Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Gobernar con el mercado. Narciso Guaramato Parra

En días pasados, escuche una entrevista que le realizó Oscar Schémel al economista cubano Juan Triana Cordovi, profesor de la Universidad de la Habana y asesor del Gobierno de la isla.

Me interesaba conocer por que caminos transitaba la economía cubana. Me impresionó gratamente el reconocimiento que le concedió a la economía de mercado y su sistema de precios. Destacó la importancia que tienen los precios para transmitir la información correcta sobre el comportamiento de los bienes y servicios ¿Cuáles escasean? ¿cuáles tienen una sobre oferta? Etc. Cuando se controlan estos precios esta vital información se pierde, adicionalmente sin precios reales, no se pueden calcular los costos reales, lo cual imposibilita producir eficientemente.

El economista cubano enfatizó lo perjudicial de prolongar en el tiempo los controles: “Creo que hay que manejar los países y los proyectos de desarrollo de acuerdo a las leyes económicas. Los controles de precio y de cambio al final son transgresiones de determinadas leyes económicas. (…) Si los precios se distorsionan, las señales hacia el sector productivo se distorsionan y los efectos sobre la productividad y la eficiencia son al final muy malos, son costosísimos para el país en mediano y largo plazo”.

Igualmente destacó la apertura del mercado y el reconocimiento del sector privado para el logro del desarrollo del país, pero lo más sorprendente fue la afirmación que realizó sobre el papel del Estado en la economía y el sistema económico que se debe aplicar: “Hay que gobernar con el merado, no contra él, ni para él. Reconocimiento explícito de la economía de mercado como el mejor sistema económico para la producción y distribución de bienes y servicios y del fracaso del sistema de planificación centralizada. “…existe la convicción de que el socialismo que Cuba conoció y se empeñó en llevar adelante hasta finales de los 90, y que después fuera nuevamente «rescatado», es inviable, no solo desde el punto de vista económico sino también social y político”(Triana Cordovi. Juan. “Cuba: ¿de la «actualización» del modelo económico al desarrollo?, Nueva Sociedad 242)

Parece que hay vientos de cambio en la Economía Cubana, el tiempo dirá si es simple retórica o se basa en hechos reales.

Cambiando el tema, debemos decir que nos parece totalmente exagerada la calificación realizada por el presidente Obama de Venezuela como peligro para los Estados Unidos de Norteamérica. Así como también nos parece exagerada la reacción del Gobierno Venezolano. Deben existir mecanismos diplomáticos para solucionar cualquier devanencia entre ambos gobiernos.

NARCISO GUARAMATO PARRA
guaramatoparra@gmail.com
@guaramatoparra