Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
“El camino es otro”. Carlos H. Blohm

¿Cómo lograr apoyo para tomar el camino de la prosperidad?

El camino de la prosperidad es más que conocido: la interferencia estatal debe ser mínima. Debe haber respeto a la libertad y propiedad de consumidores y productores. Se debe dejar a emprendedores valerse por sí mismos, sin perseguirlos ni protegerlos. ¿Otras razones para preferir el camino?

Venezuela no ha producido empresas ganadoras a nivel mundial que se valgan por sí solas y fue por no creer en que podemos ser competitivos. Muchos creen que el Estado debe proteger con altos aranceles a “industrias nacientes” o ayudar con subsidios. Hoy en día el clamor no sólo es por falta de Estado de derecho y por respeto a la propiedad, sino también por conseguir nuevas divisas a tasas de cambio preferenciales. ¿Hay otras señales de esa inseguridad?

Los aranceles nuestros han sido siempre de los más altos en el mundo. En las aperturas de los 90, parecía bajo a muchos el arancel de 20%, todavía excesivo. Las ayudas estatales han hecho vulnerables a criticas de académicos y del público a los emprendedores y la justificación de la ganancia es frágil. Con tasas de cambios múltiples (son como aranceles negativos) perjudicando la producción nacional, y generando la crisis más profunda, todavía esa mala opinión persiste. ¿Cómo lograr apoyo para tomar el camino de la prosperidad?

La libertad será aceptada si el mismo sector privado sale adelante y propone competir. Además, hay posibilidades crear empleos, por la gran oportunidad de producir al cambio actual, pero claro, con el retorno al mismo tiempo del Estado de derecho. La manera más efectiva de aminorar el efecto de liberar los precios es con subsidios directos temporales como el bono alimenticio o la bolsa familia. 

Al tomar el camino, surgirá una economía motorizada por emprendedores que servirán de ejemplo e incluirán a muchos estudiantes que hoy luchan por la libertad y el futuro de todos. ¿Aceptaremos que tenemos que dejar el mercantilismo proteccionista y el socialismo populista? 

CARLOS H. BLOHM | EL UNIVERSAL
@carlosblohm