Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
“Empresas Polar genera riqueza y el Gobierno pobreza y desempleo”. Entrevista Oscar García Mendoza

06/06/2010

El presidente del Banco Venezolano de Crédito, Oscar García Mendoza, aseguró que la situación cambiaria afectará a toda la población, especialmente a la banca y a los comerciantes

Por: Jesús Castro

La caída del 5,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) luego de finalizado el primer trimestre de este año disparó la alerta entre diversos sectores, uno de ellos el bancario, y es así como uno de sus representantes, el presidente del Banco Venezolano de Crédito (BVC) y abogado, Oscar García Mendoza, conversó con Notitarde, para esta edición del Desayuno en la Redacción, con el fin de exponer un panorama que, usando un calificativo edulcorado, resulta crítico.

García Mendoza recibió al presidente de este diario, Ricardo Degwitz, así como a los reporteros Marlene Monsalve, Lisandro Casañas y Jesús Castro, y sin mayores adornos describió un estado de colapso dentro del sistema financiero nacional, así como dentro de la banca.

Para el banquero, las políticas económicas adelantadas por el Ejecutivo Nacional van en detrimento de la nación, y específicamente la situación cambiaria afectará a toda la población, especialmente a comerciantes y la banca.

Una olla a punto de explotar

Para el entrevistado, la situación económica venezolana impactará lo social de una manera similar a lo ocurrido en 1994 con la crisis bancaria.

Para García Mendoza, las pautas que el Gobierno Nacional ha colocado para la entrega de dólares producirán una “catástrofe” en los mercados del país, lo cual se evidenciará en la falta de productos para los consumidores.

“La caída del PIB lleva cuatro trimestres seguidos y en algún momento explotará”…

El banquero relató que el proceso actual de entrega de dólares tardaría aproximadamente ocho días para hacerse efectivo, en el caso de que todos los pasos que se han instaurado sean cumplidos cabalmente y sin errores por parte de los importadores y comerciantes.

García Mendoza aclara que este lapso (ocho días) ya representa “una catástrofe para los comerciantes e impactará más la situación de éstos”.

Señaló que estas condiciones obligarán a los sectores a refugiarse dentro del mercado negro de las divisas extranjeras para poder cumplir con la reposición de inventarios, lo cual redundará en el aumento de los precios para el consumidor final, y, por ende, en el incremento de la inflación, aunado a una posible desmejora en la calidad de vida para sectores poblacionales ubicados en los estratos socioeconómicos más bajos.

Para él, la caída de 5,8 por ciento del PIB es la destrucción de la riqueza, lo cual puede implicar descensos en oportunidades.

Explicó que el país “lleva cuatro trimestres seguidos de caída, lo cual conduce a una contracción económica que hará que los próximos dos trimestres sin duda sean peores. Aunado a las fallas eléctricas que han ido cerrando empresas, como las básicas de Guayana, así como las empresas productoras de Valencia y Maracay”.

“Esto se verá en los anaqueles de los mercados, los restaurantes, la producción de carros”, agregó.
Explicó que “en el primer trimestre la caída real debe de haber sido entre 8 y 10 por ciento, pero ahora eliminaron los balances de las empresas de Sidor, Venalum y Alcasa”, que eran sumados al balance definitivo.

En su opinión, lo que está sucediendo en Venezuela representa “una olla de presión”.

“La permuta, que la dejaron abierta en el primer control de cambio, salvo los títulos del Estado que se podían negociar, era la válvula de escape que tenía la economía. Ahora con un control de cambio larguísimo, se tiene una caldera a la que le estás metiendo una presión tremenda y simplemente no tiene por dónde salir el vapor. En algún momento esto va a explotar”.

“Hay una cantidad de empresas que parte de su mercancía la importaban, cerca del 40 ó 50 por ciento o más, del exterior con dólar libre, y ahora no lo pueden hacer, y por eso no habrá repuestos, componentes para alimentos, empaques que no habrá, que se seguirán añadiendo a la crisis”.

Ahora el Banco Central de Venezuela (BCV) hace la entrega del dólar T+8, es decir que son ocho días hábiles después de haberse realizado la solicitud para la adquisición de divisas.

El protagonista del Desayuno en la Redacción aclaró que “cuando se hacen las transacciones spot se deben realizar T+2 (cuando las empresas grandes compran los dólares se hace la entrega en dos días)”, pero en ocho días causa efectos contraproducentes a todos los sectores.

“Antes tú comprabas dólares y los colocabas en tu banco; ahora tienes que hacer una serie de procesos que son complejos”, dijo García Mendoza.

“Para un comerciante es una locura. Para empezar, tienes que encontrar a alguien que esté dispuesto a recibir bolívares, pero todo el mundo quiere dólares”.

“Todo el mercado cambiario funcionó hasta ahora porque Pdvsa inyectaba dólares. Creo que lo más absurdo es que si la petrolera no coloca los dólares nadie va a estar dispuesto a hacerlo y ahí se aumenta la presión, y sin válvula en algún momento pondrá la cómica”.

“Lo que el Gobierno está aplicando es un corralito”

Asimismo recordó que “esos papeles que tienen los bancos del Gobierno los pagaron comprando divisas y los pagaron sobre el valor facial (valor nominal de un título, que puede estar por debajo o encima del valor real) de la emisión, y esas emisiones ahora están muy por debajo del valor. Entonces las pérdidas las tienen que asumir los bancos, lo cual incide en el patrimonio de la banca, lo cual sustenta a cada institución como respaldo frente a los depositantes”.

“Mi impresión es que todo esto lleva a afectar directamente a los depositantes, porque en el fondo sin darnos cuenta a quienes se está confiscando y expropiando el dinero es a los depositantes”, indicó.

“Hay una inflación que este año no será menor al 50 por ciento; entonces todo el que tenga dinero en los bancos y le paguen 12 por ciento por ahorro, estará perdiendo 38 por ciento”, aseveró García Mendoza.

“Además el Gobierno está obligando a los bancos cada vez más a canalizar los fondos a activos no rentables, como los activos agrícolas. Si una finca o un conjunto residencial que estaban construyendo es invadido, ¿a quién le cobra el banco? Todo esto termina siendo reflejado en los depositantes”, se planteó el invitado.

“Y el Gobierno como ya no tiene dólares, porque ésa es la impresión que da, va a buscar esos bolívares en los bancos y obligará a prestar más dinero a consejos comunales, más a letras del Tesoro, más al Estado; entonces el dinero de los depositantes irá para allá”, especificó.

Señaló García que “en el fondo todo esto es un corralito, porque al cerrar la válvula de escape que permitía a los ciudadanos colocar su dinero en un activo fuerte como es la divisa, ahora no podrá hacerlo. Ahora a los bancos nos aumentan muchísimo los depósitos”.

“Si no hay seguridad jurídica y se compra un terreno o un inmueble de cualquier tipo, no es fácil. En estos días se buscaba registrar un conjunto residencial y el Registro no permitía que se inscribieran sino cuatro apartamentos por día y eran cientos, que ya estaban vendidos. Entonces el inversor busca recuperar rápido su dinero para pagarle al banco, pero no sucede así. Claro que aún sigue siendo mejor tener los reales en ladrillos que en efectivo”.

“Uno puede ver que no hay grandes construcciones actualmente; yo no he visto plantas nuevas, y los edificios los veo cada vez menos, porque los insumos son cada vez menos fáciles de conseguir; se deben importar los ascensores y una cantidad de componentes que debes traer de fuera. Ahora eso no es fácil. Hay gente que invierte poquito en bolívares”.

Además señaló que en Venezuela “la contracción económica ha producido el proceso de estanflación (inflación más decrecimiento económico), que es el peor de los escenarios”.

“La inflación de este año no será menor al 50%
y quienes tengan ahorros estarán perdiendo 38%”

Los mercados negros son inevitables

Añadió que debido a las estrategias económicas implementadas por el Gobierno el mercado negro es inevitable que surja.

“El mercado negro siempre se impone (…) Pero esto funciona para los particulares y no para las empresas (…) entonces nos quedaremos sin pasta de dientes, sin insumos, ni productos”.

El sector bancario está en una economía deteriorada

Para García Mendoza, “el sector bancario es un espejo de la economía; si va bien, la economía está bien, y si va mal, igual se refleja”.

Señaló que actualmente “la banca está prestando más o menos lo que puede prestar, principalmente a sectores relacionados al Gobierno, pero está siendo muy poco supervisada, tiene muchos papeles del Estado y bonos, por lo cual no está en una buena condición”.

Agregó que “si en Europa la banca tiene pérdidas por 515 millardos de dólares, y Europa por más mal que esté es Europa, ¿qué no estará pasando con la banca en Venezuela?”.

“Ahorita hay mucha liquidez y habrá más, porque están cerrados los mercados internacionales (debido a la problemática cambiaria), y cuando esto sucede poco a poco puede llegar la crisis como sucedió el jueves 13 de enero de 1994, hasta que de repente llega y aquí va a pasar lo mismo”.

El entrevistado señaló que los Gobiernos usualmente enfrentan los problemas bancarios con la generación de más inflación para poder pagar a los depositantes. “El Gobierno preferirá cargarles la deuda a todos los venezolanos”, acotó.

Ante este panorama fue consultado sobre la forma en la cual se podrían obtener mejoras en el sector y sanear la economía, ante lo cual respondió que para que tales situaciones sucedan “debe haber otro Gobierno”, que esté dispuesto a modificar sus planes económicos.

“Si se hubiera aceptado el plan petrolero de 1997,
ahora se estarían produciendo 6 millones de barriles”

Hay que dolarizar la economía

En Venezuela además, según el banquero, dice que no hay disciplina sobre el sector bancario. “El Gobierno hace lo que quiera con la economía”.

García Mendoza señaló que la crisis económica se viene desarrollando, y a su juicio se deben implementar tres propuestas “que nunca serán aceptadas ni por casualidad por este Gobierno”.

En primer lugar, el entrevistado considera necesario dolarizar la economía, tal como hizo Ecuador, “y por más socialista que sea Correa no la ha podido quitar”.

La segunda propuesta es establecer un impuesto flat, “con un porcentaje determinado de Impuesto Sobre La Renta igual para toda la nación, como hizo Rusia, de 15, 17 ó 18 por ciento sin complicaciones. Gracias a esto Rusia ha cobrado muchísimo más”, agregó.

“Y el tercer punto es la inmediata apertura petrolera. Si se hubiera aceptado aquel plan petrolero de 1997, hoy en día estaríamos produciendo 6 millones de barriles y no tendríamos ningún tipo de problemas. Es más, le hubiéramos ahorrado al mundo una cantidad de problemas, porque estaríamos vendiendo más barriles y el precio estaría más bajo (…) Hay cosas que se pueden hacer que esta administración no hará”.

“Hay una porción de individuos que están dando la pelea”

En cuanto a las posibilidades de cambios en un futuro, García señaló que en el país existen diversas personalidades que “están dando la pelea”.

Aseguró que “los Salas en Valencia, Leopoldo López, Julio Borges, Oswaldo Alvarez Paz, Diego Arria, están dando la pelea; creo que hay gente con buenas intenciones y orientados”.

“Creo que en algún momento esto debería llegar a un colapso. No hay electricidad ni agua. ¿El Gobierno cree que la gente le va a creer siempre? Va a llegar un momento en que la gente se va a alborotar y dirá ‘hasta aquí llegué yo'”, añadió.

Para el entrevistado, los resultados de las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre serán irrelevantes. “Nos han quitado muchas elecciones, pero llegará un momento en el cual la gente dirá ‘no nos dejaremos quitar nada más’ “. Señaló que esta reacción será la verdadera importancia de los comicios que se harán al final de este año.

“Siento que tenernos viviendo de esta manera es totalmente injusto. Los venezolanos tenemos mala educación, mala atención sanitaria, con una infraestructura pésima, sin respeto a la propiedad privada o al estado de derecho. Estamos en una situación que tiene que cambiar y que tengamos unos líderes que se respeten a sí mismos. Yo imagino que si este señor se oye diciendo lo que dice y se ve en un espejo, se asustaría”.

Polar genera riqueza y empleo

En cuanto a los problemas surgidos entre el Ejecutivo y las Empresas Polar, se le consultó a García Mendoza su opinión, sobre lo cual dijo no entender por qué sucedían estos roces.

“Eso no se entiende. La Polar genera riqueza y empleo, mientras que el Gobierno, pobreza y desempleo. La Polar es una empresa respetadísima, que produce alimentos, mientras que Chávez ataca a sus empleados, porque no quiere a los sindicatos”, comentó.

BCV está desvirtuado

Consideró que el Banco Central de Venezuela está desvirtuado, porque debe preservar el valor de la moneda y estimular el crecimiento, y ninguna de las dos actividades la está haciendo.
Señaló que ahora, con la devaluación de la moneda en forma vertiginosa y con la posibilidad de prestar dinero al Gobierno, se realizará “el festín de Baltazar (…) Si el BCV emite más monedas de lo que corresponde, perderá más valor”.

“El Gobierno debería quitarse la máscara e implantar la dictadura”

Añadió que el Gobierno debe cesar de decir que esto es una democracia e instó al Presidente de la República a terminar de implantar una dictadura en el país.

Añadió que no hay instituciones que defiendan al país, sino que se evidencian a favor de una parcialidad política, por lo cual se preguntó “¿cómo se va a confiar en ellos?”.

Indicó que la gente debe embraguetarse. Cada persona tiene un poder y muchas veces no sabe cómo expresarlo, y los partidos políticos son los mecanismos para que la gente canalice ese poder, pero estas organizaciones están ahorita empeñadas en ver cómo hacer con ese poder que les da la gente para acomodarse ellos en esos pequeñitos grupos de poder. Esto tiene que cambiar”.

“Polar genera riqueza y empleo, mientras que
el Gobierno ocasiona pobreza y desempleo”…

“Si es como yo he visto en el curso del tiempo, la actual Asamblea Nacional dictará las normas para que la próxima no tenga ninguna capacidad de hacer cosas, y mientras el tiempo va pasando, el país se deteriora”, aseveró el banquero.

Añadió que la banca ha sido una gran cooperadora del Gobierno. Parte de los culpables de que Hugo Chávez esté en el poder han sido empresarios que injustificadamente han creído que para salvar su empresa tienen que apoyar al Gobierno y lo que están haciendo es destruir a todos los venezolanos”.
“En lo que Chávez termine de apretar las cosas dirá: ‘la banca no la necesito más, váyanse ustedes también’ y el resto de los venezolanos que se la calen”, aseveró.

“Si a nosotros nos obligan a hacer una cartera para los consejos comunales, no lo haremos, y si quieren que vengan y cierren el banco, pero yo no puedo, porque mi responsabilidad como banquero es garantizarles a los depositantes la devolución de sus depósitos”, expresó.
García Mendoza hacia el final de la conversación no descartó irse de Venezuela, porque, aunque no quiera, lo están “botando del país”.

“El país va en un claro deterioro, está totalmente desquiciada la economía y cada vez se hace prácticamente imposible llevar adelante un banco en estos momentos de revolución”, indicó.
Recordó que en el año 2006 se introdujo una demanda ante el TSJ por la nulidad de la reforma del BCV, por inconstitucional, “pero hasta el día de hoy no ha habido respuesta”.

García Mendoza, un adorador de la lectura

El despojo al Archivo de Bolívar

Por: Marlene Monsalve

Oscar García Mendoza es el fundador junto a Rafael Alfonzo de Cedice y presidente de Liderazgo y Visión. Contó un hecho que a su juicio es “insólito”, relacionado con el tema del traslado de los archivos de la Academia de la Historia al Archivo General de la Nación. En una oportunidad le pidieron hacer una bóveda para el Archivo del Libertador, “la hicimos con las mejores puertas, aire acondicionado, humificadores y los anaqueles en los cuales se colocarían los libros con el vidrio más grueso”.

Indicó que en cada anaquel están los libros acostados, porque de esa manera no se estropean las hojas.

Asimismo las paredes del lugar estaban cubiertas por un mármol verde, “una preciosidad”, y cumplía todas las normas de seguridad de la Tierra, que se usaron para resguardar el sitio. “Ahora, hace tres semanas, decidieron cogerse el Archivo del Libertador y sin ningún sentido”.

Señaló que un amigo le llevó la foto que le tomaron cuando se inauguró la obra y riéndose dijo que en el país “se daban unos casos insólitos”.

Para despojar el archivo, argumentaron que no estaba protegido, pero fueron los propios técnicos de la Unesco quienes supervisaron la obra.

La división de Venezuela

García Mendoza declaró ser venezolanísimo, porque asegura que todos sus antepasados nacieron en el país. Lamenta mucho que Venezuela haya sido dividida por el Gobierno con una zanja; “no creo en chavismo, sino que en un lado hay un grupo de venezolanos, asustadísimos todos, y del otro lado un Gobierno feroz adueñándose de lo que queda, de las trazas de poder que nos quedan, nuestras casas, apartamentos, carros, porque nos quieren quitar todo. Una vez que tengan todo, dominarán el país y nos convertirán en una Cuba, en la cual la pobreza es inmensa y la gente se alegra cuando alguien llega con media botella de ron”.

Por tal razón recomienda mucho que la gente lea los libros del escritor cubano Leonardo Padura, “es necesario que la gente se entere de lo que ocurre en la isla”.

A su juicio, el escritor cuenta excelentemente la realidad que se vive allí.
Se confiesa adorador de la lectura, sobre todo de la historia y lo que implique temas económicos. Sus respuestas y su manera de abordar los temas borran de la mente el estereotipo o la imagen preconcebida de un banquero.

Señaló el empresario que llevar un banco en este socialismo del siglo XXI es muy difícil, “estamos viviendo el día a día, estamos paralizados”.

“Lo que estamos viviendo es un sector bancario y una economía muy deteriorados”.

Diario Notitarde