Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Del Imperio Romano Al Estadounidense. Luis Pazos

Hace aproximadamente 40 años estuvo de moda en los Estados Unidos un libro titulado The greeming of America (El reverdecer de América), cuyo autor entre otras tesis anunciaba la decadencia de los Estados Unidos.
Han pasado cuatro décadas de la publicación de ese libro que vaticinaba la caída de los Estados Unidos, pero, con todos sus problemas, EUA es todavía el país que mueve al mundo; sin embargo, su fortaleza ya no es la misma que hace algunas décadas, aunque es probable que ni usted ni yo veamos el colapso de lo que algunos llaman el Imperio Americano.
Henri Pirenne, uno de los historiadores más importantes de todos los tiempos, describe en el libro Mahoma y Carlomagno cómo, aunque la decadencia del imperio romano empezó en el siglo IV, todavía en el VI los bárbaros rendían pleitesía al Emperador Romano.
La decadencia del imperio romano no se dio por las invasiones de los bárbaros ni por enemigos externos, sino porque los gobernantes romanos para ganarse la simpatía de su pueblo les otorgaron gratuitamente tierras, privilegios y se excedieron en sus gastos. Los excesos de los emperadores y no las invasiones bárbaras, ni las de Atila, ni las de los turcos, fueron los responsables de la caída del imperio romano.
Algo parecido sucede con los grandes imperios de los últimos tiempos. El imperio socialista, que duró más de 70 años, encabezado por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) no cayó por sus enemigos externos, sino por la ineficiencia del capitalismo de Estado vigente durante varias décadas en ese imperio.
Los Estados Unidos durarán más porque están basados en un sistema democrático y de libre empresa, que permite autocorrecciones, pero los excesivos gastos de sus gobernantes, los pleitos entre sus legisladores, como en Roma, y los subsidios a grupos, como los costosos Welfare y Medical Care, acelerarán, de no cambiarse, el declive de los Estados Unidos.
lpazos@prodigy.net.mx
Twitter@luispazos1
Profesor de Economía Política