Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Días de cólera

El Universal 21/010/2009

Los días de cólera no acabarán el 15 de febrero, gane o pierda acrecentará la violencia

Por: María Teresa Romero

El título de esta breve nota no hace en parte referencia, como el lector pudiera creer, a una de las novelas del escritor español Arturo Pérez-Reverte, excelente historia novelada que se sumerge en la épica callejera que los madrileños protagonizaron el 2 de mayo de 1808. Más bien se refiere al talante beligerante que domina a Hugo Chávez en estos preciosos días iniciales de 2009, jornadas luminosas de cielos límpidos, azulísimos, inundadas de sol. Días que nos regalan los Dioses a los venezolanos de bien para poder soportar a los malandros de calle, cuello blanco, camisas rojas y uniformes verde oliva que se dedican a destruir nuestra patria. La verdad sea dicha: el militar que nos desgobierna siempre ha tenido un carácter irritado, tendiente a la ira súbita. Pero nunca como en el alba de este nuevo año se ha mostrado tan iracundo. Ahora no sólo arremete en contra de los opositores adultos (así sean curas) que se atrevan a criticarlo o a rechazar sus pretensiones de perpetuarse en el poder y dominar totalmente a la sociedad venezolana. También ahora embiste a nuestros valientes jóvenes que en pie de lucha pacífica cada día son más valorados por la mayoría de los venezolanos. Como siempre, el problema es que la furia de quien se cree el Rey del país no se queda en palabras sino que se convierte en acciones violentas por parte de sus seguidores de alta y baja ralea, en patente de corso para la delincuencia que semanalmente se despacha no menos 200 ciudadanos. Esta semana se inició con el lanzamiento de bombas lacrimógenas, a la sede de la Nunciatura Apostólica y a la residencia de Marcel Granier; con la quema del auto del Presidente de la FCU de la UCV; con la toma de la sede de la Alcaldía Metropolitana, entre otros actos “revolucionarios”. Ciertamente, como dijo el Alcalde Ledezma, se trata de un plan gubernamental de violencia indefinida. ¿Acaso no estamos desde hace tiempo en una guerra civil siendo el gobierno su principal promotor? Los días de cólera no acabarán el 15 de febrero. Gane o pierda, Chávez acrecentará el uso de la violencia política y de todo tipo. Este es nuestro mayor reto ciudadano. ¿También nosotros los venezolanos de a pié tendremos nuestros días de cólera?

mteresa100@hotmail.com