Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Galería de Tiro: El gobierno culpa a los medios de comunicación por la criminalidad

THE ECONOMIST COMENTA SOBRE CRIMINALIDAD EN VENEZUELA

Traducción del más reciente artículo de The Economist sobre violencia en VenezuelaTraductor: Carlos Goedder Publicado en The Economist el 21 de agosto de 2010, pág. 37

La posibilidad de ser impactado por una bala en Caracas puede ser mayor que en cualquier lugar del mundo, exceptuando zonas de guerra. Cheuk Woon Yee Sinne, una jugadora de béisbol descubrió eso el 13 de agosto. Al salir al campo de juego para un partido en la Copa Mundial Femenina de Béisbol, en un estadio militar en la capital de Venezuela, una bala perdida le alcanzó en la pierna. Su equipo pronto se retiró del torneo.

Esto fue embarazoso para el gobierno de Hugo Chávez, quien se enfrenta a una elección legislativa el 26 de septiembre. Se dijo que el balazo fue un incidente aislado y se trasladó el torneo a una localidad fuera de la capital. Mas también se tiene otra solución al problema del crimen en Venezuela: suprimir las estadísticas negativas sobre crimen e impedir que los medios de comunicación publiquen imágenes violentas.

El gobierno suspendió la publicación de información sobre asesinatos hace varios años. Aún así, Roberto Briceño León del Observatorio de Violencia Venezolano, una ONG, dice que un reporte del gobierno al cual ha tenido acceso pone la tasa de asesinatos nacional en 75 por 100.000 personas, elevándose respecto al valor de 49 hace apenas cuatro años y casi duplicando la tasa en la vecina Colombia donde las guerrillas continúan la guerra.

El reporte estima la tasa de asesinatos en Caracas en un sorprendente 220 por 100.000 habitantes. Eso es incluso más alto que en la mexicana Ciudad Juárez controlada por el narcotráfico. “No tengo la menor duda que Caracas es la ciudad más violenta del mundo”, dice el Sr. Briceño-León.

En 1998, antes de que el Sr. Chávez se convirtiera en presidente, había 4.550 asesinatos en el ámbito nacional, una magnitud que se había mantenido constante por muchos años. Si se hubiese mantenido allí, más de 70.000 de quienes encontraron la muerte en forma violenta en la década reciente estarían vivos hoy. Mas los números han crecido inexorablemente y en 2009, dice el Sr. Briceño-León, el total fue 19.113.

Cuando él reveló el nivel de violencia durante un debate televisado en el canal en español de CNN a principios de este mes, fue confrontado con una sonora carcajada por Andrés Izarra, el anterior ministro de información del Sr. Chávez. El Sr. Izarra, quien acostumbraba trabajar para CNN y ahora dirige una rival, Telesur, para el gobierno venezolano, acusó a CNN de ‘pornografía periodística’. Mas no suministró ningunas estadísticas alternativas.

Uno de los periódicos más importantes de Venezuela, El Nacional, respondió a las fanfarronadas del Sr. Izarra concediendo mucho espacio de su primera plana a una fotografía, tomada en diciembre, de cuerpos en la morgue caraqueña.

Las autoridades anunciaron que demandarían al periódico por contravenir una ley protegiendo a los niños y jóvenes de imágenes violentas. Aún así, otros cuatro periódicos reprodujeron la imagen. La autoridad máxima de detectives del país dijo que la foto había sido tomada en 2006 y que las condiciones habían mejorado desde entonces. Mas con los medios de comunicación impedidos de acceso a la morgue, el punto fue difícil de probar.

El Sr. Chávez habla por horas en radio y televisión, varias veces a la semana. Mas en años él ha dicho poco o nada sobre la creciente criminalidad. La estrategia de ignorar el asunto ha funcionado políticamente. En encuestas de opinión, la mayoría no hace al Sr. Chávez directamente responsable. Mas en la medida que la violencia crece, esto parece estar cambiando. ‘La gente está empezando a culpar al Presidente’ dice Saúl Cabrera de Consultores 21, una encuestadora. En una de sus encuestas, hecha a principios de junio, el 55% de los encuestados declaró al Sr. Chávez como el responsable directo de sus problemas más urgentes, con la criminalidad encabezando la lista.

Juzgando por la reacción de los interlocutores oficiales esta semana, la gente del Sr. Chávez está bastante consciente del peligro potencial que esto puede hacer a su elección. Los tribunales, que están controlados por el gobierno, obstaculizaron a El Nacional para publicar ninguna información sobre violencia y entonces entorpecieron a todos los medios de comunicación impresos de publicar fotos sobre el asunto por un mes.

Además de culpar a la prensa, el régimen está buscando por otros chivos expiatorios. Héctor Navarro, un ex ministro de educación que es ahora portavoz del partido socialista, dice que el crimen es producto de la negligencia de políticas para la juventud durante el régimen pre-Chávez. El Sr. Briceño-León replica que “ellos tienen una política de culpar al gobierno anterior. Mas no parecen darse cuenta que, tras 11 años en el poder, ellos son el gobierno precedente”.

Traducción únicamente para fines divulgativos.