabilidad al paquete I. Narciso Guaramato Parra

Venezuela fue durante la primera mitad del siglo XX, ejemplo mundial de estabilidad económica, fue uno de los países con una de las mayores tasas de crecimiento con una inflación de un dígito ¿En qué momento se perdió el rumbo? A continuación haremos un vuelo por la historia económica contemporánea de Venezuela y dejaremos a la interpretación de cada quien la ubicación de ese punto de inflexión en donde todo cambió.

PERIODO (1950 – 1957)

El gobierno del Gral. Marcos Pérez Jiménez, fue un período de crecimiento en Venezuela, apuntalado por una elevación de la actividad constructora. Sobre todo en la ciudad capital se realizaron una serie de obras públicas: Paseo Los Ilustres; Ciudad Universitaria de Caracas y Maracay; Hospital clínico; estadios Olímpicos, Aula Magna, Biblioteca, etc.; Av. Andrés Bello; Av. Nueva Granada; Av. Sucre; Av. Victoria, prolongación de la avenida Bolívar; Av. San Martín; Av. Urdaneta; Av. Páez, Av. Fuerzas Armadas; Av. México; Paseo Los Ilustres; Av. Los Próceres, el Círculo Militar; Teleférico Caracas – Ávila – La Guaira, Hotel; Teleférico de Mérida; Ciudad vacacional Los Caracas; Carretera de la costa desde la Guaira hasta Los Caracas; Remodelación de Macuto después de la vaguada del año 52; Autopista Caracas La Guaira, túneles y viaductos; Aeropuerto de Maiquetía; Puerto de la Guaira; Autopista Las Tejerías – Valencia; Carretera Panamericana Caracas – Las Tejerías, La urbanización 2 de Diciembre (23 de Enero); Cota 905; Las Torres del Silencio; Casa presidencial en la Orchila La Casona y edificio de la guardia presidencial frente a Miraflores; Aeropuerto de La Carlota; Canalización del río Guiare; Canal 5, primera televisora de Venezuela; Hospital Central Barquisimeto, San Cristóbal, Maracaibo; Edificio Nacional Barquisimeto, San Cristóbal; Hospital Militar de Caracas; Círculo Militar Maracay, San Cristóbal.

En el período (1950-1957), el PIB venezolano experimentó un sorprendente crecimiento de 87%, uno de los más altos del mundo. El aumento de los precios petroleros por el conflicto del canal de Suez ayudó a financiar el aumento del  gasto público, como no los indica el Prof. Toro Hardy: “Un nivel de gasto público razonablemente alto y orientado fundamentalmente hacia la formación de infraestructura […] Durante el lapso considerado, a pesar de los aspectos negativos inherentes a la existencia de un régimen de tipo dictatorial, el gobierno logro un clima de estabilidad favorable a las inversiones y al desarrollo de la iniciativa privada. En el ámbito monetario se destacaron dos aspectos fundamentales: la estabilidad de los precios y la estabilidad del tipo de cambio.”

El Economista Pedro Esteban Mejía Alarcón nos explica el entorno mundial en que se desenvuelve la dictadura: “Los años de la dictadura perezjimenista fueron años de auge económico en todo el mundo capitalista. Se vivió un boom económico que alcanzó a Venezuela por la demanda creciente del energético utilizado en la reconstrucción europea y japonesa –con el significativo papel jugado por los Estados Unidos  en el recambio tecnológico ocurrido en Europa- donde se impuso el petróleo como el principal energético utilizado en la industria en detrimento del carbón; la guerra de Corea, la crisis de Suez y los preparativos bélicos motivados por la ideología de la guerra fría.”

Si hay que etiquetar el pensamiento económico de este período podemos decir que Keynes fue el rey.

LA CRISIS DE 1960

En 1958 es derrocado el Dictador Pérez Jiménez, mediante un movimiento cívico-militar que se inicia con una rebelión militar el 01 de enero y culmina con la huida del país del presidente, el 23 de enero,  posterior a una huelga nacional y general los días 21 y 22.

Pérez Jiménez dejó una deuda no oficial negociada a descuento en los mercados financieros Internacionales. No se trataba de una deuda regular contratada  de acuerdo a los lineamientos de la Ley de Crédito Público, sino que fue contratada por el ejecutivo a base de pagarés y letras de cambio. En los últimos tiempos de su gobierno, Pérez Jiménez se había negado a pagar esas obligaciones o las había diferido y la consecuencia fue que los papeles, emitidos por el Gobierno a título de deuda y descontados en los mercados internacionales, se depreciaron sustancialmente generando enormes pérdida a sus poseedores, normalmente instituciones financieras.

Producto de una fuga de divisas que comprometió la balanza de pagos así como una serie de cartas de crédito solicitadas y no pagadas por la dictadura, el 8 de noviembre de 1960, el gobierno de Rómulo Betancourt y el BCV decidieron imponer un control de cambios, mediante el establecimiento de sistema dual: de mercado controlado, con dólar a  Bs. 3,35, y mercado libre, con fluctuación del tipo de cambio.

Las medidas de austeridad ejecutadas por el gobierno, la cual incluía una reducción del sueldo de los empleados públicos un 20%, lograron en el corto plazo una estabilidad económica apuntalada por la renta petrolera. y un incipiente parque industrial gracias a la política de sustitución de importaciones por producción interna (CEPAL). Esta estabilidad duró más de veinte años.

Sin embargo en este período se reforzó el sistema conocido como “Capitalismo de Estado” en el cual el Estado actúa como capitalista a través de las empresas públicas o empresas de propiedad estatal (Sociedades Estatales) produciendo bienes y servicios cuya provisión podría haber sido confiada al mercado y compitiendo en los mercados nacionales e internacionales con toda suerte de empresas privadas.

NARCISO GUARAMATO PARRA
guaramatoparra@gmail.com
@guaramatoparra