Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
De la estabilidad al paquete II. Narciso Guaramato Parra

Periodo (1961–1982) Durante este período de estabilidad cambiaria el estado se consolidó como el motor fundamental de la economía en competencia directa con el sector privado.

Este hecho fue consecuencia de algunos de:

  • La Creación de la OPEP. En 1960, en Medioriente, en la Conferencia de Bagdad se organiza un cartel de países petroleros ante la caída del precio del crudo que han alentado las compañías petroleras; se gesta así la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), sus miembros inicialmente son: Irán, Irak , Kuwait, Arabia Saudita y Venezuela, este último hasta entonces el mayor productor y exportador de petróleo.  
  • La crisis del Canal de Suez. En 1956 la interrupción en la navegación del canal como consecuencia de las acciones militares que enfrentan a Egipto con Israel, Gran Bretaña comprometiendo el tránsito de tanqueros petroleros genera una gran tensión en el mercado.
  • La Guerra de los seis días. En junio de 1968, se dio inicio a un conflicto bélico entre Israel y una alianza de países árabes  (Egipto, Jordania, Irak y Siria. Al finalizar esta guerra Israel había conquistado la Península del Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este (incluyendo la Ciudad Vieja) y los Altos del Golán.
  • El embargo árabe. el 23 de agosto de 1973, a raíz de la decisión de la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo (que agrupaba a los países árabes miembros de la OPEP mas Egipto, Siria y Túnez ) con miembros del golfo pérsico de la OPEP (lo que incluía a Irán) de no exportar más petróleo a los países que habían apoyado a Israel durante la guerra del Yom Kippur (llamada así por la fecha conmemorativa judía Yom Kipur), que enfrentaba a Israel con Siria y Egipto. Esta medida incluía a Estados Unidos y a sus aliados de Europa Occidental.

La unión de estos eventos permitió que Venezuela disfrutara de una bonanza sin precedentes. El valor promedio de Exportación de los crudos y productos venezolanos, pasó de 4,42 US$ el barril para 1973 a 31,64 US$  por barril en 1983,  lo que representa un 615,84%.  La gran cantidad de recursos monetarios que entraron al país, nos encontraron sin preparación alguna, Los posibles ajustes que se tenían que hacer, quedaron postergados. El presidente Pérez, en su primer gobierno dijo una de sus más citadas frases: “administrar la abundancia con criterio de escasez” y. así lo intentó con la creación del Fondo de inversiones de Venezuela (FIV) en 1974 con los objeto de:

1. La realización de colocaciones e inversiones rentables que propendan a la preservación del valor de sus activos;

2. optimizar el rendimiento de los recursos propios y los que le sean asignados para, programas estratégicos;

3. la formulación y ejecución de la política de privatización y el apoyo a otros entes públicos en esta materia;

4. apoyar técnica y financieramente la expansión y diversificación de la estructura productiva del país;

5. la gestión diaria del Fondo de Rescate de la Deuda Pública de Venezuela, conforme a la ley orgánica de Creación del Fondo de Rescate de la Deuda Pública de Venezuela;

6. el desarrollo de Programas de Cooperación Financiera Internacional que le asigne el Ejecutivo Nacional dentro del marco de su política exterior; y,

7. Proponer los marcos regulatorios de las diferentes actividades ejercidas por el Estado, que se requieran para adelantar los procesos de privatización.”

Sin embargo el programa, a nuestro entender que ha logrado sus mayores frutos fue el “Plan de Becas Gran Mariscal de Ayacucho”, con el cual los jóvenes venezolanos pudieron acceder a la mejor educación posible en las universidades del exterior.

LA CRISIS DE LA DEUDA EXTERNA LATINOAMERICANA

En marzo de 1982, ocurrió la primera caída de los precios del petróleo, casi simultáneamente  con  una caída del Peso Mexicano   En los meses de septiembre y octubre de ese mismo año, explota lo que se conoce como “La Crisis de la Deuda Externa Latinoamericana” cuando  el secretario de Hacienda de México, Jesús Silva-Herzog Flores, afirmó que el país ya no sería capaz de pagar su deuda.4 México declaró que no podía cumplir con las fechas de vencimiento de los pagos, y anunció unilateralmente una moratoria de 90 días, también solicitó una renegociación de los plazos de pago y nuevos préstamos con el fin de cumplir sus obligaciones previas. México para la fecha poseía obligaciones por un monto superior a los 600 millones de dólares

EL VIERNES NEGRO

Venezuela no pudo escapar a esta crisis, de tal forma, que el viernes 18 de febrero de 1983. El mercado cambiario amanece cerrado. En un ardiente debate, se enfrentaron los dos entes económicos principales, el Banco Central y e Ministerio de Hacienda. El presidente del Banco Central de Venezuela, Leopoldo Díaz Bruzual, planteó una devaluación lineal de 50%  (De Bs. 4,30 a Bs. 6,50), la creación de un régimen de cambios ágil y moderado con el funcionamiento de un mercado libre, donde la divisa norteamericana fluctuara  libremente, pero sin que sus fluctuaciones se salieran de la influencia efectiva del B.C.V.

Sin embargo ganó la tesis planteada por el Ministro de Hacienda, Arturo Sosa y se estableció un régimen de cuatro  tipos de cambios: 4,30 para la mayor parte de las importaciones de bienes y servicios, la deuda pública externa y los intereses de la deuda privada, así como las  remesas para estudiantes en el exterior; otro de Bs. 6,00por dólar, para los bienes y servicios considerados como no esenciales, de Bs. 9,90 por dólar, para las ventas efectuadas por el BCV y el tipo del mercado libre.

El economista Maxim Ross nos señala que: “Venezuela fue convulsionada por los acontecimientos del «viernes negro» en 1983, como resultado de las grandes distorsiones y de la inestabilidad originada en los años anteriores, por lo que conviene ver con cierta profundidad de este período, porqué  se revirtieron o se intentaron revertir muchas de las prácticas «estatizantes» previas y porque las respuestas a la crisis fueron insuficientes y generaron ese lapso de inseguridad y desconfianza en las políticas de los distintos gobiernos. Son los años de la insolvencia pública que está detrás de la crisis de la deuda y de proporciones elevadas de salida de capital que seguramente fueron los puntos de partida de las críticas al sector privado”.

NARCISO GUARAMATO PARRA
guaramatoparra@gmail.com
@guaramatoparra