Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Es China comunista o capitalista? Jose Luis Cordeiro

Escribo desde Hong Kong, donde estoy participando en la reunión anual de la Sociedad Mont Pelerin, formada por un grupo de intelectuales liberales, que ha incluido una decena de ganadores del Premio Nobel desde Milton Friedman hasta Mario Vargas Llosa (www.mps2014.org).

Hong Kong es una pequeña isla capitalista que ha transformado a su gigante vecino chino de comunista a capitalista. Aunque el nombre oficial de la República Popular China no ha cambiado, su ideología sí.

Mao Zedong proclamó China como República Popular en 1949. Una nación inmensamente pobre, atrasada y casi completamente agrícola entonces, ingresó así al bando comunista. Mao Zedong había comenzado a experimentar con el comunismo desde muy temprano. Ensayó con un primer gobierno comunista durante su famosa Gran Marcha en la década de 1930. Entre 1945 y 1949 continuó la guerra civil, hasta que los comunistas controlaron la mayor parte del territorio de China continental. En 1950 China envió tropas comunistas a Corea del Norte, y desde 1951 ocupó todo el Tíbet.

Los experimentos comunistas de Mao Zedong continuaron durante muchos años. Mao intentó con diversas ideas izquierdistas (marxismo, leninismo y estalinismo) hasta que finalmente creó su versión propia: el maoísmo. Él diseñó el Gran Salto Adelante (1953-1960) y la Gran Revolución Cultural Proletaria (1966-1976), en las que exterminó a varios millones de sus inocentes compatriotas, en buena tradición estalinista. La Revolución Cultural fue un intento de crear el comunismo utópico, para lo cual prohibió el confucianismo, la música occidental (incluida la música clásica por su “poder subversivo”) y la propia literatura tradicional china. Después de todos sus ensayos políticos y millones de asesinatos, Mao murió en 1976 sin haber logrado el comunismo perfecto.

Deng Xiaoping tomó el liderazgo chino en 1978 y comenzó la transformación de una economía comunista cerrada a una capitalista abierta. La política se movió del campo ideológico al pragmático. Deng abandonó la lucha retórica contra la riqueza capitalista y dejó atrás las ideas autárquicas de Mao para entonces abrir China al mundo. Deng se hizo famoso por sus pensamientos liberales dentro de una fachada comunista:

No importa si un gato es negro o blanco mientras atrape ratones… ¡Hacerse rico es glorioso!

Hoy en día, China es básicamente un país capitalista emergente, donde ya nadie habla de Mao y sus terribles experimentos comunistas que mantuvieron China pobre hasta la llegada de Deng y su apertura al mundo. ¡Hay algunos que incluso piensan que China se ha vuelto hasta capitalista salvaje!

JOSE LUIS CORDEIRO | EL UNIVERSAL
www.cordeiro.org