Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Empresarios rechazan aumentar la nómina

Concheso considera que los esfuerzos deben estar dirigidos fundamentalmente a mejorar la capacitación de los jóvenes que se enfrentan por primera vez al mercado de trabajo.

Ginette González

Aurelio Concheso, presidente de la Comisión de Asuntos Laborales y Seguimiento Legislativo de Fedecámaras, se mostró en desacuerdo con la propuesta de incrementar la nómina de las empresas en 2,5%.

La idea es crear nuevas plazas de trabajo, destinadas a los jóvenes que anualmente buscan incorporarse al mercado laboral. La medida está contemplada en la Ley Prestacional del Empleo que discute la Asamblea Nacional.

En una mesa de análisis organizada por el Observatorio Legislativo de Cedice (Centro de Divulgación del Conocimiento Económico), el representante empresarial reconoció que es necesario crear una normativa laboral que ampare a los jóvenes venezolanos.

Concheso considera que los esfuerzos deben estar dirigidos fundamentalmente a mejorar la capacitación de los jóvenes que se enfrentan por primera vez al mercado de trabajo.

Ley positiva

En la reunión también participó Francisco Soteldo, diputado de Primero Justicia, quien, a diferencia del representante de Fedecámaras, considera que la Ley del Primer Empleo es positiva.

“Este es un proyecto de ley que busca que los jóvenes que no trabajan por falta de experiencia, puedan hacerlo a través de este mecanismo”, dijo el diputado por Primero Justicia, Francisco Soteldo, en el foro realizado ayer por Cedice.

La reforma de la Ley Prestacional fue presentada en la AN recientemente, y de aprobarse como está, prevé la creación de 100 mil puestos de empleo en un año, incorporando al sistema productivo a ciudadanos con edades comprendidas entre 15 y 30 años, sin experiencia previa laboral.

El parlamentario explicó que en el caso de los adolescentes es necesario un “régimen especial”, entre el empleador y el adolescente trabajador.

Publicado en El Mundo