Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
El Punto de Cuenta del presidente de Pdvsa

Se están saltando los mecanismos para que los recursos que ingresan pasen al Tesoro Nacional

Con asombro fuimos testigos de la denuncia presentada el miércoles pasado por el diputado Miguel Ángel Rodríguez en relación con el Punto de Cuenta Nº 062-11 de fecha 15-4-2011 del presidente de Pdvsa para el Comandante Presidente de la República. El diputado Rodríguez explica la forma como el documento llegó a sus manos y exige una inmediata investigación por parte de la Asamblea Nacional.

De una primera revisión del documento -obtenido a través de los medios de comunicación- saltan a la vista las presuntas irregularidades que caracterizan al famoso fondo acordado con el Banco de Desarrollo de China, mejor conocido como “Fondo Pesado” chino-venezolano. Y digo presuntas, porque su calificación definitiva corresponde a los tribunales.

En la página 3 del citado documento se puede leer textualmente: “En octubre del 2010, se acordó con el BDC un financiamiento de gran volumen y largo plazo, por US$ 20.000 MM, a un plazo de 10 años. Para el pago de esa deuda, se acordó un volumen de hasta 430 MBD … lo cual significa un 16% de la producción nacional de crudo”.

Por lo pronto, el ministro reconoce en el referido Punto de Cuenta que 430.000 b/d representa el 16% del crudo que producimos. Eso significa que nuestra producción total es de 2,6 millones de barriles diarios y no de 3 millones como venía afirmando el Gobierno.

En segundo lugar, confiesa el ministro que para pagar los $ 20.000 millones recibidos del Banco de Desarrollo de China -más US$ 8.000 que ya se habían recibido mediante dos financiamientos anteriores de los años 2007 y 2008- Pdvsa destinará 430.000 b/d durante 10 años (lo que equivaldría más o menos a pagar 60% de interés por un financiamiento de igual monto).

En tercer lugar en la página 2 del Punto de Cuenta se menciona que los barriles utilizados para el pago del Fondo chino han sido: “calculados a un precio promedio de 40 $/barril”.

Se queja textualmente Ramírez en la pág. 9 que el pago del Fondo: “constituye un fuerte impacto para Pdvsa”, ya que los precios reales del primer trimestre de 2010 eran de 91 $/B; es decir, que “Pdvsa dejará de recibir US$ 12.556 MM”

“Además de no recibir el ingreso por esos volúmenes, Pdvsa debe cubrir loscostos de regalía, impuestos de extracción y costos de producción y refinación”… “En consecuencia -continúa el Punto de Cuenta en su pág. 9- el impacto financiero total de estos despachos para el año 2011, en el flujo de caja de Pdvsa asciende a US$ 18.430 MM”.

Pero quizás lo que más me impresiona del documento es la desfachatez con que se describe el modus operandi -que es calificado como un “excelente mecanismo”- para burlar los mecanismos de control en la utilización de los recursos del Fondo.

En las páginas 6 y 7 del Punto de Cuenta, se puede leer:

a) “El Estado venezolano recibe de manera anticipada una masa de recursos financieros que será pagada en el futuro con entregas de crudo y productos por parte de Pdvsa”.

b) “Por haberse constituido como un fondo, tiene una administración separada del Tesoro Nacional, lo cual permite la asignación de recursos por parte del Ejecutivo Nacional para proyectos de infraestructura y de interés social”.

c) “Este mecanismo ha permitido agilidad en los procesos de pago y otros procedimientos administrativos, con lo cual los recursos llegan oportunamente a los entes ejecutores de los proyectores”.

d) “El uso de estos fondos para proyectos sólo requiere la aprobación del Ejecutivo Nacional, simplificando los procedimientos administrativos de aprobación”.

En otras palabras, en su Punto de Cuenta al Comandante Presidente, el ministro explica que se están saltando a la torera todos los mecanismos establecidos en las leyes para que los recursos que ingresan pasen al Tesoro Nacional y después puedan ser utilizados mediante un Presupuesto que debe ser aprobado por la Asamblea Nacional y cuya ejecución debe ser supervisada por la Contraloría General de la República. Confiesa también, de hecho, que los recursos recibidos a través del Fondo chino son asignados directamente por el Ejecutivo Nacional, sin que de ellos participen las gobernaciones y alcaldías.

En fin, las presuntas irregularidades son tan pesadas como parece serlo el mismo “Fondo Pesado” chino venezolano. En sana lógica, la Asamblea Nacional debería investigar esta situación de inmediato y, de existir una mínima independencia de los poderes, cabría esperar que la Contraloría procediese a inhabilitar a los funcionarios involucrados.

pepetoroh@gmail.com

@josetorohardy

El Universal

Martes 15 de noviembre de 2011