Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Foro Sao Paulo: rompecabezas. Rafael Alfonzo H.

Pretende venderse como democrático cuando es una propuesta de dictadura totalitaria
De nuevo vemos cómo se produce la interferencia de grupos radicales de izquierda en los procesos electorales de la región, en especial hoy en Venezuela.

Desde su fundación, después de la caída del Muro de Berlín, los comunistas -en colaboración con las FARC y el ELN- empiezan a reunirse con dirigentes de diversos países en el llamado Foro de Sao Paulo, con el fin de establecer su estrategia ante la realidad del rotundo fracaso del modelo comunista. Entre sus fundadores destacan Manuel Marulanda y Alí Rodríguez Araque.

Los grupos conjurados pretenden imponer el totalitarismo de izquierda en toda la región para así satisfacer el anhelado objetivo de Fidel Castro: conquistarnos. Con este propósito se usa una nueva modalidad que consiste en que una vez obtenido el poder democráticamente, se pasa a reformar inconstitucionalmente el Estado de Derecho para asegurarse la permanencia dictatorial al estilo castrocomunista.

Venezuela es un factor clave para el Foro y la permanencia de Hugo Chávez garantiza recursos que pueden ser utilizados para promover internacionalmente los afanes intervencionistas maquillados de democráticos.

El comunismo fracasó en Rusia, Alemania del Este, Corea del Norte, Bulgaria, Polonia, Hungría, Bosnia, Albania, Checoslovaquia, Serbia, Eslovenia, Rumania, Nicaragua, Cuba. También fue un fiasco en África. China, para salir de la pobreza, ha tenido que abandonar los dogmas comunistas y ha aceptado al menos una parte de las reglas de las economías de mercado de las naciones desarrolladas de Occidente.

Insólito es que se nos pretenda imponer dictatorialmente un modelo que solo trae ruina, miseria y sometimiento a los pueblos. Más de un centenar de millones de muertos ha ocasionado el experimento comunista en el mundo.

Es por esto que debemos divulgar las verdaderas piezas del rompecabezas del Foro de Sao Paulo, que pretende venderse como democrático cuando en el fondo es una propuesta de dictadura totalitaria con eternización en el poder.

Hemos visto cómo se empieza el proceso electoralmente y luego -al transformar la Constitución- se procede a eliminar el Estado de Derecho y concentrar todos los poderes, mientras los recursos son usados para la permanencia del tirano.

Se establece un cerco al sector productivo privado que culmina con su eliminación, se acaba con la descentralización, se cercena la iniciativa individual y se instala un supuesto esquema colectivista que en realidad es el Estado ejerciendo la hegemonía productiva, comunicacional y educacional de la población. Se usa el conflicto como herramienta estratégica de poder. Quien no acepte este régimen es considerado traidor y hay que eliminarlo.

Lo que se busca es implantar el castrocomunismo en la región a como dé lugar. Para ello se usan enormes cantidades de recursos públicos de los socios totalitarios, de modo que los vemos distorsionando los procesos electorales internos y los de terceros. Aunque lo desmienten públicamente, sus aliados de la FARC y el ELN tienen participación activa en el Foro de Sao Paulo, tal como lo demuestran los documentos encontrados en las computadoras de Raúl Reyes incautadas en la Operación Fénix (2008). En ellos se revelan los vínculos orgánicos entre muchos integrantes del Foro y el grupo narcoterrorista colombiano.

Numerosas evidencias en Google demuestran la participación de las FARC en los diferentes reuniones del Foro. En el VI encuentro el propio Raúl Reyes pronunció un discurso. Hugo Chávez confesó que él y Reyes se conocieron en ese evento.

En el rompecabezas debemos ver cómo se manipula la verdad y cómo usan la estrategia castrista de acusar al enemigo de lo que ellos son. Dicen -por ejemplo- que el capitalismo en su esencia y práctica política, económica, social y cultural, produce estados administrados por gobiernos fascistas, terroristas, mafiosos, mercenarios y autoritarios, para garantizar la defensa de sus intereses de clase.

La verdad es que son ellos quienes defienden sus intereses a costa de la explotación, expropiación, intimidación, chantaje, dolor, asesinatos selectivos o indiscriminados, calumnias y argucias contra los dirigentes de las organizaciones políticas de oposición defensoras de los intereses del pueblo trabajador, a las que califican cínicamente de “terroristas o narcoterroristas”.

El rompecabezas del Foro de Sao Paulo muestra su estrategia totalitaria. No nos dejemos manipular por la hegemonía mediática.

cedice@cedice.org.ve

@cedice

RAFAEL ALFONZO H. | EL UNIVERSAL
lunes 9 de julio de 2012 12:00 AM