Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Es Europa Occidental socialista?

El Universal 15/04/09

Esta supuesta izquierda alternativa en materia económica me luce más del mismo desastre

Por: Hugo J. Faría

A raíz de los serios problemas económicos que enfrentó la revolución bolchevique, Lenin decidió aplicar nuevas políticas que permitían en áreas marginales de la economía la propiedad privada. Estas prácticas le generaron serias críticas en el seno del partido comunista ante las cuales respondió: “qué importa que el pequeño agricultor pueda vender sus productos en el mercado, que haya actividad comercial privada si los sectores básicos y más importantes de la economía, los Commanding Heights, son propiedad del Estado”.

De acuerdo a Lenin, Venezuela por lo menos desde la década de los setenta es socialista con la estatificación del petróleo, hierro, gas, carbón, electricidad, subsuelo, controles de precios, tasas de interés, cambio y gavetas bancarias. Con CAP II hubo un intento tímido por revertir esta tendencia. Tímido porque nunca estuvo planteada la privatización de los sectores básicos y si bien hubo una liberación de precios, la alta inflación, otra expresión de agrandamiento del Estado, ahogó un papel fundamental de los precios, que es el de servir de señales de relativa escasez a los particulares contribuyendo a la asignación eficiente de recursos.

Se comenta con frecuencia que Europa Occidental es socialista. ¿Cumple Europa con el criterio de Lenin? De acuerdo al Índice de Libertad Económica del año 2008, (concebido por Friedman, construido por los profesores Gwartney y Lawson, publicado por el Fraser Institute y con una escala de cero a diez donde diez corresponde al mayor nivel posible de libertad económica), para el año 2006, en materia de empresas del Estado, Francia tiene 8, Alemania 10, Italia 10, Noruega 10, Suecia 8, Dinamarca 10 y Venezuela 2. (Para los años 1990 y 1995 el índice venezolano era 2).

En lo que respecta a controles de precios Francia aparece con 6, Alemania 6, Italia 5, Noruega 8, Suecia 7, Dinamarca 7 y Venezuela 0, igual que en 1990 y 1995. Libertad para poseer moneda extranjera, Francia 10, Alemania 10, Italia 10, Noruega 10, Suecia 10, Dinamarca 10 y Venezuela 5. (Para los años 1990 y 1995 el índice era de 10 y 0 respectivamente). Protección a los derechos de propiedad, Francia 7,5, Alemania 8,59, Italia 6,26, Noruega 8,91, Suecia 8,41, Dinamarca 8,96 y Venezuela 3,08. (Para los años 1990 y 1995 el índice era de 5,7 y 3,84). Controles a los movimientos internacionales de capitales, Francia 6,7, Alemania 6,06, Italia 6,63, Noruega 6,35, Suecia 5,79, Dinamarca 7,79 y Venezuela 4,02. (Para los años 1990 y 1995 los valores eran 5 y 6,87). En materia de regulaciones crediticias, laborales y de empresas, Francia 7,4, Alemania 6,47, Italia 6,84, Noruega 7,48, Suecia 7,26, Dinamarca 8,44 y Venezuela 4,75. (Para los años 1990 y 1995 los niveles eran 4,6 y 4,01). Finalmente, el promedio general de libertad económica es para Francia 7,07 ocupando el puesto 46 en el mundo; Alemania 7,7, puesto 17; Italia 7,01, lugar 48; Noruega 7,46, lugar 26; Suecia 7,28, puesto 34; Dinamarca 7,85, puesto 11; y Venezuela 4,48 puesto 126. Para los años 1990 y 1995 las cifras correspondientes al índice general eran 5,35 y 4,26.

Venezuela socialista Esta evidencia sugiere: primero, Venezuela es mucho más socialista que los supuestos países socialistas de Europa Occidental. Segundo, aunque hay diferencias en materia de libertad económica entre la Venezuela de hoy y la de los noventa, dichas diferencias se pueden caracterizar por un mayor deterioro recientemente. No obstante, los niveles de los noventa no hacían de Venezuela ni remotamente un país capitalista, es decir, con altas libertades económicas. Tercero, Europa Occidental socialista es un mito que defienden nuestros intelectuales y líderes políticos socialistas-románticos, apoyados por el empresariado mercantilista. Estas realidades no son reveladas con más insistencia para que se entere el ciudadano común, porque al contubernio socialismo-mercantilismo nacional no le interesa que se conozcan.

Por último, es más preciso caracterizar a los gobiernos europeos como Estados benefactores donde cobran altos impuestos y realizan elevados gastos en el área social con una gran calidad de gobierno que tiende parcialmente a compensar las consecuencias negativas del gran tamaño del gobierno. No obstante, crecen menos que Estados Unidos e Inglaterra y tienen un mayor nivel de desempleo. Sin embargo, sus políticos viven de sus ciudadanos, lo que les ha permitido desarrollar democracias estables.

Pregunto, ¿ha escuchado usted a alguno de nuestros políticos e intelectuales que defienden la existencia de dos izquierdas, sobre la conveniencia de desmantelar el socialismo venezolano para que el Estado pueda vivir de los ciudadanos, fundamento de toda democracia? Lo pregunto porque no veo a la Bachelet en Chile o a Zapatero en España estatificando empresas, controlando precios, o tasas de interés, y se dicen de izquierda y socialistas.

Ésta sí parece otra izquierda, pero la supuesta izquierda alternativa venezolana en materia económica me luce más del mismo desastre.

hjf1750@gmail.com