Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
El idiota

¿Qué podría hacer el idiota con muchísimo dinero, petróleo y misiles tierra-aire?

Por: Michael Rowan

En El regreso del idiota (revista Foreign Policy), Álvaro Vargas Llosa revisa su libro de hace 10 años, Guía del perfecto idiota latinoamericano, para criticar a los estúpidos caudillos de la región que embaucaron a los pobres para que les dieran poder absoluto, a cambio de lo cual destruyeron sus posibilidades de desarrollo y democracia. En Hugo Chávez, Vargas Llosa ve un retroceso a la victimización, populismo y depravación típicos de los fracasos políticos y económicos más idiotas. Atribuye la popularidad de éstos a un complejo de inferioridad en la región -un extenso tumor cerebral que le impide lidiar con los males sistémicos de pobreza, desigualdad y corrupción.

Pese a sus horrores, la globalización no impide el desarrollo humano y los beneficios materiales. Cerca de 6,5 millardos de personas viven gracias a la misma. Pero los idiotas ven este éxito humano como un fracaso y quieren retroceder. “Socialismo o muerte” en realidad significa “Muerte o muerte”.

Aunque Alvaro Vargas Llosa disecciona la idiotez de Chávez con un afilado escalpelo, sus cortes más finos son para los intelectuales occidentales que lo apoyan. El autor recuerda la promoción por parte de Chávez de “Hegemony or Survival: America’s Quest for Global Dominance”, de Noam Chomsky, y la promoción por parte de Chomsky del falaz éxito contra el analfabetismo, la enfermedad y la pobreza proclamado por Chávez, algo que Chomsky nunca verificó.

Lo que hizo Chávez contra la pobreza se parece mucho a lo que hizo Bush contra el huracán Katrina, pero Chomsky sólo puede ver el fracaso de Bush. En la retorcida mente de Chomsky, Chávez debe ser un éxito porque se opone a Bush. ¿Y dónde queda el rigor intelectual?

La idiotez de combatir la inflación eliminando tres ceros de la moneda, la escasez de alimentos con gallineros verticales, el desempleo mediante la creación de una reserva de un millón de personas leal sólo al caudillo o combatir la pobreza en Catia al tiempo que subsidia el combustible en Boston, es una cosa. Pero, ¿qué podría hacer el idiota con muchísimo dinero y petróleo y misiles tierra-aire en su lista de compras de 2007?

La idiotez tiene consecuencias, y no sólo en Venezuela, observa Vargas Llosa. Amén a eso.

michaelrowan22@gmail.com

Traducción: José Peralta

Diario El Universal 22/05/07