Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
El Cristianismo: la gran esperanza

El Universal 29/03/09

El Cristianismo es el salto formidable de una visión del Hombre centrada en lo natural

Por: Emeterio Gómez

En Golpe a Golpe, con Fausto Masó y Roberto Giusti, en RCR, hemos grabado una fraternal discusión con el padre José Gregorio Salazar, subsecretario de la Conferencia Episcopal. El debate -centrado en la eutanasia- será transmitido el jueves santo a las 8:00 am. Rogamos al lector oírnos.

Esa discusión me llevó a releer el capítulo sobre el Cristianismo de Aprender a Vivir, un libro de Luc Ferry que junto con el de Savater -La Aventura del Pensamiento- alimentan la parte II del texto que estamos escribiendo, ¿Qué es lo Humano en ti? Ambos autores coinciden en una endeble defensa de la Filosofía y de la Razón ante las muy superiores fuerzas de la Teología y la Religión. Ferry es, sin embargo, mucho más generoso que Savater a la hora de reconocerle méritos al Cristianismo. Mis lectores tienen que leer ese bello capítulo 3 de Aprender a Vivir: la victoria del Cristianismo sobre la Filosofía Griega.

Victoria que se concreta y se expresa en la supremacía de la Fe y la Moral sobre la Razón, ¡de lo Humano sobre lo Natural! Porque Ferry asoma incluso la tesis que en nuestra opinión lo resume todo: que lo Humano, la dimensión espiritual del hombre, nada tiene que ver en última instancia con la naturaleza, el fundamento de la filosofía griega. Que de verdad somos Imagen y Semejanza de Dios, ¡por mucho que seamos también Imagen y Semejanza de las bestias!

El Cristianismo es el salto formidable de una visión del Hombre centrada en lo natural, la necesidad, la Razón, la exterioridad y el mundo, a otra centrada en el Espíritu, la libertad individual, la interioridad, el alma, la conciencia y la persona. Pero es, sobre todo, el salto espectacular del pensamiento inerte a la calidez de los sentimientos y, más aun, ¡a la dureza de los sufrimientos! De los conceptos y Esencias abstractas, muertas y vacías, a la Existencia, a la vida concreta y fáctica, “de carne y hueso”; el salto que Aristóteles no pudo dar ¡que no podía dar!, de las Sustancias Segundas, las ideas, a las Sustancias Primeras, los individuos. Un salto que pacientemente esperaba por Jesucristo.

Pero la amplitud de Luc Ferry -halagando al Cristianismo- va mucho más allá: ¡el salto inmenso que el Mesías se pegó no fue sólo el de la primacía de la Libertad Individual sobre la Necesidad y la Naturaleza! De los dos grandes valores que definieron la superioridad de Occidente sobre Oriente -la Libertad y la Igualdad- el Cristianismo, no conforme con aportar el primero, aportó también el segundo: la reivindicación de los más humildes como seres estrictamente iguales a los más “nobles”. Frente a las lamentables castas hindúes, la Democracia; y frente a la aristocracia griega disfrazada de democracia y a la sabiduría formal de la filosofía ¡la radical igualación espiritual de los más ignorantes y los más cultos! Y como secuela de todo ello: la dificultad notable que hoy tienen las sociedades no cristianas para accesar a la Democracia.

De allí la última parte del diálogo con el padre Salazar: si el Cristianismo es todo esto, si él (junto con el Budismo y otras religiones del más Lejano Oriente) es una gran esperanza frente a la profunda crisis que vive la Humanidad, ¿por qué no sacarlo de ese increíble dogmatismo que se aferra desesperadamente a la Racionalidad Griega y a la Teología Medieval? ¿Por qué no hacerlo ahora, aprovechando que la Filosofía -la griega, la moderna y la posmoderna- fracasaron rotundamente? ¿Por qué no evitar explosiones dogmáticas tan dañinas como ésta de los condones que Benedicto XVI ha escenificado en África?

gomezemeterio@gmail.com