Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Del Desajuste Tributario: Aumento de la U.T.

El miércoles 25 de febrero, tras su publicación en la Gaceta Oficial N. 40.608, entró en vigencia el ajuste a la Unidad Tributaria (U.T.) correspondiente al nuevo período fiscal 2015, pasando ésta de Bs. 127 a Bs. 150. Tal aumento de la unidad de cálculo en cuestión representa un ajuste del 18,11%.

De acuerdo al el Código Orgánico Tributario (C.O.T.), Artículo 121, numeral 15, tal ajuste debe corresponder con la variación de precios correspondiente al cálculo del BCV del IPC del Área Metropolitana de Caracas:

Reajustar la unidad tributaria (U.T.) dentro de los quince (15) primeros días del mes de febrero de cada año, previa opinión favorable de la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional, sobre la base de la variación producida en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el Área Metropolitana de Caracas, del año inmediatamente anterior, publicado por el Banco Central de Venezuela. La opinión de la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional, deberá ser emitida dentro de los quince (15) días continuos siguientes de solicitada.

Ocurre, sin embargo, que el aumento de la unidad contable no coincide con los niveles de inflación correspondientes a lo estipulado en el C.O.T., los cuales señalan un aumento de precios del 64,69% en la ciudad de Caracas, de acuerdo a cifras del BCV, para el año 2014.

¿Cuál es el porqué de esta decisión? Si se decidiera aplicar un ajuste bajo los lineamientos legales mencionados, la U.T. pasaría a Bs. 209, sin embargo, la coyuntura vigente de enorme presiones fiscales, se estima, ha obligado al Ejecutivo como Poder Público central, a través del SENIAT, al sub-cálculo de las variaciones consideradas con el fin de maximizar la recaudación tributaria. Tales consideraciones obedecen a que las cantidades de U.T. necesarias para calificar como contribuyente en el I.S.L.R. permanecen sin modificaciones, por lo que, aplicando un ajuste por debajo de la inflación y aumentos salariales, mayor cantidad de personas califican dentro de las tarifas señaladas por la Ley de ISLR. Razonamiento similar corresponde a las rebajas impositivas y deducciones.

Tabla 1.- Tarifa N.1 – Niveles de gravamen de acuerdo a ingresos (I.S.L.R.)

Fuente: Ley de ISLR. Elaboración Propia.

Fuente: Ley de ISLR. Elaboración Propia.

Adicionalmente, como ciertos beneficios sociales se encuentran calculados en base a la U.T., la percepción de estos por los ciudadanos beneficiarios se verá a su vez afectada, pues la utilidad asociada será cada vez menor dado el impacto inflacionario. Así mismo, si bien la medida implica la imposición de costos importantes sobre el ciudadano venezolano, ésta también representa unas contadas ventajas, pues sanciones pecuniarias, por ejemplo, también poseen como unidad contable a la U.T. (Sin embargo, el bajo nivel de institucionalidad compromete la percepción de los mismos).

De cualquier forma, lo cierto es que la irresponsabilidad fiscal e hipertrofia estatal, expresada a través de la inflación y aumento de la contribución tributaria, representan costos acumulados sobre los ciudadanos venezolanos cada vez mayores, haciendo apremiante el saneamiento de las cuentas públicas, condición necesaria para la estabilidad económica de una nación y su desarrollo.

Tabla 2.- U.T., Variación e IPC del Área Metropolitana de Caracas (1999-2015).

*Entra en vigencia la Ley de Reconversión Monetaria.
Fuente: BCV, METRONIC. Elaboración Propia.

 

RAMÓN REY | OBSERVATORIO GASTO PÚBLICO
@CEDICE #CEDICEOBSERVA