Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Estudios revelan que en 2010 se han expropiado el doble de empresas que en 2008

En los primeros seis meses de 2010, el mandatario decretó 16 expropiaciones, la misma cantidad que en 2009 y el doble de 2008, indica un reciente trabajo del Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS).

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aceleró el proceso de expropiaciones iniciado en el 2004 con el fin de poner bajo el control estatal sectores considerados claves en la economía, en una progresiva marcha al “Socialismo del siglo 21″, aseguran estudios privados.

El grupo, de tendencia opositora, precisó que la cuenta sólo abarca a las expropiaciones ordenadas por decretos presidenciales publicados en Gaceta Oficial desde 2007.

“No se incluyen los decretos de alcaldía y gobernaciones, ni otros procesos mediante acuerdos” o mecanismos legales, comentó a Ansa, Emilia Díaz, autora del trabajo.

El informe totalizó 48 expropiaciones desde enero 2007 a junio 2010, con una tendencia creciente en los dos últimos años, con 15 y 16 expropiaciones respectivamente.

Del monto total, casi la mitad (47%) correspondió a tierras y empresas alimentarias (café, aceite, azúcar, arroz) y el resto en partes similares al sector petrolero, minas e infraestructura (cemento, tuberías, acero, taladros, hierro). También fueron expropiados hoteles y supermercados (cadenas Exito y Cada).

Otras expropiaciones, como la de 76 empresas de servicios petroleros se llevaron a cabo en el 2009 con la aprobación de una nueva ley que reservó al Estado los bienes y servicios conexos a la explotación de hidrocarburo.

Primero Justicia señaló que el gobierno debe cancelar un monto de 23.000 millones de dólares por las estatizaciones, de las que ha pagado alrededor de 8.000 millones de dólares, quedando más de 14.000 millones pendiente.

El presidente del partido, Julio Borges, dijo que la cifra es lo acumulado para cancelar unas 200 empresas estatizadas, sin incluir un centro comercial, dos supermercados, un hotel, una empresa de arroz y 700.000 hectáreas de tierra, no cuantificadas.

El número de las empresas expropiadas, por distintas vías, alcanzaría a 762 entre 2005 y 2009, tanto en zonas rurales como urbanas, según cifras de la asociación “Liderazgo y Visión”.

El grupo señaló que “las tomas forzosas de terrenos y empresas crecieron “1.026%” en los últimos cuatro años, al pasar de 23 en 2005 a 374 en 2009.

Todo ello, en línea con lo planteado en el primer plan socialista publicado por el gobienro que plantea: “El Estado conservará el control total de las actividades productivas que sean de valor estratégico para el desarrollo del país y el desarrollo multilateral y de las necesidades y capacidades productivas del individuo social”.

Las empresas estatizadas son usadas para impulsar un modelo productivo “socialista”, cuyos resultados no están claros.

“Las empresas que toma el gobierno son un fracaso total. No son productivas, no compiten ni producen para el mercado. El gobierno las agarra y les da dinero para gastar”, afirmó a Ansa la directiva del grupo empresarial Cedice, Isabel Pereira.

La socióloga indicó que el gobierno utiliza algunas grandes empresas recién expropiadas como aceite Diana o café Fama de América para “montar un escenario” de propaganda, cuando en realidad ” se manejan de forma capitalista”, tras el supuesto fracaso de otras iniciativas como las Unidades de Produccion Social (EPS) y Fundos Zamoranos, creadas con anterioridad.

“Ellos (los medios opositores) publican y dicen que todo lo que toca el gobierno se acaba, ellos se creen superiores y a los trabajadores lo creen objetos”, dijo recientemente Chávez al rechazar las críticas.