Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Éxito o fracaso del modelo económico. Narciso Guaramato

En febrero de 1999 asume la jefatura de Estado, Hugo Chávez Frías. Desde el comienzo de su mandato intentó, con éxito, cambiar las bases en que se sustentaba la vida política y económica del venezolano.

Inicialmente el presidente logró la celebración de una constituyente con el fin de modificar la Constitución, donde se sentaron las bases del nuevo régimen político económico. Con el nombre de socialismo del siglo XXI se instauró un Estado más poderoso, clientelar y populista, el cual pese a lo manifestado por algunos dirigentes de PSUV, no es más que la profundización del modelo “Rentista petrolero”. Por ejemplo según declaraciones del El presidente del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Elías Eljuri, la inversión social pasó de un 36% a un 64,1%.

Se utilizó a PDVSA, empresa petrolera, cuyo único accionista es el Estado, como fuente de financiamiento del gasto público, en el marco de una de las bonanzas más prolongadas en el mercado petrolero. En 1999, el Precio de la cesta petrolera era 10.67 US$/barril y 96,64 US$/barril en 2014 lo que representa un aumento de 814,3%. En mayo de 2014, voceros de PDVSA han declarado que al cierre de diciembre de 2013 la deuda de la empresa estaba en 43,3 millardos de dólares.

La pregunta básica que debemos realizar es: después de quince años (incluye el período del presidente Maduro, quien en reiteradas ocasiones a manifestado la continuidad de las políticas establecidas por el presidente Chávez) ¿el régimen económico ha sido exitoso o ha sido un rotundo fracaso? Entendiéndose como éxito el mejoramiento del nivel de vida de todos los venezolanos.

Cuando el comandante Chávez llegó al poder en 1998, de acuerdo con cifras del INE, encontró 43.9% de los hogares en pobreza y 50.4% de personas en esa condición; al fallecer dejó los indicadores en 27.2 y 32.6%, respectivamente. Durante el primer semestre del año pasado, la cifra de personas provenientes de hogares pobres extremos alcanzó 13.1%, el tope más alto desde 2005. El número de hogares en pobreza extrema aumentó casi tres puntos porcentuales en un año: es decir, 189 mil familias más en penurias.

Las diferentes misiones que inicialmente fueron muy exitosas, han ido perdiendo eficiensia, y están ahogándose en un mar de corrupción. La misión “Barrio Adentro”, una magnífica idea para la atención médica primaria para el habitante de los barrios y “la Misión Vivienda” son claros ejemplos de esta situación.

El control de precios ha sido el arma fundamental para combatir la inflación, sin embargo en el período (Febrero de 1999 – marzo 2014) el índice de precios al consumidor en el área metropolitana de Caracas aumentó un 2.521,1%o cual representa la inflación más alta del mundo.

La inflación es explicada por una disminución en la oferta de bienes y servicios y a un incremento en la oferta monetaria. Para el mismo período, la producción se incrementó en 547% y la liquidez monetaria aumentó en 12.744%.

Con respecto al sector externo, en el año 2003 se implantó un control de cambios, las exportaciones aumentaron un 257% y las importaciones 482%. En la actualidad la mayoría de los productos que consume el venezolano son importados.

Resumiendo el panorama. Nos encontramos con un país que se enfrenta a una alta inflación con escasez de bienes y servicios, dependiendo de las importaciones, un deterioro de la situación financiera de PDVSA, con un aumento en la deuda pública tanto externa como interna, con una disminución en la efectividad de los programas sociales y un claro fracaso de las políticas públicas implementadas.

Qué cree usted. El modelo económico en el cual ha vivido Venezuela los últimos quince años ¿ha sido exitoso o en cambio ha fracasado?