Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
“Economistas alertan que regulación de ganancias puede traer más escasez”

Con el establecimiento de un 30 % para el margen de ganancia de las empresas, el Gobierno toma el rumbo hacia lo que considera, va a proteger al pueblo en contra de la usura, la especulación y el acaparamiento del cual acusa al sector privado.

Andreína Tarazón, Karlyn Granadillo y Luis Motta Domínguez son los nombres que regirán a la economía en materia de costos y precios. La Superintendencia de Costos y Precios Justos va a absorber al Indepabis con esta nueva ley, que se dio vía Habilitante.

Los empresarios ahora mismo están analizando si esta medida tomará en cuenta a los costos operativos de las organizaciones dedicadas a determinada actividad comercial. Por otra parte, los analistas en materia económica prevén que gracias a esta situación, se podría eliminar la competencia, lo que consideran como base del mercado.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, estas regulaciones siguen afectando dos derechos que están previstos en la constitución, uno es el derecho a la propiedad, “una empresa privada es una red organizacional de activos privados que el Gobierno está interviniendo indebidamente”.

En segundo lugar, a juicio del gremialista el derecho a la libre empresa es otro punto importante. “Supone no solo decidir a qué te vas a dedicar, sino en el margen de la legalidad decir cómo administras tu negocio y de qué manera y qué forma, ambos derechos están complicados por el Gobierno”.

El representante de un sector de los privados explica que el peligro fundamental es que este contexto traiga como consecuencia el colapso definitivo de la actividad privada en el país y con lo que va a significar, “que es menos inversión, menos capacidad de captación tributaria, menos empresas, menos empleo y por supuesto más pobreza generalizada”.

“El manoseo constante de la estructura de costos y de precios y ahora de utilidad y ganancia de una empresa sin considerar todos los costos, definiendo arbitrariamente que es lo que se puede incluir y que no, pues digamos provoca una posición de colapso. El Gobierno pretende que con más controles va a resolver los problemas causados por los controles y además con el desparpajo de mantener a los mismos controladores de siempre”, sostuvo el agremiado. 

Expectativas de empresarios previas a los anuncios

Los empresarios tenían la esperanza de que el Gobierno “tuviese un poquito más de sensatez, de que tuviese más sentido de realidad ante las distorsiones –que el mismo Gobierno con sus propias políticas ha provocado en la economía– pues tuviese la iniciativa de hacer las rectificaciones que todo el mundo sabe que se necesitan”, dijo Maldonado.

Reveló el representante de la Cámara, que la administración venezolana en vez de apelar al pragmatismo en base a las exigencias de la realidad, se mantuvo en su cuadratura ideológica, mantuvo al mismo equipo económico, mantuvo las mismas premisas y por lo tanto, “va a lograr los mismos resultados”.

Salud de las empresas posanuncios

El economista Ángel García Banchs no está de acuerdo con la regulación que realizó el Gobierno con la tasa de ganancias. “En cualquier sociedad avanzada, el mecanismo o la fuerza en la sociedad que regula la tasa de ganancias es la competencia”.

A su reflexión se debería levantar el control de cambio y de precios para que la gente pueda competir, “el problema de fondo son los controles”.

La salud de las empresas va a depender de cuantas veces se rote la mercancía el mismo año.

“Hay empresas que tienen rotación de una sola vez por año, por ejemplo venden una sola vez, entonces eso equivale a ganar el 30 % (…) Pero si tú vendes dos veces, ganas 60 %, si vendes tres veces al año ganas 90 % (…) Si invirtió en un negocio 100, sacó 280 a final de año porque primero metió 100, sacó 30 a los dos meses, después esos 100 los vuelve a meter y saca 30 más, ya van 60 y así van sumando, (…) porque tienes una altísima rotación, ahora si tienes una baja rotación ganar 30 % en un país con el alto riesgo jurídico y político con el que se vive, es un mal negocio”, sentenció.

Para el experto no debería ser el Estado quien regule este porcentaje de ganancias, sino la competencia. Asevera que se deberían levantar los controles de cambio “para que todo el mundo pueda participar y no un grupo privilegiado del Gobierno que tiene acceso a las divisas más baratas”.

Sin embargo, dijo que este hecho no representa un riesgo en el sentido de que los precios crezcan menos que los costos, “porque si los costos suben, los precios suben, ya que los precios en este mecanismo de regulación de la tasa de ganancia son en función de los costos, si tus costos son 100, tus precios son 130”.

Necesidades del sector empresarial

Maldonado agregó que los requerimientos del sector empresarial son los mismos que los del país. A su modo de analizar el contexto económico, dice que tiene que existir un Gobierno comprometido en la solución de las cosas que se tienen que resolver.

“Un Gobierno más respetuoso de un sistema de mercado que si es más competitivo, que si es más productivo, si se abre a la competencia, si se eliminan las trabas, si se desregula; entonces va a generar una economía mucho más sólida, mucho más estable, mucho más competitiva y por lo tanto mucho más beneficiosa para todos”.

En cuanto al diálogo entre el Gobierno y el sector empresarial, cercioró que la plática de los gobernantes se hace a través de los medios de comunicación. “Una reunión no es un diálogo, una reunión puede ser para amenazar, para amedrentar y para extorsionar y no hemos visto que las reuniones se transformen en diálogo y que haya constancia en las reuniones”.

Personalmente, indicó que no está interesado en ninguna propuesta de diálogo que sirva para mantener el statu quo económico que a su juicio, va a destruir al país.

Más escasez

El analista en asuntos económicos, José Ramón Acosta, calificó como ignorancia pretender controlar la ganancia, “porque es de pensar que los precios tienen que ver con los costos, los precios no tienen nada que ver con los costos, los precios tienen que ver con el deseo de los consumidores de adquirir bienes y servicios y lo segundo que hacen es que elimina la competencia y eso es muy grave porque la competencia es la esencia del mercado”.

Alertó que en algunos casos este hecho podría eliminar el incentivo para producir y “eso genera fuerte escasez como lo que ha pasado hasta ahora. Cada vez que el Gobierno interviene y controla lo único que se genera es escasez, la harina (de maíz precocida), que es regulada no se consigue”.

“Si el Gobierno te dice que tienes que venderlos a los precios que él quiere o no venderlo, entonces tú no lo vendes y ya y la oferta pasa a ser cero y el Gobierno no se ha dado cuenta de eso”.

Con respecto a la inflación, manifestó que no tiene nada que ver con las variaciones en los precios. “Variaciones de precios es una cosa y la inflación es otra, porque es un fenómeno macroeconómico que consiste en que debido a un exceso de liquidez en la economía, el dinero pierde valor, pero el Gobierno no entiende eso, el Gobierno confunde el efecto con la causa y dice, bueno entonces como están variando los precios, lo que tengo que hacer es prohibir las variaciones de precios y como no atacas la causa, eso no sirve de nada”.

Como propuestas para disminuir la inflación, que es uno de los elementos que el primer mandatario, Nicolás Maduro, quiere atacar, el economista dijo que se tendrían que tomar medidas como la esterilización monetaria, que consiste en recoger el dinero de la economía, entre otros aspectos, consideró importante controlar el gasto público.

Finalmente, los bienes y servicios que se van a regular con el instrumento legal que fijará las ganancias de las empresas se van a revisar cada cierto periodo, según el vicepresidente Jorge Arreaza, no se van a congelar los precios. Asimismo, aseguró que van a poner en norma los precios de los productos fundamentales.

Mientras el sector comercial se mantiene atento ante las nuevas acciones por parte del nuevo ente encargado, las peticiones siguen siendo las mismas que las del año pasado, claman por la eliminación de los controles.

ROBERTA STABILE ― ELCOMERCIOWEB.COM
@robertastabilec