Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Esperanzas en política

Un objetivo superior necesario, es el reducir drásticamente las actividades rentistas

Cada país tiene su propia percepción sobre las características de los dirigentes políticos que necesita en su tiempo y otra sobre los dirigentes con que realmente cuenta. Entre las dos percepciones suele haber una brecha, pues los pueblos tienden a aspirar más de sus dirigentes que el simple cálculo del interés personal que prevalece en el combate. Esta diferencia de percepción se puede deducir de las encuestas de opinión y en el caso de Venezuela es muy notable, particularmente en los dos últimos años en los que el chavismo comenzó un proceso de declive al frustrar expectativas de la población. El país exige mucho más de quienes aspiren a gobernar la nación y aunque el rechazo a las políticas gubernamentales aumenta, el apoyo a quienes enfrentan al presidente Chávez no se eleva significativamente de modestas cifras.

Por: Orlando Ochoa

Cualquier esperanza de intentar sacar a Venezuela del proceso de deterioro económico, social e institucional en que cayó desde los años setenta, profundizado dramáticamente en los últimos años, requiere de una perspectiva de plazo más extenso que el que indica el cálculo político individual. De ahí que el hecho que los venezolanos valoren la unidad de la oposición como una estrategia para enfrentar los problemas nacionales, no sólo como un problema táctico para ganar elecciones, refleja sabiduría.

Un objetivo superior necesario, es el reducir drásticamente las actividades rentistas, lo cual requiere una gestión coordinada de políticas económicas y sociales, acciones gubernamentales en los marcos regulatorios, reformas institucionales y administrativas. El socialismo chavista no ha servido para esto. Se trata de crear una perspectiva en cuanto a consolidar incentivos estables para producir y, por otra parte, reducir la corrupción gubernamental sistemática. Tarea nada fácil de llevar a cabo dados los enraizados y variados intereses en la forma actual de funcionar el Estado y la perspectiva de corto plazo de la política cotidiana.

No obstante, el rechazo y protesta del venezolano que revelan las encuestas frente a las opciones políticas, parece recoger esa necesidad al intentar inducir a quienes aspiran el poder político a llegar a acuerdos duraderos, y que estos revelen el verdadero interés de enfrentar el fondo de los problemas nacionales y no simplemente el deseo de reemplazar al presidente Chávez, bajo vagas propuestas de mejor democracia.

orlandoochoa@hotmail.com

www.pensarenvenezuela.org.ve