Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Falta de liquidez? Marelys Torres

El Sistema Alternativo de Adquisición de Divisas (Sicad) se convirtió en un mecanismo definitivo para el control cambiario y no solo en un sistema de apoyo a Cadivi como se había manejado hasta ahora.

Rafael Ramírez, vicepresidente para el área económica, anunció que será a través del Sicad que se calculen las inversiones petroleras, turísticas y las operaciones de compra de oro hechas por el Banco Central de Venezuela (BCV). Más allá de esto fueron pocos los detalles que ofreció el funcionario sobre el manejo de las divisas.

Los dólares que entren al país por actividades turísticas, explicó, irán a cambio siguiendo la tasa referencial del Sicad, monto que determinan las subastas semanales.

Cadivi, por otra parte, seguirá funcionando y los sectores prioritarios como salud y alimentos seguirán obteniendo las divisas a 6,30 bolívares por dólar.

Para el economista José Acosta, esta medida es evidencia de que el Gobierno no tiene dólares. Si los tuviera “se hubiera quedado con Cadivi”, por el contrario “intenta con un mecanismo que no le funciona, intenta con otro que no le funciona, intenta con un tercero”.

El hecho de que estos sectores pasen a calcularse al monto que se adquieren las divisas en las subastas del Sicad, impactará en los precios de los productos ligados a ellos.

Sin embargo, Acosta no considera que se trate de una devaluación, sino más bien de una corrección del tipo de cambio que en la realidad está muy por encima de la tasa de cambio oficial e incluso del Sicad. Esta última está alrededor de los 12 bolívares, aunque el BCV no da a conocer el monto de las subastas.

En cuanto al mercado paralelo, el analista explica que las nuevas medidas no tendrán necesariamente un efecto sobre el mismo en vista de que su comportamiento tiene que ver con el hecho de que haya o no dólares.

“El Gobierno no está claro lo que está haciendo o le gusta mantener las cosas opacas y eso en realidad no es muy beneficioso, eso genera opacidad en la información”.

MARELYS TORRES ― LA PRIMICIA