Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Devaluación desordenada. Aurelio F. Concheso

El próximo febrero se cumplen 30 años de el llamado “Viernes Negro” momento en el cual Venezuela eliminó la libre convertibilidad cambiaria y paridad fija con el $, luego de casi un siglo de estabilidad monetaria que era envidia del Mundo. Dos generaciones de venezolanos han nacido en ese lapso, la mitad del cual ha sido bajo el actual Presidente, y durante 20 de esos años hemos tenido tres controles de cambio, el último, el de Giordani, que ya va para una década.

En ese lapso signado por controles cada vez mas estrictos e irracionales, el bolívar se ha devaluado 900% contra el dólar a la tasa oficial y 3.388% si tomamos la tasa libre, negra, de permuta o como se le quiera llamar, la única a la que los simples mortales pueden acceder para poner sus exiguos ahorros a resguardo de la voracidad estatal. A punto de cerrarse el año ya todos saben que al Gobierno no le queda más remedio que devaluar para cuadrar sus cuentas, y si alguna duda quedara, las negativas de los funcionarios de que eso va a suceder, confirman lo contrario.

De hecho, la devaluación ya comenzó, pero como siempre de la forma mas desordenada posible. Lo primero que ordenó Giordani para repetir la Historia Sin Fin fue cerrar el grifo de dólares que desde PDVSA fluían subrepticiamente al paralelo, provocando que éste desde el 15 de septiembre haya aumentado su tasa de cambio un 70%, equiparándola, curiosamente, a donde ya estaba el $ “BigMac” desde hace varios meses. Lo segundo fue cortarle al BCV el suministro de bonos al Sitme que ya muere de inanición. ¿Que el Gobierno se quedó sin $s? ¡Como no! Los tiene, pero a buen resguardo hasta que se consuma el tránsito a las nuevas paridades después de las Navidades. En ese momento quienes estaban a la espera de liquidaciones de Cadivi Sitme, etc las recibirán, pero a la nueva paridad, dándole al Gobierno una efímera “ganancia cambiaria” que pudiera estar en los Bs. 50 millardos a expensas, claro está, de importadores, consumidores y ahorristas.

Para contribuir al desorden, el Gobierno dirá que “no ha devaluado” porqué mantendrá la ilusión de 4.30 para algunas importaciones y transacciones que le favorecen a él o a sus socios “socialistas”. Mientras Venezuela siga aplicando políticas cambiarias desacreditadas desde cuando la televisión todavía era de blanco y negro, será muy difícil que promovamos inversiones y modernicemos una economía cada vez mas aislada de las realidades mundiales.

Editorial Laotravía www.laotraviarcr.blogspot.com