Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
El problema es el control de cambio, no el cupo. Andrea Rondón García

En una sociedad libre y democrática sus ciudadanos tienen la libertad de comprar lo que desean, en las cantidades que desean y cuando lo desean. Esto es el resultado de un sistema de economía libre de mercado en el que sus agentes ejercen libremente sus derechos y libertades; sus límites son los derechos y libertades de los demás y el Estado tiene una intervención limitada.

En el día a día el resultado de todo esto es que las personas tienen libertad de elegir por la amplitud de opciones, y eso se traduce en una mejor calidad de vida.

Ahora bien, si a esto le agregamos una intervención del Estado sin mayor justificación y arbitraria como sería el establecimiento de un control de cambio, la situación será radicalmente diferente.

#CediceObserva ― “El problema es el control de cambio, no el cupo”

Si la compra y venta de divisas está en manos del Estado, los particulares deben vender los dólares obtenidos por concepto de exportación, se deben pedir autorización para adquirir divisas para importar o para pagar dividendos, las opciones del mercado se reducen sustancialmente. Y esto no sólo afecta al mercado en sí, sino nuestras opciones de elegir, de cumplir nuestro proyecto de vida.

Respecto del control de cambio “…la mayoría de la gente consideraría su introducción con completa indiferencia. Y, sin embargo, la experiencia de la mayoría de los países continentales ha hecho que la gente reflexiva considere este paso como un avance decisivo en el camino del totalitarismo y de la supresión de la libertad individual (…) Cuando el individuo no tiene libertad de viajar, ya no tiene libertad para comprar libros o periódicos extranjeros; cuando todos los medios de contacto exterior pueden limitarse a los que aprueba la opinión oficial o son considerados por ella necesarios, el dominio efectivo de la opinión es mucho mayor que el que jamás ejerció ninguno de los gobiernos absolutistas de los siglos XVII y XVIII” (Hayek, Friedrich A., Camino de servidumbre, Madrid, Alianza Editorial, 2003, p. 127).

Si lo anterior es así, como es posible que con las últimas resoluciones del Centro Nacional de Comercio Exterior (CENCOEX) sobre los cupos viajeros la queja sea la reducción de los montos y no la eliminación del control de cambio, yugo que tiene más de una década. ¿Será que nos hemos acostumbrado?, porque quejarse de la reducción del cupo es pensar dentro de ese sistema en lugar de abogar por su abolición.

Mientras que en Venezuela nos quejamos por los montos de los cupos, en otras economías, como por ejemplo Ecuador (ver la página www.cedice.org.ve y los comentarios emitidos durante el foro “¿Ha llegado el tiempo de dolarizar?”), se habla de las bondades de dolarizar la economía porque al fin y al cabo lo mucho o poco que tenga cada persona valdrá algo de forma estable y en cualquier parte del mundo y su relación con el poder será cada vez menos dependiente, porque el Estado no tendrá el monopolio de las divisas.

En suma, mientras que en Venezuela somos más súbditos porque mendigamos migajas, en otros países son cada vez más ciudadanos porque son más independientes del Estado.

En La Rebelión de Atlas, Rand alerta de la condena de las sociedades “Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada…”, lo cual en esencia es el control de cambio, pedir permiso para producir, comercializar, actuar, vivir.

Todavía existimos ciudadanos que vemos con horror el control de cambio y su incidencia en cada uno de los aspectos de nuestra vida. Mientras existan ciudadanos en los términos aquí expuestos, esta sociedad todavía no estará condenada.

Andrea Rondón García / Notitarde
Doctora en Derecho UCV. Profesora UCAB y UNIMET. Miembro del Comité Académico de CEDICE.
@arondon75