Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
El poder de Gloria. Laureano Marquez

Es prácticamente una niña, pero con esa lucidez que tantos jóvenes tienen y que le recuerda a uno a nuestros estudiantes a los que conmueve escuchar por su grado de compromiso y lucidez. Creo que Gloria Álvarez es una de las personas más calificadas que hemos visto en los últimos tiempos para la Secretaría General de la OEA. Pero de seguro no la nombrarán, ya sabemos que seguirá Insulza.

Es prácticamente una niña, pero con esa lucidez que tantos jóvenes tienen y que le recuerda a uno a nuestros estudiantes a los que conmueve escuchar por su grado de compromiso y lucidez.

La joven guatemalteca ha conmocionado las redes con un discurso pronunciado en el Parlamento Iberoamericano de la Juventud celebrado en Zaragoza. Como en ese Parlamento, a diferencia del nuestro, dejan a la gente “parlare”, pues esta niña “ha parlato” “e moltissimo bene”.

En su discurso hace una radiografía impecable del los rasgos del nuevo populismo latinoamericano. De seguido, algunos de ellos:

I. Desmantela las instituciones. Ciertamente nosotros no nos hemos caracterizado en nuestra historia por instituciones sólidas. Esa frase de “la Constitución sirve para todo” no es nueva.  Aunque nunca un magistrado había sido tan honesto como para comprometerse en su propia toma de posesión a incumplir la Constitución que simultáneamente juraba, como diría Henrique Lazo: “¡si te digo la verdad te miento!”

En nuestros países nada es lo que debe ser: el Poder Judicial es Ejecutivo, el Ejecutivo Judicial, el Moral vergonzoso y el Legislativo ejemplo de desobediencia a las normas.

II. Uso de la desesperación de la población. Dicho en palabras de Gloria: “Juega con la necesidad de los pueblos para imponer una dictadura, anulando la dignidad de las personas, porque es una postergación de la pobreza, de la ignorancia y de mantener a los pueblos sometidos bajo la ilusión de que sólo los bienes materiales son los que importan a la hora de votar”.

En Honor a la verdad, láminas de zinc por votos siempre ha sido un cambalache de nuestra democracia. Sin embargo, nunca como ahora el pueblo dependió tanto de un gobierno para sobrevivir.

De allí en chantaje: si él es el único que garantiza tu alimentación, votar en su contra puede alterar el desayuno de mañana. En esto ni siquiera ha habido ideología, lo han dicho con claridad: no conviene que la gente deje de ser pobre, la pobreza es la forma de dominar, si elevamos el nivel de vida de la gente, ya no votará por nosotros.

Si crees que la captahuellas que te da la comida es la misma que registra tu voto, estás atrapado para siempre.

III. Pasiones vs argumentos. No interesa que la gente aprenda a cuestionar y a discutir, esto implica intercambiar ideas y ello es peligroso para la dominación. La colección de insultos impublicables que han dado fundamento a estos tiempos nos remite al primitivismo, a la agresión, a la descalificación.

Es más fácil insultar que pensar. Esto último requiere razonamiento y no se puede razonar la sinrazón. En este contexto el líder es el que mejor insulta. Por lo que a quien suscribe corresponde, creo que la señorita Gloria Álvarez es una de las personas más calificadas que hemos visto en los últimos tiempos para la Secretaría General de la OEA. Pero de seguro no la nombrarán, ya sabemos que seguirá Insulza.

LAUREANO MÁRQUEZ | TAL CUAL DIGITAL