Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Dos elecciones. Gerver Torres

Dos comicios presidenciales, en dos países: Venezuela y Estados Unidos

Con un mes de diferencia y dos mil kilómetros de distancia tuvieron lugar dos elecciones presidenciales, en dos países: Venezuela y Estados Unidos. Hay similitudes y diferencias. Aquí me quiero centrar en cinco de estas últimas.

Primero, la fecha. ¿Quién decidió la fecha de la elección? En Estados Unidos lo define la Constitución. Es la misma fecha siempre. En Venezuela lo decide un organismo controlado hoy por el Gobierno y que, por ejemplo, decidió que las elecciones se hicieran el 7 de octubre sin nunca dar explicación alguna de la razón para ello.

Segundo, los términos presidenciales. En Estados Unidos el presidente Obama ganó un segundo mandato de 4 años para completar 8 en total, periodo después del cual se retirará para siempre del poder. En Venezuela, Hugo Chávez obtuvo un tercer mandato, para completar un periodo de 20 años, sin que exista limitación constitucional alguna para su permanencia allí indefinida.

Tercero, los recursos. En Estados Unidos, el Presidente no puede hacer uso de los bienes públicos para su campaña. No puede obligar a los empleados públicos a participar de sus actos políticos. Tampoco tiene emisoras de radio o televisión para promoverse. En Venezuela, el presidente Chávez utilizó todos los recursos del Estado y presionó los funcionarios públicos en su favor.

Cuarto, la campaña electoral. En Estados Unidos, los candidatos participaron de tres debates para discutir sus propuestas. El país los siguió con atención. En Venezuela, el presidente Chávez, a pesar de que habla permanentemente de la necesidad de discutir todas las ideas, se negó rotundamente a debatir con su contrincante.

Quinto, el lenguaje. En Estados Unidos los candidatos se llamaron siempre por sus nombres. En Venezuela, el Presidente nunca llamó al candidato opositor por su nombre; solo lo hizo con insultos. En verdad, la distancia entre las dos democracias es de mucho más de un mes y 2.000 kilómetros.

gerver@liderazgoyvision.org

Por: Gerver Torres